Encontrá todos los archivos de audio en MP3 del programa de radio La Venganza Será Terrible de Alejandro Dolina

21 de Octubre de 2002

Dédalo el inventor

Transcripción automática

0:00:00 Hablaremos queridos amigos, de Dévalo, el ingeniero, el inventor.
0:00:09 Empecemos diciendo que no se sabe mucho sobre la ascendencia de Dévalo.
0:00:14 Algunos llaman a su madre al SIPPE, otros MÉROPE, otros YFINÓE,
0:00:20 y con el padre pasa lo mismo.
0:00:23 Pero Dévalo pertenecía a la Casa Real de Atenas,
0:00:27 y después de todo, mucho no se importa.
0:00:29 Lo que nos importa es que era un herrero admirable.
0:00:32 La diosa Atenea le había enseñado el oficio.
0:00:36 Era además un gran artesano, uno de los más famosos de toda Grecia.
0:00:40 Parece que así, a disculpe, no sé, es maravida con las manos.
0:00:43 Las estatus que DERA lo modelaba, confundían a la gente,
0:00:48 pensaban que eran personas, y él solía divertirse provocando enganiosos encuentros.
0:00:56 La mujer de DERA, lo incluso, solía pasar el plumero a DERA,
0:01:06 mientras le preguntaba a la estatua que DERA lo se había consumido de sí mismo,
0:01:13 cuando pensaba tirar esa porqué liga.
0:01:26 Era también inventor de recursos mecánicos,
0:01:33 estatus animadas, por ejemplo, cosas así.
0:01:37 Uno de sus aprendices, el hijo de su hermana, no de su hermana relógica,
0:01:42 de la hermana de DERA, lo que se llamaba Policaste,
0:01:46 que parece un tiempo pasado de largo.
0:01:56 Se llamaba Talos, Policaste, que se llamaba Talos, el chico, el sobrino.
0:02:05 Y se había convertido en un artesano tanto más habilidoso que su propio maestro,
0:02:11 y solo tenía 12 años.
0:02:13 Y Talos, además, encontró un día el marcilar de una serpiente,
0:02:19 o señor dice en algunos, el espinal se dio un pez,
0:02:22 y al ver que podía utilizarlo para cortarlo un palo por la mitad,
0:02:25 lo copió en hierro el muy degenerado, y así inventó ese rucho.
0:02:33 Ese y otros inventó a suyo, como la rueda de alparero,
0:02:37 el compás para trazar círculos,
0:02:40 porque antes los reondeles salían pésimos,
0:02:46 hasta que Talos inventó el compás.
0:02:51 Bueno, todo eso le valió una gran reputación en Atenas,
0:02:54 y de DALOS se impureció, estaba muy celoso.
0:02:58 Tan celoso que un día llevó a Talos,
0:03:00 hasta el techo del Templo de Atenea, en la crópolis,
0:03:03 le señaló ciertas vistas lejanas,
0:03:06 y cuando el joven miró al horizonte,
0:03:08 de DALOS le encajó una patada,
0:03:11 y lo hizo caer a tierra,
0:03:14 y murió el pibetal.
0:03:19 Lo cierto fue que el dedo lo corrió al que el acrópolis
0:03:26 munició el cadáver de Talos en una bolsa,
0:03:29 con el propósito de enterrarlo en secreto.
0:03:33 Pero justo por ahí pasaban unos tifos,
0:03:35 y el dedo lo asustado, le explicó que había guardado,
0:03:38 y adosamente una serquiente muerta, como mandaban los cánones.
0:03:43 Mientras decía eso,
0:03:45 manchas de sangre muy sospechosas aparecían en el saco,
0:03:48 en la bolsa, y su crimen fue descubierto.
0:03:52 El areó pago lo de esta ropa por asesinato.
0:03:56 Dicen también que el alma de Talos,
0:03:58 del joven artesano asesinado,
0:04:02 voló de forma de perdiz,
0:04:06 y que policaste la mamá,
0:04:09 se aburcó al entregarse de su mar.
0:04:13 Entrifecido y solitario, Dédalo resolvió ennegrar al sur,
0:04:18 así que partió decidido instalarse en cualquier sitio
0:04:21 donde quisieran darle trabajo como artesano.
0:04:24 Y llegó por fin a la isla de Creta.
0:04:27 Dédalo, el rey del lugar,
0:04:30 no lo doy un momento en emplearlo a su servicio.
0:04:33 La fama del artista ya había llegado hasta el sur,
0:04:36 y junto a Minos, Dédalo vivió algún tiempo en paz.
0:04:40 El herrero se transformó en arquitecto y escultor del reino de Creta.
0:04:46 Como sabemos, un buen día, la mujer de Minos,
0:04:50 partifa, se enamoró de un toro,
0:04:53 de un toro que el Dios Poseidón había hecho surgir del mar.
0:04:56 A la pena le gustó el toro.
0:04:58 Y Dédalo, para que ella pudiera satisfacer sus deseos,
0:05:03 construyó una vaca de madera, de culpa en ustedes.
0:05:07 De este modo, ella se metió dentro
0:05:11 y el toro ha engañado con su modo aquel amor bestial.
0:05:17 Aquel amor bestial resulta de cual nació el minotauro.
0:05:23 Aquel monstruo con cabeza del toro y cuerpo de hombre.
0:05:30 Minos, el marido de paz,
0:05:33 avergonzado por aquellos amores,
0:05:37 le ordenó a Dédalo que construyeron un inmenso palacio llamado La Brinto,
0:05:43 formado por un embroso tal de salas y corredores
0:05:47 que nadie excepto Dédalo era capaz de descifrar.
0:05:52 Y así encerraron al monstruo al minotauro.
0:05:57 Minos se mostró muy conforme con la obra de Dédalo,
0:06:01 lo felicitó, lo recompensó con tesoros,
0:06:04 pero al poco tiempo el rey se enteró,
0:06:07 cosa que no sabía, de que Dédalo había ayudado a Pazifa
0:06:11 a juntarse con el toro.
0:06:13 Entonces lo encerró, redondamente, en el laverinto.
0:06:17 Pero Pazifa lo liberó.
0:06:19 Dédalo quería volverse a tenas, pero era imposible,
0:06:23 no solo porque era una ciudad donde muchos lo tenían por asesinos,
0:06:27 sino también porque el rey Minos no estaba en absoluto dispuesto
0:06:31 a perder un arquitecto tan genial,
0:06:34 y por las dudas que había prohibido que sus barcos los hubieran a bordo.
0:06:37 En recuerdo de verdad, era difícil entrar y salir de creta,
0:06:41 si no tenía santerización.
0:06:44 Había incluso una automata,
0:06:47 cuyo constructor era el propio Dédalo.
0:06:50 El automata también se llamaba Talos como el Sobrino Asesinado,
0:06:55 y recorría velozmente las cosas de creta,
0:07:00 y le tiraba piedras a las naves que se acercaban sin santerización,
0:07:05 y denunciaba a gritos a los que trataban de escambar.
0:07:10 Finalmente, no me acuerdo que un fuegue le sacó una clavija
0:07:16 que contenía un líquido que se daba vida,
0:07:20 y pues el automata dejó de funcionar.
0:07:27 Yo iba a decir que murió, pero era un automata.
0:07:30 Bueno, el caso es que Minos no lo dejaba salir a legal.
0:07:34 Pasaron los años, Dédalo se casó con una cretense,
0:07:38 y tuvo un hijo llamado Ícaro como todo el mundo se sube.
0:07:42 El niño tenía tanta facilidad como el padre para las artes manuales,
0:07:47 y culpa a ustedes, y fue para Dédalo un consuelo, y disculpe a ustedes.
0:07:53 Los años de desfierro ya no importaban tanto,
0:07:57 porque se entretenía con el hijo,
0:08:00 intentando éste y aquel artefacto.
0:08:03 Cuando Ícaro creció, se pusieron de acuerdo para escaparse de creta.
0:08:08 La cosa no era fácil.
0:08:10 Una noche, mientras miraba por la ventana de su taller,
0:08:13 Dédalo vio pasar volando una gavillosa.
0:08:16 Inmediatamente se le ocurrió la idea de construir para él y su hijo,
0:08:20 Ícaro, unas salas que le permitieran huir de creta volando.
0:08:24 Como se ve, el método de la invención, al menos en aquellos años,
0:08:28 era siempre el mismo.
0:08:30 Uno veía algo pasar por la ventana,
0:08:34 y inmediatamente inventaba un artefacto que emulaba la efectividad
0:08:39 de lo que uno había visto pasar.
0:08:41 Ya hemos visto al comienzo de esta charla como,
0:08:44 viendo la mandíbula de, no sé qué, pez,
0:08:48 y los dientes, con forma de sierra,
0:08:52 el sobrino de Dédalo, llamado Talos, inventó ese ruso.
0:08:56 Y ahora viendo, volar a una gavillosa, Dédalo inventó unas salas para volar.
0:09:03 Se trata de estar acento a las cosas que suceden.
0:09:06 Por ejemplo Einstein vio un átomo,
0:09:12 pasar por su ventana, pasar siluando por su ventana.
0:09:16 Inmediatamente inventó el átomo.
0:09:23 Inventó la bomba atómica.
0:09:27 Bueno, entonces para inventar unas caldas,
0:09:31 empezaron a juntar plumas, como saben, como bien sabían los hermanos Wright.
0:09:36 Para eso contó con la ayuda de Híkaro,
0:09:39 que resultó experto en detectar plumas de gavillosa,
0:09:42 en algo en que se despertó.
0:09:45 Híkaro lo era, en detectar plumas de gavillosa en las playas de Sienza.
0:09:49 Juntaron cientos, y luego las clasificaron una por una.
0:09:54 Dédalo coció pluma con pluma, con un hilo muy fino,
0:09:58 y después las pegó con cera.
0:10:01 Ya con las alas listas se acercó a su hijo y le dijo,
0:10:06 vámonos.
0:10:07 Y le pidió que no volara a demasiada altura
0:10:11 para que el sol no pudiera la cera,
0:10:13 ni muy bajo para que el mar no mereciera las plumas.
0:10:20 Se me dirá, es curioso, es curiosa esta recomendación,
0:10:27 siendo que conforme ganamos altura,
0:10:30 en realidad la temperatura desciende
0:10:34 a un grado por cada 180 meses.
0:10:38 Pero Híkaro pensaba que, por el contrario,
0:10:41 las temperaturas se hacían cada vez más insoportables,
0:10:43 conforme uno se acercaba a los hombres.
0:10:46 El sentido común esto lo indicaba.
0:10:49 El sentido común se lo indicaba.
0:10:51 Y luego, no debe ser caso, el sentido común.
0:10:57 En todo caso, Híkaro me sobredeció a aquella sorbre,
0:11:01 y comenzó a remontarse hacia el sol.
0:11:04 Vio como son los hijos de los artesanos
0:11:06 cuando empiezan a probar las alas
0:11:09 que el padre les ha construido.
0:11:11 Poco después, Dédalo miró hacia atrás
0:11:14 y vio como las plumas de las alas de su hijo
0:11:16 plotaban en el agua.
0:11:18 Y luego, se le llamó.
0:11:20 Y ha sido un recurso cinematográfico.
0:11:23 No vio como se caía, Dédalo.
0:11:26 Vio ya las plumas los tan los sobre el agua.
0:11:30 Así que esto está contado de un modo cinematográfico,
0:11:34 no de cine argentino, si os damos.
0:11:41 El calor del sol había derretido la cera,
0:11:44 así que tenía razón Híkaro y no nosotros.
0:11:47 Y si te responde, Dédalo.
0:11:50 Híkaro se había ahogado.
0:11:52 Dicen que Dédalo describió círculos alrededor del lugar
0:11:56 hasta que el cadáver de los hijos salía a la superficie
0:11:59 y luego lo llevó a una isla para enterrarlo.
0:12:02 Y el lugar se se llama ahora Híkaria.
0:12:04 Otro cinematográfico dice que en realidad
0:12:07 Dédalo hizo decreta embarco.
0:12:10 Y que él subía a Sicilia sucedió en accidente.
0:12:15 Que no era de la cera de reptillas,
0:12:18 sino más bien el de un barcundío.
0:12:22 El caso es que Dédalo llegó, supongamos,
0:12:25 que volando hasta Cúmas, allí donde la civil,
0:12:28 la cerca de Nápolis.
0:12:30 Y luego le hizo una visita camí con Sicilia,
0:12:33 donde lo recibió el rey Pócalo.
0:12:37 Allí Dédalo construyó cientos de edificios.
0:12:41 Un buen día en Vinos se presentó en el reino del Pócalo
0:12:44 buscando a Dédalo, muy bien.
0:12:47 Se había quedado con la sangre en el ojo, muy bueno.
0:12:50 Y el rey Pócalo intentó esconder a Dédalo,
0:12:54 pero el rey decreta hizo lo siguiente.
0:12:57 Por todas partes donde pasaba
0:12:59 mostraba una caparazón de caracol y un hilo
0:13:01 y prometió una recompensa si en su pie se pasara el hilo
0:13:04 por los espirales de caparazón.
0:13:07 Nadie podía solucionar el problema
0:13:09 y Pócalo tentado, el rey tentado,
0:13:12 planteó la dificultad a Dédalo
0:13:14 y Dédalo le apunió a una hormiga
0:13:16 y metió el insecto en aquel pequeño laberinto
0:13:21 y resolvió el problema.
0:13:24 Entonces Pócalo triunfante le llegó a Minos,
0:13:27 la caparazón enhebrada,
0:13:29 y Minos se dio a cuenta de que Dédalo,
0:13:31 el hombre más ingenioso de la cuadra,
0:13:34 estaba allí.
0:13:36 Pócalo tuvo que resignarse a entregarlo a Dédalo,
0:13:40 pero antes de hacerlo, para salvarlo,
0:13:43 encargó a sus hijas que mataran a Minos.
0:13:46 Si se lo encarguese, se lo entregó a Minos,
0:13:49 pero primero lo mató.
0:13:51 Se les costaba no entregárselo.
0:13:54 No, se lo entregó,
0:13:56 pero lo mató para que no pudiera llevarlo.
0:13:58 En realidad lo mataron a Minos en un baño,
0:14:01 y invitaron a bañarse.
0:14:03 Las hijas del rey Coca Lechegre,
0:14:06 vengan a pegarse una coca gada,
0:14:08 dedujeron a Minos,
0:14:10 y con un invento de Dédalo,
0:14:14 que era un sistema de cañadilla de coca le echaron algo hirviendo
0:14:17 y lo pelaron como un chancho.
0:14:20 Así se murió Minos,
0:14:23 que después por acomodo fue de juez saltar,
0:14:26 fue con Sarpedón,
0:14:31 y Rávama, que subió.
0:14:34 Después de la muerte de Minos,
0:14:37 está yo entre los cretencios y sicilianos
0:14:40 una guerra terrible, por aquel mismo asunto.
0:14:43 No imagínense, los cretencios acusaron
0:14:46 al rey Coca Lechegre de matar a Minos,
0:14:50 y que se salió.
0:14:52 Dédalo, sin un aso lado,
0:14:54 fue el sobrino,
0:14:56 el sobrino de Ráfeles,
0:14:58 que lo ayudó con la ayuda de Ráfama.
0:15:00 Se fue una serrenia,
0:15:02 y así Dédalo dio a este lugar,
0:15:04 siempre que obra,
0:15:06 que todavía sobrevive en aquel lugar,
0:15:08 y que se llama Dédalo.
0:15:10 Pero nunca más volvió a Tenas,
0:15:13 y nada se sabe de su muerte.
0:15:15 Parece que se quedó viviendo por allá,
0:15:18 trabajando siempre de artesano o inventor,
0:15:20 y quizá no a Malson.
0:15:22 Y ahora todavía está construyendo
0:15:25 estos ingenios tan extraordinarios.
0:15:30 Es una época que no ha mirado mucho
0:15:32 la ciencia aplicada,
0:15:34 incluso despreciaba
0:15:37 lo que hoy llamaríamos tecnología.
0:15:40 Los grigos preferían la pureza del pensamiento,
0:15:43 cuando veían a alguien que aplicaba la ciencia,
0:15:46 lo acusaban de Vanada Bússico
0:15:48 de trabajar con las manos,
0:15:50 y entonces es probable que no lo hagan querido tanto.
0:15:54 A Dédalo.
0:16:00 ¿A quién dedicar esta charla?
0:16:03 Bueno, a Carlos, al sobrino asesinado de Dédalo,
0:16:06 que para mí era mejor que Dédalo,
0:16:08 para mí.
0:16:12 ¿Cuál es el argumento del cual se va a estar para mí?
0:16:15 Para mí, yo...
0:16:17 Para mí, este...
0:16:19 Para mí que era mejor, al menos para mí.
0:16:26 A mí, no, pobre menos,
0:16:29 pobre menos con la mujer que le tocó.
0:16:31 La mujer ya había preparado,
0:16:33 la mujer, a mí nos andaba con muchas menos,
0:16:35 disculpe, me...
0:16:37 la involuntario parón, y no...
0:16:43 Bien...
0:16:47 y había hecho un hechizo...
0:16:51 fácil, ¿eh?
0:16:54 Qué algo tenía que ver con sí,
0:16:58 conforme al cual,
0:17:00 cada vez que menos
0:17:03 llegaba a la cúspide de un alco amoroso,
0:17:07 salían de su cuerpo
0:17:09 escorpiones en insecto venenoso,
0:17:13 lo cual provocaba
0:17:15 un cierto estupor en su amante.
0:17:19 Un cierto estupor primero y la muerte después,
0:17:21 porque los escorpiones,
0:17:23 lo primero que hacían eran picar.
0:17:26 ¿Y qué picaban?
0:17:28 Bueno, a la dama que encontraba allí,
0:17:33 esto le dio una cierta mala fama,
0:17:35 a mí, no,
0:17:37 que le alejaba a la amante.
0:17:39 Yo le decía, no es por nada, pero...
0:17:42 no es por vos.
0:17:46 Ahí también, digamos,
0:17:48 a todos los inventores en general,
0:17:50 ahí que se pasan observando la natural lista,
0:17:53 para inventar si ven un agabioto, un avión,
0:17:57 si ven, este...
0:18:00 un machinar de pez, ese ruso, ese ruso,
0:18:03 antes no había cerruchos, o lo sabía,
0:18:05 pero eran perfectamente ilústiles,
0:18:07 porque no tenían...
0:18:09 una similitud con los dientes de un pez,
0:18:12 eran completamente ilusios,
0:18:14 y de antes se pasaba cerruciendo,
0:18:16 inútil mes, claro,
0:18:18 según el permiso de la expresión.
0:18:28 ¿Qué otro invento, digo,
0:18:30 que he realizado así,
0:18:32 mirando?
0:18:36 Por ejemplo, mirando,
0:18:38 una isotave,
0:18:40 zancuras, un flamenco, por ejemplo,
0:18:43 si ven inventaron los zancos.
0:18:48 Siempre hay que mirar.
0:18:49 Lo primero que hace un inventor,
0:18:50 un inventor, es mirar la naturaleza,
0:18:53 y... porque aprendemos todo de la naturaleza.
0:18:59 Ajá, todos los logros científicos y tecnológicos,
0:19:02 la naturaleza está...
0:19:04 Claro, son una initación de la naturaleza.
0:19:07 Y en toda la naturaleza,
0:19:09 es copio,
0:19:11 mirando los ojos de los animales.
0:19:17 El plumero.
0:19:19 El plumero, ¿dice?
0:19:21 Mirando los animales con plumas.
0:19:26 ¿El palo?
0:19:28 El palo.
0:19:29 El palo.
0:19:30 El palo de los animales.
0:19:32 Ah, el palo guardelón.
0:19:34 Bueno, hemos ido a la discoteca.
0:19:40 ¿Estaba el discotecario?
0:19:42 Estaba el discotecario,
0:19:44 y le encargamos discos sobre dédalo,
0:19:47 sobre inventores, sobre hijos desobedientes,
0:19:50 sobre alas que se...
0:19:55 que se derriten ante la prosignad del sol,
0:19:58 y nos dio el resultango,
0:20:00 que se llama Averespacios,
0:20:02 y que se llama también un paso fíjaro.
0:20:05 Lo canta su autor,
0:20:07 el incomparable Carlos.
0:20:09 Adelante, Don Carlos.
0:21:02 ¡No vamos a toolkit 숲 были spontaneously, Ferguson-F schooling,
0:21:31 de mi corazón
0:21:39 mi destino el candar en la vida
0:21:43 y se me acelera tu sueño
0:21:48 si ha salido este cielo no salió
0:21:52 al ton burdo de dar que se adió
0:21:57 perdonad mis homees, amor
0:22:00 en la oeste y la tabula
0:22:04 la madre que muera
0:22:06 salió y la besarse
0:22:09 y va a pecer su suelo por ti
0:22:12 no voy a verme
0:22:14 adiós, tu hombre
0:22:18 muera, amor
0:22:20 tu amor, tu vida
0:22:22 me pese a lo un perro
0:22:24 me pese a los calores
0:22:26 como una calción
0:22:29 te empiezas
0:22:31 la lucha de mi amor
0:22:34 de la pora de las noces
0:22:37 me cuente si yo
0:22:39 yo a te portugado
0:22:41 la vera y la tabula
0:22:43 su suelo por tu lado
0:22:46 de por todo
0:22:53 perdonad mis prometas por el al
0:22:58 olvidadme lo que me gusta
0:23:01 de la madre
0:23:03 que no salga y no me obliga a dejar
0:23:07 y va a pecer su suelo por ti
0:23:11 no voy a verme
0:23:22 a cantar a Carlos
0:23:24 de Carlos y Cádiz Camo
0:23:26 ave de paso
0:23:28 y lo ha cantado bien para este
0:23:30 que agradezco a estas placas de buen gusto
0:23:32 en un mundo que no suele tenerlo
0:23:34 y que agradezco a todos
0:23:36 que lo haces

Comentarios (0)

No hay comentarios. ¡Podés ser el primero en comentar!


Tenés que Iniciar sesión para comentar.
Podés darle estilo y formato al texto utilizando Markdown