Encontrá todos los archivos de audio en MP3 del programa de radio La Venganza Será Terrible de Alejandro Dolina

29 de Julio de 2004

Ipatia, de Alejandría

Transcripción automática

0:00:00 Hablaremos hoy de Hipatia de Alejandría.
0:00:04 Así que busquemos en Alejandría a mediados del siglo IV después de Cristo,
0:00:09 y por esos tiempos el Egipto era una provincia romana,
0:00:13 y Alejandría estaba bajo el poder de los funcionarios del imperio,
0:00:17 entre paréntesis se habían hecho cristianos allá por el 313,
0:00:21 sin mayor beneficio para nadie, verdaderamente.
0:00:24 Allá en el 313 calculó cuando Constantino se hizo cristiano el mismo,
0:00:29 entonces que estaba en medio de una batalla y se le apareció en el cielo una cruz,
0:00:34 y la inscripción algo así, no signó 20, y él venció y entonces hizo cristiano,
0:00:42 eso es lo que dicen.
0:00:43 Pero cuentan que en Alejandría eran permanentes las peleas callejeras
0:00:49 entre las distintas acciones de cristianos,
0:00:52 e incluso pagarnos que pervivían en la ciudad.
0:00:56 No eran tiempos buenos para aquellos ciudadanos y para los estudiosos que iban a la biblioteca,
0:01:02 que ya estaba un poco perjudicada por varios aquellos incendios y esas.
0:01:06 Se ha dicho también, esto creo que se ha dicho acá incluso en este programa
0:01:12 que hablábamos de los nópticos, o vaya a saber de qué decía,
0:01:17 que era como una especie de deporte nacional de Alejandría la discusión teológica.
0:01:23 No había taxímetros desde luego, pero si los hubiera habido,
0:01:29 los taximetreros seguramente mantendrían con sus clientes toda clase de discusiones teológicas.
0:01:38 Y la gente discutía todo el tiempo de teología, no como ahora,
0:01:42 sino discutía nunca, porque no por haber arribado a un acuerdo, o mejor dicho sí,
0:01:47 si ha arribado al acuerdo de no creer absolutamente ni nada.
0:01:50 Bien, con respecto a la biblioteca, digamos que desde la Fundación, allá en 297 a.C.,
0:01:59 la biblioteca soportó algunos incendios, invasiones y choreos.
0:02:05 Primero fue Julio César en el 47, un incendio casual se dice, ¿no?
0:02:12 Allí se destruyeron algo así como 70.000 rollos de los 533.800 que había.
0:02:20 Y el siguiente ataque contra la biblioteca fue el del emperador yoclesiano,
0:02:25 allá por el 295 d.C., que reprimió una rebelión en Alejandría.
0:02:31 Se armó la rebelión, el tipo se desañó con la biblioteca.
0:02:35 Allí parece que fue destruida buena parte de la obra de Pistágoras que se guardaba en Egipto.
0:02:41 En el año 391 d.C., el emperador Teodosio I, arrasó la biblioteca junto con otros edificios paganos que se doy el museo.
0:02:51 La biblioteca sobrevivió bastante maltricia y finalmente en el 646,
0:03:01 en ocasión de la invasión árabe, se destruyó por completo.
0:03:04 Pero hoy nos interesa contar algo que sucedió un poco después de la invasión de Dioclesiano.
0:03:10 En el año 370 nació Hipatia de Alejandría.
0:03:14 Su padre era Teón, un matemático y astrónomo pagano que trabajaba en la administración y además daba clases en la biblioteca.
0:03:26 Cuentan que Teón hizo algo verdaderamente insólito por esos tiempos,
0:03:30 que fue incluir a su hija Hipatia en su grupo de discípulos.
0:03:36 Así que le enseñaba la ciencia y todo eso.
0:03:39 Hipatia era una linda mujer de ojos verdes.
0:03:42 Cuando a mí me dicen, es una linda mujer de ojos verdes, no espero mucho.
0:03:50 Parecen un comentario, el comentario perdonabilla de un peluquero.
0:03:55 Una linda mujer de ojos verdes.
0:03:59 Sin embargo, no lo era.
0:04:02 Si no lo era una vieja, no llegó a ser.
0:04:08 Sabemos que tenía ojos verdes y también sabemos que cuando se desplazaba parecía bailar, lo cual no pareció una virtud.
0:04:17 Imagínense recorriendo las calles de Alejandría con pasos de tango o de pasos dobles.
0:04:25 No, no tampoco me era.
0:04:29 Se sabe que sí tenía varios pretendientes, pero que ella los rezasaba porque estaba dedicada exclusivamente al estudio.
0:04:37 Sócrates Scolastico fue un historiador de Hipatía, un biógrafo.
0:04:43 Claro que escribió la biografía 200 años después de la muerte de esa chica.
0:04:48 Bueno, este cuenta que Hipatía cada día desde muy temprano se sometía al ejercicio físico y después tomaba barrios
0:04:58 que le permitían concentrar la mente para dedicarse al estudio de la ciencia.
0:05:02 Así que ya saben los jóvenes que se dedican al estudio de la ciencia.
0:05:08 Lo primero que hay que hacer es levantarse desde luego y tomar baños.
0:05:15 Porque los baños le enfrigan a uno los sesos y los preparan para el ingreso de las nociones que encuentran el seso fresco y resettivo.
0:05:27 Como cuando uno está sucio y un poco sofocado.
0:05:31 Que viene la noción y encuentra la célula cerebral cerrada, resistente.
0:05:39 Y no ingresa.
0:05:40 Hay que meterse en el agua y refrescarse bien y el melón te queda esponjoso.
0:05:46 Y viene la noción y tomamos por caso el Teorema de Sales y que te metes al medio del marote.
0:05:55 Tentra una cuenta de dividir, tentra hasta la hipófisis terigoidea sin ir más lejos.
0:06:03 Eso cuando te bañas con agua fresca.
0:06:06 Ahora si vos te quedas en la cama entonces no.
0:06:08 La noción viene y que rebota.
0:06:10 La primera célula ya sale para la puerta de la vida.
0:06:14 Le digo para que entiendas cómo funciona.
0:06:16 Se verifica el aprendizaje.
0:06:21 En otro orden de cosas parece que era una hija más digna de arte, misteria y afrovista.
0:06:25 De si te gustaba más la ciencia que el amor.
0:06:29 Y patiase dedicó durante 20 años a enseñar matemáticas, geometría, astronomía y filosofía.
0:06:35 Sus compañeros las llamaban precisamente lapidosos.
0:06:41 Para mí que para cargarlas.
0:06:43 Cuando en el barrio a una le dicen lapidosos, lo fa.
0:06:47 No es con mucho rato.
0:06:49 Ahí van las pidosos.
0:06:50 A mí me dice parece que estuviera bailando.
0:06:56 Hipatía enseñaba según las premisas del neo platonismo, del plotino,
0:07:04 que había estudiado en Alexandria al 240, después de Cristo y el de las demanaciones.
0:07:11 No tiene mucha gracia.
0:07:18 La cuestión fue que Hipatía ganó tal reputación, por decirlo así,
0:07:23 que al museo Alejandrino asistían estudiantes de Europa para escucharla.
0:07:28 Dice Sócrates Escolástico, el muógrafo.
0:07:32 O sea, que está grado de cultura, que superó conmugas todos los filosofos contemporáneos.
0:07:38 Explicaba toda la ciencia filosófica a quién lo deseara.
0:07:43 Se estaba de además que inventó un aparato para destilar el agua
0:07:47 y un hidrómetro graduado para medir la densidad de los líquidos.
0:07:52 Pero como se había dicho, Hipatía era pagana y le tocó vivir en tiempo duro para el paganismo.
0:07:58 Había un cristianismo reciente en el imperio, así que calculé.
0:08:02 Estaban muy ocupados en vengarse todas las que habían hecho los pagados.
0:08:08 Y lo dijo Sililo, patriarca cristiana de la gendría que hemos hablado,
0:08:13 siempre sin constancia de lo más amarga.
0:08:16 Había hecho llegar a la ciudad a centenar de hombres fanáticos y brutales
0:08:21 que destruían monumentos paganos e incluso a algunos hombres que había dentro de los templos, etc.
0:08:29 Es decir, a veces para destruir un templo pagano, decía Sililo,
0:08:33 no había más de medio de destruir también los que estaban dentro.
0:08:36 Así se le ha gastado el amigo Sililo, un verdadero santo, realmente.
0:08:41 Bueno, por su saber, inmediatamente los amigos de Sililo sospecharon de Hipatía.
0:08:50 Empezó a considerársela como una perra lúbrica
0:08:54 que se entregaba a las sortillas de los hechijeros y que les creciaba a Cristo.
0:08:58 Naturalmente, ese es lo primero que no piensa cuando una señora enseña matemáticas.
0:09:12 Muchos de los seguidores de Hipatía y otros sabios se convirtieron en cristianismo,
0:09:17 pero ella no quiso saber nada con la conversión.
0:09:21 Hipatía tenía un amigo en el poder que era Orestes, un prefecto romano que incluso iba a sus places.
0:09:28 Orestes quiso tentarla con la nueva fe, pero no hubo paso.
0:09:35 Durante el acuarezma del año 45, Hipatía fue asesinada por un grupo de monjes fanáticos.
0:09:42 Parece que uno de sus pretendientes, un tal cerónimo,
0:09:47 la estaba presiliendo decidido a que existan las c****as.
0:09:52 Dice la crónica que, a fuerza de calcular el curso de los astros con ellas,
0:09:56 cerónimo había caído enamorado.
0:09:58 Es el lugar que imagina ese.
0:09:59 Va toda la noche a la casa de una amena a calcular el curso de los astros.
0:10:05 Una, dos, tres, no, qué se va.
0:10:07 La semana, más que el curso de los astros.
0:10:11 Qué astro, qué astro, qué sodiaco, qué sodiaco, ni qué san Jorge.
0:10:17 Vení para acá.
0:10:20 Vení para acá, dejáteme ir al parque.
0:10:30 Pero la estaba presiliendo literalmente.
0:10:33 Estaba caminando atrás ella para decirle de una vez, a ver si nos amemos.
0:10:38 Y aparecieron justo los monjes fanáticos,
0:10:42 que lo que querían era otra cosa, querían matarla, elónimo no.
0:10:46 Bueno, estos setes fueron contados por un obispo de Hipto,
0:10:51 llamado Juan del Incio, que no estaba así desde luego.
0:10:54 Y parece que un grupo de impetuosos y violentos,
0:10:59 la persiguieron, la golpeó, la arrastraron incluso por toda la ciudad,
0:11:04 lo que pareció una demacía, ¿no?
0:11:07 Hasta llegaron a un templo llamado Cesario,
0:11:09 ahí continuaron cortándole, golpeándolas, aquí se me daban.
0:11:13 ¿Por qué vamos a describir y enfatizar esto?
0:11:18 ¿Incluso dicen algunos que la descuartizaron,
0:11:21 que quemaron los pedacitos?
0:11:23 Bueno, qué sé.
0:11:25 Después del prefecto romano, el amigo y el alumno de Hipatia,
0:11:28 informó de los hechos y pidió a Roma una investigación.
0:11:33 Pero nadie le dio bolígica.
0:11:35 Apareció una respuesta común y propia de alguno perverso,
0:11:39 sirio de alecandría, seguramente el instigador de aquella muerte,
0:11:42 dijo que Hipatia seguro que estaba viva en algún sitio de arteas.
0:11:47 Es muy propio de los peores asesinos,
0:11:50 el negar incluso que sus víctimas estén muertas.
0:11:53 Con la muerte de Hipatia, si que usuró,
0:11:56 le enseñaba eso, el pensamiento del Platón y de su seguidor plortino,
0:12:01 no sólo en Alejandría, sino en el resto del imperio.
0:12:05 Dicen algunos historiadores medievalistas que esta muerte,
0:12:08 allá en el 400, fue un escalón y un precedente claro hacia los oscurantismos
0:12:17 que vinieron de Fuerza.
0:12:20 Es decir, que es la historia de la pobre Hipatia,
0:12:23 una muchacha de ojos verdes que se desplazaba por la calle como quien bailaba,
0:12:29 que no estaba interesada en amores,
0:12:32 que se bañaba con agua fresca todas las madianas
0:12:35 para permitir que el pensamiento del plortino
0:12:38 ingresara en su organización psicológica.
0:12:43 Aquí quiero usted dedicar esta historia,
0:12:46 que es muy dificil para hacer contada a los niños,
0:12:51 que no sé en qué sentido.
0:12:55 Aprendeo Te Rompo el Almas una metáfora adecuada,
0:12:58 una moraleza mejorísima, adecuada para incluir.
0:13:02 Te cuento esta historia del niño y lo miras fijamente,
0:13:04 le dices, entendiste, con cara amenazante,
0:13:08 con cara de estilo de Alejandría.
0:13:12 El niño quizás no lo has entendido, pero a la vista de alguien
0:13:15 que quiera capaz de cargarse a 27 de uso a qué...
0:13:18 Va a poner más voluntad.
0:13:19 ...pondrá voluntad para todo.
0:13:23 Bueno, Alejandro, quiero...
0:13:24 Voy en este orden, este orden didáctico, leyendo, renecedenda, mejor dicho,
0:13:29 en estupendo libro de Jaime S. Verde, que es el rector de la universidad,
0:13:34 que se llama La Trajeia Educativa,
0:13:36 que es uno de los libros más inteligentes y más tristes que yo he leído últimamente.
0:13:43 Está describita con tanta lucidez esta trajeia,
0:13:47 la trajeia de la educación argentina y mundial también,
0:13:51 que uno no puede tener que asombrarse, que entristecerse,
0:13:58 que disponer su espíritu a la espera de cualquier calamidad.
0:14:02 Y recuerdo al escuchar estos oscurantismos civilianos,
0:14:09 que el estado de ánimo al observarlo resultó parecido al que yo sentía
0:14:16 al leer el libro, el triste libro, triste y estupendo libro de Jaime S. Verde.
0:14:22 Digo, esto antes que me olvide, ¿no?
0:14:24 Bueno, hemos ido a la discoteca, ¿o te a quién se lo dedicaba?
0:14:27 A Jero, en lo que la percibida confina es noble.
0:14:30 Con fin es noble, el tipo que quería revolcarse con ella era un terreno.
0:14:35 Era un tipo de tío tino, ni de platón, ni de apagado, ni de gnósticos, ni de nada.
0:14:43 Y de pagarnos, y pagarnos lo que nos debe.
0:14:47 Bien, rico, rico.
0:14:52 Tenía el objetivo claro, el tipo.
0:14:54 Sí, como tantos de nosotros.
0:14:56 Sí, tenés un objetivo claro, no es siempre una virtud, ¿no?
0:15:00 En general, las almas más simples, más elementales, más vulgares, más vatas
0:15:05 y más perversas tienen los objetivos más claros que la persona considerada.
0:15:14 Bien, hemos ido a la discoteca a buscar algún disco relacionado con esta mujer,
0:15:22 con el estudio de la astronomía y de las estrellas, etcétera.
0:15:30 Y encontró un disco del sextito cabernet, que se llama algo así,
0:15:36 cuando le pides un deseo a una estrella, cuando deseas ante una estrella, no?
0:15:42 When you wish, open star.
0:15:47 Y con eso ahí deseas.
0:15:51 Que es lo que habrá dicho el propio Jero, el mundo.
0:15:57 Deseando ante la puerta de una estrella, pero deseando a quien enseñaba el camino.
0:16:07 Así que, when you wish, es el tema que vamos a escuchar por el sextito cabernet
0:16:13 y que es un tema que comenzaba las emisiones de los programas de Disney.
0:16:26 ¿Quién tenían algo, o pretendían tener algo de deseo relacionado con este?
0:16:34 Entonces, luego que no era muy parecido a estos deseos, a los de Jerónimo, o tal vez,
0:16:41 adelante el sextito cabernet con la canción que se llama, cuando le pides un deseo a una estrella.
0:16:49 Cuando le pides un deseo a una estrella,
0:16:58 lo que hace es que lo que sea,
0:17:04 anything of our tears that will turn to tears.
0:17:18 In your heart, in your dreams,
0:17:24 no requires this to explain.
0:17:30 When you wish upon a star,
0:17:37 don't give a heart to a man.
0:17:43 Baby, in your heart,
0:17:49 only pray to God that love
0:18:25 may or give his hand.
0:18:33 So, pray to God that love
0:18:41 Hemos acusado al sextito bocado de cabernet interpretando con arreglos de ala y dolina
0:18:49 cuando le pides un deseo a una estrella.

Comentarios (0)

No hay comentarios. ¡Podés ser el primero en comentar!


Tenés que Iniciar sesión para comentar.
Podés darle estilo y formato al texto utilizando Markdown