Perfil del Usuario
Norberto Loza

Norberto Loza editor

En Venganzas del Pasado desde el 29 de marzo de 2013 11:28

Norberto Loza
Norberto Loza el 8 de diciembre de 2016 07:12 en La venganza será terrible del 07/12/2016 dijo:

“El azúcar sería muy caro si no se hiciese cultivar por esclavos la planta que la produce. Estos individuos son negros de pies a cabeza, y tienen la nariz tan aplastada que casi es imposible compadecerlos. No cabe en la cabeza de Dios, ser sapientísimo, pensar que haya puesto un alma —y sobre todo, un alma buena— en un cuerpo completamente negro”.

(Cita de Alejandro Dolina del capítulo V “De la Esclavitud de los Negros” del libro “El Espíritu de las Leyes”, escrito por Charles de Secondat, Barón de Montesquieu.)

El buen Charles no se detuvo ahí, naturalmente: http://imgbox.com/QMRkl9Tu

Norberto Loza
Norberto Loza el 6 de diciembre de 2016 21:25 en La venganza será terrible del 05/12/2016 dijo:

Floren, el zumbido de 50 Hz (y armónicos de esa frecuencia) es de origen; parece una deficiencia de blindaje de las señales de audio, o de puesta a tierra de los equipos de la radio, o de ambas cosas. Como fuera (esto puede explicarlo mejor Juan Schwindt), es imposible que ese zumbido sea introducido por VDP, ya que por definición de captura de streaming por software, no existe aquí ninguna conexión analógica deficiente que pudiera producirlo. (De hecho, se oye claramente durante la transmisión en tiempo real del sitio de AM 750 y también queda registrado en RadioCut.)

Norberto Loza
Norberto Loza el 17 de noviembre de 2016 14:10 en La venganza será terrible del 16/11/2016 dijo:

A propósito del teatro en China: entre 1927 y 1933, Walter Benjamin leyó por radio unas cien monografías, repartidas entre Radio Frankfurt y Radio Berlín; se parecen mucho en forma y contenido a las del segmento dispositivo de LVST.

En el libro "Juicio a las Brujas y Otras Catástrofes" (una selección publicada por Interzona Editora) hay una charla titulada "El incendio del teatro en Cantón". Ahí, Benjamin describe algunas de las características del teatro chino (entre otras cosas, dice que prescinde de la tensión dramática para concentrarse en la tensión acrobática, que el actor es a la vez su propia escenografía), y da detalles del incendio del 25 de mayo de 1845, cuando murieron más de dos mil espectadores (el edificio era de bambú).

Menciono este libro porque creo que existe alguna conexión entre las charlas radiales de Benjamin y las de Dolina. (Algunos de los temas de las monografías de Walter Benjamin: la caída de Pompeyo y Herculano, La Bastilla, Kaspar Hauser, contrabandistas de alcohol en Estados Unidos, falsificación de estampillas.)

Norberto Loza
Norberto Loza el 15 de noviembre de 2016 23:05 en La venganza será terrible del 14/11/2016 dijo:

Coincido con usted, Chancho. ¿Quién podría poner en duda que Dolina es un gran escritor (su novela Cartas Marcadas lo confirma), un buen compositor musical (sabe cómo permanecer tonal sin que se note demasiado) y un humorista de amplio espectro que va desde Bernard Shaw hasta el paisano que fue a comprar supositorios, etcétera? Supongo que de él ya no esperamos más que algo de sorpresa intelectual, de transgresión y de presagio ominoso basado en las leyes de la termodinámica; fuera de eso, nadie en su sano juicio lo tomaría como hombre santo, como autoridad infalible o como modelo moral. (Esto último no es completamente cierto: en lo personal, nada me costó prestar atención a sus sugerencias de ser mal amigo, pésima persona, cínico, cruel y de carecer de todo afecto; tampoco desatendí sus observaciones sobre el carácter despreciable e hipócrita de nuestra condición humana.)

Dejo que Dolina siga peleando contra su propia decadencia física y su contradictoria comodidad en el aburguesamiento que tanto solía criticar; para ser sincero, sus opiniones sobre este sitio no me quitan el sueño. Salté sólo por la insultante acusación a Juan Schwindt y a todos nosotros, por extensión; por lo demás, tengo la obligación de ocupar mi tiempo y mis energías en asuntos más apremiantes (sobrevivir, por ejemplo).

Norberto Loza
Norberto Loza el 12 de noviembre de 2016 16:31 en La venganza será terrible del 11/11/2016 dijo:

Viyi, estoy completamete de acuerdo en que las redes sociales son antes empobrecedoras que enriquecedoras (además de fábricas de mal gusto, ignorancia, egocentrismo, paranoia e hipocresía); pero es evidente que VDP no es una red social y que Dolina jamás necesitó de este sitio (o de ningún otro) para obtener su merecida fama. Lo que se critica es que Dolina sugiera maliciosamente que alguien se atribuye aquí alguna clase de autoría, o que esto es un gran negocio que se aprovecha de su trabajo. De todos modos, el trato de Dolina hacia su público siempre fue bastante áspero, por decirlo suavemente (excepto cuando ese público está dotado de muy buenas gambas).

Norberto Loza
Norberto Loza el 12 de noviembre de 2016 01:24 en La venganza será terrible del 10/11/2016 dijo:

Juan Schwindt no gana un centavo con este sitio; seguramente que más de una vez tuvo que poner guita de su propio bolsillo para sostenerlo (eso sin contar la inversión más importante: muchísimas horas de desarrollo, depuración y mantenimiento). Por otra parte, quienes colaboran con este sitio también lo hacen —literalmente— por amor al arte. (Lo hacen porque están convencidos de que los contenidos de LVST merecen ser preservados.)

Si la producción de Dolina (cuya infinita ignorancia sobre el programa y sus circunstancias es proverbial) trabajara así, las cosas saldrían bastante mejor en la radio y en las presentaciones públicas. (Usted, querido Barton, que suele leer las cosas que escribimos, lo sabe mejor que nadie.)

Expreso aquí mi mayor admiración por la obra artística de Dolina y mi más honesto deseo de acomodarle una buena piña por sobrador y miserable.

Norberto Loza
Norberto Loza el 4 de noviembre de 2016 15:09 en La venganza será terrible del 01/11/2016 dijo:

No me enojo, Daril Dada; sólo me siento algo decepcionado al recibir una frase de azulejo del swami Ābahjāte Lāchabombā como argumento irrefutable contra ciertos asuntos científicos serios y muy complejos. No quiero llegar al punto de decir (por corrección política) que cada cual tiene su razón; sería reconocer la derrota definitiva del pensamiento crítico. (No estamos muy lejos de eso.) El derecho a la opinión está garantizado hasta por ley; pero también es un hecho que no toda opinión es válida en cualquier contexto.

Norberto Loza
Norberto Loza el 4 de noviembre de 2016 14:20 en La venganza será terrible del 01/11/2016 dijo:

Después de todo, para un maestro espiritual que tiene un conocimiento directo y absoluto del Universo, pasar por la facultad para estudiar Física debe ser un paseo en calesita. Quien puede lo más, puede lo menos.

(Prometo no hablar nunca más aquí de asuntos que no estén específicamente relacionados con LVST y con VDP.)

Norberto Loza
Norberto Loza el 4 de noviembre de 2016 14:09 en La venganza será terrible del 01/11/2016 dijo:

Daniel, el prenderse del título de un libro para apoyar un argumento es una actitud intelectualmente deshonesta; el libro de Hawking sobre la obra científica de Albert Einstein fue hermosamente titulado Una Ilusión Obstinadamente Persistente citando una carta de pésame escrita a la familia de Michele Besso: "Nun ist er mir auch mit dem Abschied von dieser sonderbaren Welt ein wenig vorausgegangen. Das bedeutet nichts. Für uns gläubige Physiker hat die Scheidung zwischen Vergangenheit, Gegenwart und Zukunft nur die Bedeutung einer, wenn auch hartnäckigen, Illusion".

("[Besso] me precedió por poco en la partida de este extraño mundo. Eso no significa nada. Para nosotros, creyentes en la Física, el divorcio entre el pasado, el presente y el futuro sólo tiene el significado de una ilusión, aunque una ilusión demasiado persistente".)

¿Hará falta aclarar que se trata sólo de unas palabras a la memoria de uno de los más queridos amigos de Einstein, que el inciso "creyentes en la Física" es humorístico y que el carácter pretendidamente ilusorio del tiempo es una frase retórica de consuelo por la muerte de Besso?

El libro de Hawking (una magnífica compilación de casi toda la obra científica de Einstein) es rigurosamente académico; en él no hay un solo indicio de hipótesis de la realidad como ilusión; sí hay mucho sobre las características del espacio pseudoeuclidiano de Minkowski, del principio de Hamilton, de la ecuación tensorial del campo gravitatorio, de la teoría de los invariantes, y de todas esas cosas los místicos evitan sistemáticamente por ser difíciles de verdad.

Hasta aquí llegué; un místico que desprecia porque sí el conocimiento científico es antes que nada un cínico, en el peor y más bajo de los sentidos clásicos. Que los maestros espirituales se bajen del pedestal donde ellos mismos se colocaron, que vayan a estudiar en la Universidad durante 20 años como cualquier hijo de vecino y que después (sólo después) vengan a hacer sus críticas científicas y epistemológicas.

Norberto Loza
Norberto Loza el 3 de noviembre de 2016 11:14 en La venganza será terrible del 01/11/2016 dijo:

Daniel, usted invierte los hechos: es el científico quien duda sistemáticamente de sus sentidos y de sus conocimientos, no el místico. Cuando el científico sospecha que existen animales invisibles al ojo desnudo, inventa el microscopio y comunica los detalles del hallazgo para que cualquiera pueda repetir su experiencia; el místico, en cambio, postula la existencia del alma (o de Dios, o de los ángeles) y exige que se le crea incondicionalmente, sin admitir que su pretensión sea sometida a instancia superior alguna. (El místico es o cree ser esa instancia superior.)

El conocimiento científico (asistido por la epistemología) construye proposi­ciones progresivamente verdaderas y sujetas a corrección; pero aunque las verdades científicas nunca sean completas o finales, el método científico puede identificar sus errores e intentar obtener aproximaciones de orden superior. Por ejemplo, la mecánica newtoniana es una aproximación de primer orden a la realidad física, la mecánica relativista restringida a los movimientos rectilíneos y uniformemente acelerados es una aproximación de segundo orden, la mecánica relativista general es una aproximación de tercer orden, etcétera. Ningún científico serio supone que el estado actual de la Física sea final, definitivo; por el contrario, no se hace otra cosa que trabajar por una teoría superadora que integre la TGR y la mecánica cuántica (los extremos de todo lo que podemos conocer: lo extremadamente grande y rápido y lo extremadamente pequeño) en una única teoría por ahora hipotética, que a su tiempo también será criticada y superada.

Nadie desconoce el carácter antidogmático y carente de autoridades infalibles del conocimiento científico (un científico fundamentalista es un oxímoron propiamente dicho). Si el mismísimo Einstein se levantara de su tumba y afirmara que la TGR es completamente falsa, tendría que demostrarlo como cualquier hijo de vecino; en ese sentido, Stephen Hawking y un estudiante de Física de Gualeguaychú se encuentran en igualdad de condiciones frente a la demostración de una hipótesis.

Volvamos a los místicos: cuando un maestro espiritual dice "es mejor amar que odiar", lo propone como verdad irrefutable, no como una expresión de deseos (equivalente a "me gustaría que todos amaran en lugar de odiar"); las expresiones de esa clase no pueden ser ni falsas ni verdaderas porque en el fondo no afirman nada, a pesar de sus formas asertóricas o apodícticas. Aquí está el verdadero dogmatismo intolerante, atribuido erróneamente por usted al conocimiento científico: el místico no aceptará ninguna crítica porque se sitúa en el ápice del conocimiento humano sin mostrar una sola credencial que lo confirme como autoridad irrefutable. (Este hecho, inofensivo en apariencia, costó millones de vidas en el sistema hindú de castas y en las hogueras de la Inquisición, sin ir más lejos.)

Alguien dice a Sri Nisargadatta que el dolor no es aceptable; el gurú responde: "¿Por qué no? ¿Ha intentado usted aceptarlo alguna vez? Inténtelo y encontrará en el dolor una dicha que el placer no puede trasmitir, por la simple razón de que la aceptación del dolor le hace a usted mucho más profundo que la aceptación del placer". Es una lástima que el señor Nisargadatta no haya conocido los efectos benéficos del ibuprofeno. (Tal vez lo haya usado a escondidas de sus discípulos.)

https://www.youtube.com/watch?v=NWkXBoQudws

Norberto Loza
Norberto Loza el 2 de noviembre de 2016 20:43 en La venganza será terrible del 01/11/2016 dijo:

No estoy interesado en ganar una discusión por medios retóricos; solo le diré, Daniel, que mi fe literalmente cura heridas, sana enfermedades, descubre verdades inalcanzables para el sentido común, revela el origen de la vida y las especies, y explica cómo funciona el Universo; su fe, en cambio, es apenas un poco de mala literatura.

Después de todo, Albert Einstein escribió en "Cómo Veo el Mundo" (libro jamás leído por aquellos que tanto creen citarlo) que "tampoco me es posible concebir que un individuo sobreviva a su muerte corporal; esta clase de pensamientos sólo pueden servir de alimento para las almas débiles, temerosas o ridículamente egoístas".

Norberto Loza
Norberto Loza el 2 de noviembre de 2016 13:59 en La venganza será terrible del 01/11/2016 dijo:

Nuestros sentidos corporales (no somos otra cosa que este cuerpo), sus extensiones artificiales y nuestra inteligencia nos permiten descubrir verdades que los maestros espirituales ni siquiera alcanzaron a sospechar. Es el conocimiento científico el que informa a Gangaji (Merle Roberson de Texas, a decir verdad) de la existencia de una galaxia a 13.000 millones de años-luz y no al revés.

No son los grandes maestros espirituales quienes develan los grandes misterios de la vida (de hecho, hasta ahora no descubrieron uno ni por casualidad), sino los científicos.

Propongo un problema moral: ¿cuál es el límite para abandonar la tolerancia? ¿Hitler, Himmler? ¿Por qué? ¿Dónde deben comenzar las excepciones a la ley del Amor Universal?

Norberto Loza
Norberto Loza el 2 de noviembre de 2016 09:41 en La venganza será terrible del 01/11/2016 dijo:

Cita del diálogo entre X e Y: “X - Todas las personas cosechan el resultado de sus propios pensamientos, palabras y acciones, y sufren por sus errores”.

Me parece que se trata de una petición de principio; vemos todos los días cómo canallas, genocidas, racistas, partidarios del sistema de castas, destructores de sistemas de producción y de Estados nacionales, etcétera, prosperan, son felices, forman familias, tienen perros, gozan de impunidad y mueren pacíficamente, rodeados de sus seres queridos. (Alguien objetará que esa felicidad no es genuina, pero ¿qué podría hacernos creer que no lo es?)

“Y - ¿Cuál es, entonces, ese camino mejor?
X – Es el camino del Amor; es el dejar de ver a otros como malos, sin importar lo que piensen, digan o hagan. Es un estado del corazón sereno y pacífico”.

¿“Sin importar lo que piensen, digan o hagan”?

Entonces, si el señor Himmler viniera a proponerme una Endlösung para el problema judío, ¿yo debería responderle que no estoy de acuerdo con él, pero que respeto su opinión y que no lo veo como una mala persona? ¡De ningún modo! ¡Quiero verlo muerto y enterrado, junto con toda su banda de psicópatas!

Otro Allen (no James, sino Woody) dijo en “Manhattan” que la mejor forma de discutir con nazis es con bates de beísbol y ladrillazos; creo que ese principio es aplicable también a neoliberales que con una sola firma ministerial crean millones de pobres que inevitablemente morirán de hambre (si es que tienen suerte y no les toca otro final peor aún).

Llámeme señor Y, Daniel Franz, pero no me pida que ame a quienes desean matarme; no soy tan noble como usted; de hecho, si alguien demostrara sin lugar a duda que la muerte de diez o veinte personas clave impediría un genocidio, entonces yo mismo me ofrecería para matarlas sin miramientos. (Carezco de vocación de violencia, aunque no al punto de permitir pasivamente que me maten en nombre de alguna doctrina racista o económica.)

Aclaración necesaria: no tengo la costumbre de ver todo lo que hago como bueno, justo y necesario; en realidad, no ignoro ni niego mi condición de miserable.

https://www.youtube.com/watch?v=BCb2Le3wtIk

Norberto Loza
Norberto Loza el 27 de octubre de 2016 14:53 en La venganza será terrible del 26/10/2016 dijo:

"Saint Withold footed thrice the 'old;
He met the nightmare, and her nine fold;
Bid her alight
And her troth plight,
And aroint thee, witch, aroint thee!".

Borges, que no ignoraba la etimología de la palabra nightmare, prefirió concebirla (al estilo de Shakespeare y Washington Irving) como la yegua de la noche. (La imagen de una yegua desbocada parece físicamente más temible que la de un elfo o un demonio nórdico.) Supongo que el aparente error de Dolina es deliberado, que en realidad se trata también de una elección estética.