Encontrá todos los archivos de audio en MP3 del programa de radio La Venganza Será Terrible de Alejandro Dolina

29 de Agosto de 2013

El templo de Jerusalém

Transcripción automática

0:00:00 Hoy en el continuamos a la venganza será terrible desde el auditorio de Radio de Plata, mañana y pasado mañana también estaremos aquí, Gorriti 5963 con público presente en la entrada es libre y gratuita.
0:00:14 Hablaremos del templo de Jerusalén y digamos primero que el rey David fue un gran rey por distintos motivos. Reunió en su persona las funciones reales y sacerdotales.
0:00:31 Él fue que creó una capital nacional y religiosa que fue Jerusalén. A pesar de que ocasionalmente era un poco perverso, David era un hombre de profundo sentimiento religioso.
0:00:46 También tenía cualidades artísticas, según la tradición era músico, poeta y salmista. Además sus resultados militares no tuvieron igual en la historia de los judíos.
0:00:59 En Jerusalén realizó construcciones de gran importancia y además trajo el arca que era la reliquia más preciosa que poseían los israelitas y la depositó en su propia ciudad.
0:01:11 A pesar de todo eso no construyó un templo grandioso para albergar el arca.
0:01:18 Ahora bien, de paso. ¿Qué era el arca? ¿Qué era en verdad el arca de la alianza?
0:01:25 Pues se trataba de un humilde mueble religioso que originalmente contenía el pacto con Dios. Era simplemente un cajón de madera de un metro 20 por 75 centímetros de profundidad sostenido por varas.
0:01:43 Falta evidentemente si era un cajón, me falta una medida.
0:01:53 No era un objeto del culto que mereciera veneración. Sin embargo los israelitas asignaban cualidades divinas a la palabra de Dios, de modo a las palabras de Dios.
0:02:06 De modo que como allí se guardaban las tablas, en cierto sentido la deidad vivía en el arca.
0:02:13 Muchas veces el arca era llevada a la batalla como emblema de guerra y en los viejos tiempos había sido el centro físico del culto israelita.
0:02:24 Pero el que sí construyó un templo fue el hijo de David Salomon. Ya hemos hablado muchas veces de él.
0:02:32 Era un hombre bien distinto a su padre, un hombre secular. En realidad casi se convirtió en un monarca de cercano oriente, con su lujo y su goato.
0:02:44 Su reputación de saber se basaba quizá en la disposición a mostrarse duro.
0:02:51 Introdujo el trabajo forzado como forma de servicio nacional.
0:02:56 Y el primer libro de los reyes dicen que había 80.000 hombres en las canteras, 70.000 transportando piedras y 30.000 talando los cedros del Líbano.
0:03:06 En el orden militar creó un gigantesco ejército de carros. Parece que tenía unos 1.500 vehículos y más de 4.000 caballos.
0:03:16 Volter, que siempre está en contra de estas cosas, afirma que se trata de un número demasiado elevado para un país que no tenía absolutamente ningún camino.
0:03:25 Pero bueno, no solamente se usaban los carros en los caminos.
0:03:29 Salomon estableció altos impuestos, fomentó el comercio y se casó por razones comerciales con hijas de todos los príncipes vecinos.
0:03:40 Sin ir más lejos fue el marido de la hija del farabón de Egipto y anfitrión de la famosa reina de Saba, que llegó de Arabia Meridional, para promover el tráfico de mil ránsienzo y especias.
0:03:54 Salomon tenía una alianza política con Girán de Tiro, otro gran monarca.
0:04:01 Las relaciones diplomáticas con este hombre incluían concursos de adivinanzas, en los que se hacían fuertes apuestas en efectivo y que llegaban en ocasiones a involucrar ciudades y regiones enteras.
0:04:16 Salomon y Girán se las pasaban acuneando enigmas que a veces contribuían a mejorar la economía de sus países, es decir, cuando el otro no ha acertado.
0:04:28 También eran socios en una flota de naves que iban al país de Ófir, probablemente en el África Oriental, probablemente en el cuerno de Somalia.
0:04:39 Siempre se ha discutido donde quedaba ese dichoso país de Ófir.
0:04:44 Los dos reyes comerciaban con animales raros, o mejor dicho en animales raros, y aves, como también en madera de sándalo y marfil.
0:04:55 Pues bien, Salomon, vendedor de armas, poetas y administrador de una justicia que a veces se complacía en el capricho y la paradoja, fue ese fue el que construyó el templo.
0:05:09 Hoy nada queda de la jerusalén de Salomon, que fue sumergida incluso bajo el enorme templo que más tarde erigió, sería mejor.
0:05:20 El libro de los reyes describe ese templo.
0:05:28 Tenía tres alas cada una de diez metros de ancho.
0:05:33 Un Salón Santo, me estoy refiriendo al de Salomón, o sea, vuelvo, tres alas cada una de diez metros de ancho.
0:05:41 Un Salón Santo y unos veinte metros de longitud, y el Santa Santorum, allá en el fondo, un cuadrado, diez metros de helado, completamente oscuras, igual como ocurría con los santuarios de los templos egipcios.
0:05:54 Y voy a decir algo a ustedes.
0:05:56 Y que no era muy grande.
0:05:57 No, no era muy grande. Este es un templo de Salomon.
0:05:59 ¿Món en Magy?
0:06:00 En una época en que no, no, no, era muy pobre los reyes.
0:06:05 Tanto en Grecia como en este caso en los hebreos, no había grandes riquezas.
0:06:13 Y después se construyeron cosas hermosas, pero observando algunas medidas económicas de la ciudad de Atenas, por ejemplo, la prohibición de exportar hijos, te has cuenta que no eran muy ricos.
0:06:32 Que no eran muy ricos.
0:06:33 Que no era muy ricos.
0:06:34 Por ahí una multa que consistía, le imponían a una nación una multa de cien buéries.
0:06:43 Entonces no serían estados muy poderosos.
0:06:46 Después sí, o quizás los chinos, los persas, si tuvieron un oropel mayor, no, eran más ricos, más sumtuosos, digo.
0:06:59 Como si esto fuera una virtud.
0:07:01 El caso es que aquel era el edificio, que no se parecía nada al estilo de los israelistas.
0:07:08 Los arvaniles y los artesanos eran fenicios.
0:07:11 Dos pilares de bronce cada uno de 12 metros de altura protegían un altar revestido de oro.
0:07:17 Ahí tenés.
0:07:19 La madera de cedro cubría el piso y los muros.
0:07:22 Los viejos cedros del Líbano.
0:07:25 En el Santa Santorum estaban las reliquias del culto de la religión de Yabé.
0:07:31 En Arca de la Alianza estaba incluso Leisen, el Callado, el Bastón de Moisés, la vara de Aharón, el Jarro de Maná, el Almohadón, que era una piedra,
0:07:45 sobre cual descansó la cabeza Jacob cuando tuvo su sueño de la escalera.
0:07:51 Bueno, pero para la época de la caída de Jerusalén, que fue en el año 587 a.C., todas esas cosas habían desaparecido hacía mucho tiempo.
0:08:01 Salomón aprovechó el templo para promover una reforma religiosa, orientada hacia el absolutismo real, en cuyo marco, el rey controlaba el único santuario donde podía venerarse a Dios.
0:08:15 El templo de Salomón fue demolido, junto con gran parte de la ciudad, por las tropas de Nabucodonossor, justamente en el 587 que acabo de inventar.
0:08:29 Todos los rey de Jerusalén, junto con toda la tropa de príncipes, hombres fuertes, artesanos y herreros, fueron llevados a Babilonia, cautivos,
0:08:45 y sólo quedaron en el lugar los más pobres del país.
0:08:49 Algunos judíos como el Profeta Jeremías dieron en pensar que la resistencia era inútil, puesto que la destrucción de Jerusalén era la voluntad de Dios, y Nabucodonossor, un agente del Señor.
0:09:01 Cuando la ciudad cayó, el Profeta Jeremía fue obligado a instalarse del lado opuesto de la frontera egipcia, donde continuó denunciando los pecados que habían acarreado la venganza del Señor.
0:09:15 El templo fue erificado, mucho después, nuevamente, por Herodes el Grande, un rey que fue al mismo tiempo un político brillante, un estadista sabio, ilúcido, pero también sanguinario, supersticioso, ingénmo y un poco loco.
0:09:34 Es nada menos que el gestor de la degollación de los inocentes.
0:09:38 Es evidente que Herodes se atuvo al modelo de Salomón, su objetivo fue perpetuar su memoria con una construcción colosal.
0:09:49 Gastos grandiosos en auditos actos de beneficencia, fundó y construyó una ciudad nueva que era cesárea, una ciudad marítima, muy romana.
0:10:03 Tenía un gigantesco puerto, un anfiteatro donde se celebraban juegos cada cuatro años, y también una gigantesca figura de César, ya que los romanos estaban ahí.
0:10:14 Según dice Flavio Josef, aquella figura no era inferior al Júpiter Olímpico, que era una de las siete maravillas del mundo antiguo.
0:10:22 En el año 22 a.C., Herodes convocó a una Asamblea Nacional y anunció la obra de su vida, que era la reconstrucción del templo.
0:10:31 Para ello, hubo que demoler lo que quedaba del templo de Salomón.
0:10:37 Bueno, la totalidad de la Basta Construcción exigió 46 años, y los artesanos todavía continuaban completando las decoraciones, no mucho antes que los romanos arrasaran todo en el año 70,
0:10:54 quiere decir que habían pasado 92 años y todavía le estaban poniendo cosas.
0:10:59 Para alcanzar los efectos grandiosos que él deseaba, Herodes duplicó la extensión del monte del templo.
0:11:05 Había muros de sostén, puentes, soportes, portones a los que se accedía por rampas y escaleras.
0:11:13 El santuario estaba a mucho mayor altura que el de Salomón, y era mucho más grande.
0:11:18 La piedra utilizada era excepcionalmente blanca, brillaba con destellos de oro a la luz del sol.
0:11:24 La prodigiosa plataforma tenía una extensión de 17 hectáreas, 17 manzanas, calcula, ¿no?
0:11:30 1600 metros de perímetro.
0:11:38 Las columnas corintias tenían 9 metros de altura, y eran tan gruesas que 3 hombres con los brazos extendidos no podían abarcarlas.
0:11:49 Los peregrinos llevaban así por centenares de miles en las grandes fiestas.
0:11:53 Había un patio exterior abierto a todos, en sus puertas y en sus claustros los cambistas de dinero cambiaban monedas de todo el mundo
0:12:02 por los que te daban los ciclos santos que se usaban para pagar las tasas del templo.
0:12:08 Y estos hombres fueron los que provocaron la furia de Cristo.
0:12:13 Los sacrificios normales eran dos corderos al alba, me, y otros dos a la tardesa.
0:12:19 Los coristas cantaban acompañados por una orquista.
0:12:23 Cada fiesta se consumía en 2700 kilos de incienso.
0:12:29 Pero qué humo, señor.
0:12:31 Durante las peregrinaciones cada peregrino ofrecía por lo menos un sacrificio individual,
0:12:37 de modo que miles y miles de animales debían ser muertos en tiempo muy breve.
0:12:42 Los judíos de todos los rincones de la diáspora aportaban dinero
0:12:47 y el lugar se convirtió en el tesoro general de toda la riqueza judía.
0:12:52 En el año 63, después de Cristo, estalló la gran revuelta, estaban los romanos allí,
0:12:59 se revelaron los judíos contra los romano,
0:13:01 y desde la muerte de Nerón las relaciones entre los judíos y Roma se habían deteriorado.
0:13:06 Además, un odio cada vez más acentuado fue creciendo entre griegos y judíos.
0:13:13 En verdad, los gentiles helenizados eran la élite de Palestina.
0:13:18 Ellos integraban la clase de los ricos y fueron desarrollando,
0:13:22 a semejanza de los griegos de Alejandría también, un fuerte sentimiento antisemitano.
0:13:29 Y en esa época comienzan las fábulas en contra de los judíos,
0:13:33 se repetían interminablemente, ¿no?
0:13:36 Fábulas que hablaban de adoración, a los asnos, de sacrificio sumar, todo eso.
0:13:41 También se decía que evitaban la carne de cerdo porque eran propensos a enfermar de lepra.
0:13:47 Los romanos, que en principio eran buenos amigos, fueron distanciándose
0:13:52 más que nada con el imperio y con los emperadores que se postulaban en ellos mismos como dioses
0:13:59 y pedían hacia ellos un culto que los judíos se negaban desde luego a respetar.
0:14:03 En el año 66 la guarnición romana, mayoritariamente integrada por griegos, fue atacada y masacrada.
0:14:11 Desde el comienzo, la gran revuelta fue una guerra civil y racial.
0:14:16 Pero fue también una guerra civil entre judíos, no solamente entre griegos y judíos,
0:14:23 porque la clase alta de Jerusalén apareció identificada con los griegos.
0:14:29 Vespaciano y después su hijotito llegaron desde Roma con 60.000 hombres y Jerusalén cayó.
0:14:37 Los habitantes fueron vendidos como esclavos, el templo fue destruido y las murallas reducidas a escombro.
0:14:44 Y hoy solo queda un pequeño fragmento de aquel enorme templo y es el muro de los lambres.
0:14:55 Esto es todo lo que quería decir acerca del templo de Jerusalén o los dos templos de Salomón y de Herodescindas.
0:15:06 Hemos ido a la discoteca, el discotecario no estaba.
0:15:13 Es una linda historia. El discotecario mandó decir que eso no era nada con la casa que él se estaba construyendo en Ránela.
0:15:23 En Ránela tenía casi 200 metros de superficie.
0:15:29 Pero qué tiene que ver?
0:15:31 Pero usted sabe cómo es el discotecario.
0:15:33 Sí, ya sé. Le dio un disco.
0:15:35 Esta vez me dio un disco.
0:15:37 Es complicado.
0:15:38 Es una canción judía muy linda.
0:15:40 Mira este.
0:15:41 El célebre Don Adona que vamos a escuchar cantado por Joan Baez. Adelante.
0:19:08 Era Joan Baez. En la venganza será terrible Don Adona.

Comentarios (0)

No hay comentarios. ¡Podés ser el primero en comentar!


Tenés que Iniciar sesión para comentar.
Podés darle estilo y formato al texto utilizando Markdown