Encontrá todos los archivos de audio en MP3 del programa de radio La Venganza Será Terrible de Alejandro Dolina

22 de Marzo de 2006

Jacob y Esaú

Transcripción automática

0:00:00 Se agrueran mellizos y tuvieron problemas acerca de quién de los dos era el primogénito, ya en el vientre macarna.
0:00:08 Ya en el vientre macarna. Rebeca probablemente no podía dormir, oyendo las discusiones de ambos mellizos que tenían diálogos muy lo lento.
0:00:17 Se agrega de quién le convenía la ser primera.
0:00:20 También se ha dicho que no es seguro, no en todas las circunstancias, que quien hace primero es el primogénito,
0:00:29 porque algunas entienden que la píldora que ha sido puesta primero en un tubo es la que sale última.
0:00:36 Así que en ese sentido dan el derecho de primogénitura a que el mellizo que sale en último tarde.
0:00:45 También se ha hablado, ustedes saben que Jacob era reggaeado un poco,
0:00:52 que se ha hablado de una lucha que de momento previa el nacimiento entre Jacob y esa u.
0:00:58 Y ahí parece que esa u lo tomó el pie a Jacob que se apretaba a nacer y lo dejó un poco rengo para todo el día.
0:01:09 Más audaz todavía es la conjetura de Grace que dice que como lo tomó por debajo de la planta del pie,
0:01:18 es decir, subplanta, y ahí viene la palabra subplanta.
0:01:25 Y fue lo que hizo esa u para nacer primero.
0:01:29 El caso que en aquella carrera que le habrá costado un verdadero honor de cabeza, por no decir otra cosa, a Breveca,
0:01:40 esa u egresó en primer término y fue considerado primogénito por un largo rato.
0:01:48 Pero un día, aprovechando el cansancio de su hermano y el hambre y la oportunidad,
0:01:58 Jacob le cambió el derecho de primogénitura por un plato de el pie.
0:02:05 Y el otro derrollaje, no, no hay nada. Yo como es el hambre.
0:02:10 Y entonces claro, imagínense, esa u quedó un poco enocada.
0:02:18 Esa u era colorado y peludo y más grandote que Jacob.
0:02:24 El caso que esa u quería vengrarse por haber quedado como segundo,
0:02:31 y Jacob estaba huyendo de su hermano porque no lo casaba.
0:02:34 Breveca la mamá le dijo que rajara a la casa de su hermano, el hermano de él,
0:02:39 el hermano de Breveca que llamaba la van, que vivía en Paranarán.
0:02:43 Y le dijo, mira, Jacob, permanece allí el tiempo suficiente
0:02:47 hasta que a esa u se le pase la bronca. ¿No sabes cómo es?
0:02:52 Y ya el papá de Jacob estuvo de acuerdo con la huida
0:02:56 y le indicó a Jacob que en Paranarán buscará esposa entre las hijas de su tío.
0:03:02 Con esas indicaciones y con miedo, Jacob abandonó a sus padres.
0:03:06 Por eso ya tenía 63 años, que era poquísimo para esa época.
0:03:12 Cuando esa u se enteró de la huida de Jacob, envió a su hijo, Elifaz,
0:03:17 para que lo matara y lo despojara de todas sus pertenencias.
0:03:21 Elifaz, que era un célebre arquero, se hizo acompañar por 10 hombres,
0:03:27 para decirme equipo de fútbol, claro, un arjén inmersivo y eso a ganar.
0:03:31 Disculpen. Se hizo acompañar por 10 hombres en la persecución
0:03:36 y alcanzó a Jacob en Sikyan.
0:03:38 Jacob le rogó que tomara todas sus pertenencias y que le perdonara la vida.
0:03:44 Elifaz hizo eso, perdonó la vida y tomó todas sus pertenencias.
0:03:48 Dejó a su tío desnudo y se llevó el voltín a su casa.
0:03:53 Esta muestra de confasión enfureció a esa u todavía más.
0:03:57 ¿Y cómo le mataste ya al tío?
0:04:00 No, dice, no lo he matado, pero he utilizado todas sus pertenencias, lo de que es desnudo.
0:04:07 Y se abusa enfureció.
0:04:09 Cuando se te dice una cosa, tenés que hacer lo que te dice el tío.
0:04:14 Bueno, Jacob tenía entonces que viniera una ulterior persecución por parte del propio Saúl
0:04:21 y se apartó entonces en el camino de Sikyan y se acercó al pueblo de Luz.
0:04:26 Pero debido a la desnudez,
0:04:30 Jacob no se atrevió a atravesar las puertas de la ciudad.
0:04:34 Decidió dormir afuera.
0:04:36 Este es el menos.
0:04:38 Y como no tenía alforjas, utilizó una piedra a modo de almohada.
0:04:43 Según algunos escritos, esta piedra era prodigiosa
0:04:49 y fue la que posibilitó la visión y el sueño que citaremos a continuación.
0:04:54 Esa piedra en realidad eran doce, que estaban allí en tiempos en los que hadán había erigido un altar.
0:05:02 Abraham también había pasado por allí.
0:05:05 Cuando Jacob eligió una de estas piedras para apoyarse,
0:05:09 las piedras gritaron al mismo en lo cual ya hay un prodigio singular.
0:05:14 De cada otra, tu cabeza sobre mí gritaron las piedras y se unieron milagrosamente.
0:05:22 Semejante prodigio no le impidió a Jacob considerar el sueño,
0:05:26 como hubiera ocurrido con cualquiera de nosotros.
0:05:28 Imagínense dormir sobre unas piedras que acaban de gritarnos.
0:05:32 Y esa noche sonió con una escalera apoyada en tierra y cuya cima tocaba los cielos.
0:05:48 Sonió con una escalera apoyada en tierra y cuya cima tocaba los cielos.
0:05:53 Yo siempre me imaginé y no sé por qué, en una escalera muy elemental.
0:06:01 Y ahora pienso que no, que le iba a haber soñado con una escalera considerable,
0:06:06 no sé si era tierra.
0:06:10 Jacob vio ángeles que subían y bajaban por ella, amontonados,
0:06:16 saludándose a algunos preocupados, otros refolciendo.
0:06:21 Eso es lo que soñó Jacob.
0:06:24 En el sueño, en el sueño Jacob o yo una voz.
0:06:28 La voz dijo, soy el Dios de tu padre Isaac y de su padre Abraham.
0:06:33 La tierra en que estás acostado te la doy para ti y tu descendencia.
0:06:40 Se extenderás al poniente y al oriente, al norte y al medio día.
0:06:46 No te abandonaré hasta haber cumplido lo que te he dicho.
0:06:50 Y a ver había agujido a Jacob como fundador de Israel.
0:06:57 Como dijimos al comienzo, los hijos de Jacob, los hijos de Israel,
0:07:01 que estaron las dos tribus.
0:07:04 Pero no nos importa eso, sino las conjeturas acerca de esta escalera soñada.
0:07:11 Jacob se despertó asustado naturalmente, imagínase.
0:07:15 Supo que en aquel lugar no se soñaba un sueño cualquiera.
0:07:19 Se soñaba la puerta del cielo.
0:07:23 Y además la puerta que se soñaba estaba allí.
0:07:27 Tomó la piedra que se había puesto como almohada.
0:07:30 Y esa piedra, quiero decirle, estaba dentro del arco de la alianza.
0:07:35 Era una de las pequeñas cosas que estaban dentro del arco del alianzo.
0:07:41 Recuerdo el bastón de Moisea y alguna otra cosa.
0:07:45 Bien, tomó esta piedra que se había puesto como almohada,
0:07:50 la dirigió como altar y derramó aceite sobre ella.
0:07:55 A partir de entonces aquel lugar se llamó Betel o Casa de Dios.
0:08:00 Se ha dicho que Jacob se equivocó en esa edición soñada,
0:08:05 o que en realidad soñó otra cosa.
0:08:08 Algunos aseguran que los ángeles del sueño eran príncipes guardianes
0:08:12 de cuatro naciones opresoras.
0:08:16 El príncipe de Babylonia subió en el sueño 70 peldanos y luego bajó.
0:08:23 El príncipe de Medea, es decir, el país de los Medos, subió 52 y descendió.
0:08:30 El príncipe de Grecia ascendió 100% peldanos y bajó.
0:08:35 Pero el príncipe de Edón subió y subió hasta que Jacob lo perdió de vista.
0:08:41 Entonces preguntó al guciano a Yavé si aquel ángel no descendería nunca.
0:08:47 Dios le respondió que aunque llegara al último peldano y se sentara a su lado, lo haría bajar.
0:08:54 Luego de esa aclaración, Yavé invitó a Jacob a subir, pero Jacob era apocado, corto de genio y no lo hizo.
0:09:03 Dicen que por eso condenó a Israel a someterse a los cuatro reinos de ese mundo.
0:09:09 Esta historia de luego es posterior.
0:09:14 Algo lo que hay pueblos que en la época en que vivió Jacob todavía no existía.
0:09:26 Cuenta crees que los calones por los que ascendían los ángeles representaban el número de años que sus naciones dominaron a Israel?
0:09:35 A saber, 70 años de despierro babilónico, desde la caída del primer templo en el 566 de Cristo, con los Jacob ya latinados y homos.
0:09:44 Hasta la conclusión del segundo en 516 años.
0:09:49 Después, 52 años de dependencia de los meros, cuyo fin coincidió con el regreso de los desterrados que encabezó Ezdras en el reinado de Israel.
0:10:00 Después, 110 años de gobierno alienístico, desde la conquista de Palestina por Alexander Omano, hasta el 3 de abrecimiento de un reino juvio por los Macabeos.
0:10:10 Ahora bien, la ascensión no interrumpida de Edom se refería probablemente al dominio de los romanos.
0:10:18 Evidentemente, el migrante, que cuenta el show de Jacob, se escribió en tiempos de dominación romana.
0:10:26 Últimos detalles.
0:10:28 Decimos hace un momento que Dios tenía resuelto impedir la llegada del príncipe de Edom hasta su lado por más que subiera.
0:10:38 En este caso, el ascenso prohibido es por escalera, pero otros dioses han prohibido que se les acercaran por otros métodos.
0:10:48 Por ejemplo, recordemos a Adelero Fonte, en los mitos clásicos que quiso subir montado en Pegasus, y fue tumbado.
0:10:58 Y recordemos también al amigo Níndroth, que quiso ir a estar este mismo cielo, pero construyendo una torre, y también su destino fue de Francaz.
0:11:14 En todo caso, lo que no hay son escaleras descendientes.
0:11:22 Yo recuerdo otras, si lo permiten ahora, otros caminos entre el cielo y el infierno.
0:11:30 O a veces entre el cielo y la tierra, que es mejor, no entre el cielo y el infierno.
0:11:34 El camino que existía en la pampa, según los antiguos het, el camino por el cual el Dios se ha echado, se había bajado a divertirse a la pampa.
0:11:50 Pero ese camino fue cortado por el mismo se ha echado, cuando su hermano, Gualichu, hizo unos muñecitos de barro y les dio vida a sus planos.
0:12:00 Y esos muñecitos somos nosotros.
0:12:02 Asustados por aquella creación, como pareció temible, el Dios se ha echado, que es un Dios lejano, subió al cielo y con su facón cortó el camino que se extendía entre la pampa y el cielo.
0:12:20 Algunos indios tenían sogas que me dan el cielo, sobas por ejemplo, con la tierra.
0:12:28 Pero en general, esos intentos por construir nuevos caminos, o los mismos caminos existentes fueron destruidos y hoy no queda ninguna forma.
0:12:44 El camino fue cortado por el mismo el cielo, y no se ha echado, que es un Dios lejano, subió al cielo, y no se ha echado, que es un Dios lejano, subió al cielo.
0:13:00 ¿Es que los nórdicos?
0:13:04 ¿Ponos un trampo o no?
0:13:06 No es posible, hoy en día, subir al cielo, ya que, contra lo que la canción La Bamba sería, no se necesita una escalera grande y de otra cítica.
0:13:18 De todas las leyendas, la que menos me gusta es la de La Bamba.
0:13:24 La menos creíble de todos.
0:13:26 La menos creíble y la menos hermosa.
0:13:28 ¿A quién dedicara ese recuerdo de Shoya Hakob?
0:13:34 Bueno, tres tipos dedicando el ejército que se me termine.
0:13:38 El primero es Robert Greys, porque alguien que se pone a pensar sobre la palabra suplanitar y eso que ocurra ahí, como cuando piensa en el número de la bestia, trata de explicar el famoso Seysa Ysela.
0:13:52 Es un hombre que merece nuestro recetimo.
0:13:56 ¿Pero a quién se descubrió que ganaron?
0:13:58 A por todo argumento que bien podrían demostrar que ganaron, porque no lo pudieron.
0:14:04 Exactamente, no lo ven.
0:14:06 Pero bueno, estaba muy lindo el razón.
0:14:08 Ya, ya, ya, ya, ya.
0:14:10 También estoy pensando ya que de luchas fraticidas hablamos, de aquellos que no han querido participar en luchas fraticidas, sino no levantaron sus cables para matar hermanos como lo hizo el final San Martín.
0:14:22 Y por último, se acreditó en el E.S.A.
0:14:24 También hablamos, termina a M.S.C. en la cuestión gremial y de C.M.S.T.
0:14:28 Y porque el ojo se...
0:14:30 ...famos sobre estos nicos porque...
0:14:32 ...el mejor reto de todos los nios.
0:14:34 Y era hijo justamente de Shaco.
0:14:38 Era quizá el hijo preferido de Shaco, un poco guiado por el resto de los hermanos.
0:14:44 Que ya sabemos cómo retrataron, porque ya lo tiraron a un pozo, etc.
0:14:48 Ya, hablaremos a la congliría de los hijos de Shaco.
0:14:52 De las 12 tribuns y del viaje de José a Egipto, como se convirtió en Manjo-Ereja de Farahón.
0:15:00 No digo del Farahón, sino digo de Farahón, como debe decir, en estos relatos.
0:15:06 Y le interpretó aquí el sueño de vacas flacas, de vacas gordas y de cosas por el estilo.
0:15:16 Bueno, hemos resuelto escuchar a Donald Cruz y Tarrosa en esta noche.
0:15:25 En una milonga que se llama los hermanos, en evidente alusión a Shaco y a Esaú.
0:15:32 Los dos me dijeron los hijos de Isaac, que tan básicamente va.
0:15:39 Y haciendo votos para que todos los hermanos encuentren territorios de concordados.
0:15:47 Adivante Donald Cruz.
0:16:08 En el mar, en la montaña, en la pataña, en el mar,
0:16:16 con sus trabajos, con sus sueños, con las esperanzas de la vida.
0:16:25 Yo no tengo cuatro detrás, yo tengo tantos hermanos que no los puedo contar.
0:16:38 Gente de hermano caliente, con el sonido de la vista, con un sonido para llorar,
0:16:55 con un resto para rezar, con uno y con un teabierto, que diez recta mas allá.
0:17:04 Y esa fuerza para buscar con un tejón y con un talos, cuando parezca más cerca,
0:17:13 es cuando se deja mal.
0:17:15 Yo tengo tantos hermanos que no los puedo contar.
0:17:34 Y así seguimos andando, curtimos, queso de la luz, no perdemos por el mundo,
0:17:44 no volvemos a encontrar.
0:17:47 Y aquí nos reconocemos por el enero y al por las toras que moro,
0:17:55 seguimos, se inventamos, nos hemos sentado, nos hemos visto de verdad,
0:18:04 y nosotros, nuestros huevos, nos hemos sentado,
0:18:10 yo tengo tantos hermanos que no los puedo contar.
0:18:16 Y una novia muy hermosa que se llama libertad.
0:18:24 A.
0:18:29 Ha cantado Alfredo Citarroza, los hermanos.

Comentarios (0)

No hay comentarios. ¡Podés ser el primero en comentar!


Tenés que Iniciar sesión para comentar.
Podés darle estilo y formato al texto utilizando Markdown