La querella de las imágenes y el coro fatal de León V el Armenio