Encontrá todos los archivos de audio en MP3 del programa de radio La Venganza Será Terrible de Alejandro Dolina

11 de Octubre de 2010

Jean Baptiste Denis y "El Loco" Moreau

Transcripción automática

0:00:00 Continuamos en la venganza a Serás Terribles desde el auditorio de Radio Nacional. La semana que viene también estaremos aquí en Maipú 555 y el sábado en Rojas, en el Teatro Italia.
0:00:16 Hablaremos hoy de Jean Baptiste Denis y del loco Murois. Denis era el médico de Luis XIV, así que ubiquémonos en Francia en el año 1667.
0:00:27 Cuentan que Denis era un hombre de aspecto sombrío. Las crónicas lo describen con ojos grandes, nariz prominente y un atisbo de papá.
0:00:39 Habían sido en una familia modesta de artesanos. Su padre había sido constructor de bombas de agua para la corte y Denis estudió teología en París y luego medicina, como ciencia complementaria.
0:00:52 Desde que ingresó a la corte como médico, asistió a las reuniones de las academias para debatir sobre los últimos descubrimientos de la física, las matemáticas y la medicina.
0:01:05 Él pertenecía a una academia. En una aldea cercana para ir vivía un loco. Me dio falto. Loco, no sé si loco o son.
0:01:19 Es loco el pueblo.
0:01:20 Loco el pueblo. Un tipo de pocas luces. Llamado Antoine Morois. Golpeaba a su mujer y por ahí se desnudaba. Salía corriendo a la calle. Le prendía fuego a las casas, por ejemplo.
0:01:37 El país que estaba loco. No solo era sonso.
0:01:41 En el invierno de 1667, el patrocinador de la academia donde trabajaba Denis encontró al loco vagando desnudo y se apiadó de él.
0:01:55 Y lo llevó hasta la casa de Denis para que lo mirara y lo curara.
0:01:59 Justo Denis estaba haciendo unos experimentos. Parece que practicaba transfusiones de sangre entre animales de distintas especies.
0:02:08 Tenía la hipótesis de que la sangre era un elemento nutritivo universal beneficioso para todos los seres.
0:02:17 Había publicado un documento muy osado para la época diciendo que Mercedes la transfusión de animales a hombres era posible curar la pleurecía, la viruela, la lepra, el cáncer, la súltiples, la locura.
0:02:36 La sangre animal, decía el doctor Denis, tenía que ser más sana que la del hombre sin duda estropeada por excesos e irregularidades en la comida y en la bebida.
0:02:46 Y también la sangre humana debía estar perjudicada por la tristeza, la envidia, la ira, la melancolía y la inquietud.
0:02:53 En Inglaterra algunos pensaban lo mismo que Denis y nada más.
0:02:59 Pero incluso competían con él porque estaban investigando en el mismo sentido.
0:03:04 Entonces había un poco de celo. Justo él te está diciendo lo mismo que nosotros decimos, etcétera.
0:03:10 En este caso Denis puso en práctica su teoría. Teoría, digo en el caso del otario este.
0:03:18 Cuando llegó el loco de la mano del tipo de la academia, le insertó un tubo de plata en el brazo y le extrajo un cuarto litro de sangre.
0:03:29 Después introdujo el otro extremo del tubo en el extremo de la pata de un ternero, que acertaba pasar por allí, y dejó que penetrar en el hombre una media taza de la sangre del animal.
0:03:45 Denis confiaba en que la sangre del ternero, por su mansedumbre y frescura, pudiera aliviar la evolución loca de sangre, la sangre del paciente.
0:03:56 Al recibir la sangre, el loco murvá, se durmió.
0:04:00 A las dos horas se despertó, comió algo y quedó ahí, no más.
0:04:05 A los dos días Denis lo sometió a otra transfusión y entonces murvá se descompuso, sintió una fíxia y lo acostaron de un piñazo.
0:04:14 Cuando despertó la mañana siguiente, el nabo demostró una sorprendente calma y según la crónica, una gran presencia de espíritu.
0:04:24 En realidad Denis no podía saberlo, pero su paciente, el loco, el otario, había sufrido un shock casi mortal.
0:04:33 La sangre de los animales contiene proteínas que no tienen nada que ver con las humanas y la reacción provoca inflamación, fiebre, dolor en los riñones.
0:04:41 Y parece que los glóbulos rojos se te mueren, de a millones se te mueren.
0:04:45 La verdad que murvá sobrevivió por casualidad.
0:04:48 Bueno, se quedó con Denis dos días más.
0:04:51 Hablaba poco, ya la pasaba ahí un postrado.
0:04:58 En esas jornadas apareció en el laboratorio, nada menos que la mujer del otario de murvá.
0:05:03 Ella había estado buscándolo de aldea en aldea, cuando lo hubiera hice, se le acercó, pero temía que las brutalidades de su marido se desataran inmediatamente.
0:05:14 Sin embargo, para su sorpresa, el hombre la recibió cariñosamente.
0:05:21 Entonces el doctor Denis afirmó que el loco había curado de manera espectacular y su esposa pudo llevárselo a su casa.
0:05:28 Denis era felicitado, su famosa hizo enorme, los cortesanos de Luis XIV se pusieron invidiosos.
0:05:35 Y algunos, especialmente aquellos que estaban compitiendo con él, decidieron desbarrancar a este tipo que estaba recibiendo favores del rey
0:05:44 y eclipsaba a otros profesionales, especialmente los de otras academias.
0:05:49 Empezaron a ponerlo entre dichos y a cómo la sangre del terreno, si infundía manse d'umbre, por qué no aportaba también estupidez.
0:06:00 Pierre de Manthinier, que era otro médico del rey, afirmó que la transfusión era un método monstruoso y una práctica caníbal.
0:06:09 Hicieron panfletos, cartas a los ministros, a los magistrados y a los sacerdotes,
0:06:14 declarando que la transfusión era contraria a la naturaleza y que amenazaba la existencia misma de la especie humana.
0:06:22 Estos panfletos no dieron mucho resultado porque la fama de Denis seguía en crecimiento.
0:06:27 Entonces los enemigos, que ya estaban verdes del envidiant, sembraron una intriga contra Denis.
0:06:35 Un día, el loco Morbá y su esposa llamaron a la puerta de Denis.
0:06:40 Ambos parecían fatigados y ella tenía algunos moretones.
0:06:44 Parece que el otario había vuelto a golpear a su esposa. Su locura había regresado.
0:06:51 La esposa de Morbá le imploró a Denis que realizar una nueva transfusión.
0:06:58 Pero Denis tenía dudas porque el tipo no parecía tan fuerte como para soportarla.
0:07:04 Su aspecto era más silento, temblaba de manera incontrolable.
0:07:08 Así que Denis se negó a la transfusión.
0:07:11 Unas semanas más tarde, Denis recibió una carta de la esposa del loco en donde le pedía por favor que fuera hasta la casa.
0:07:19 Denis fue hasta la casa del loco y cuando llegó encontró una serie de instrumentos para la transfusión
0:07:25 y un ternero listo.
0:07:27 Denis se quiso rajar pero la esposa se tiró al suelo y con ruegos llorosos
0:07:32 suplicó al médico que hiciera una transfusión para calmarlo al loco.
0:07:36 Y el doctor Denis se dio, actuó al ternero, dispuso al loco, así lo ató también, me imagino.
0:07:42 Y cuando le insertó la cánula, Morbá tuvo una reacción tan violenta que tiró todos los instrumentos.
0:07:48 Entonces Denis dio por concluido el experimento y se las tomó sin hacer la transfusión.
0:07:53 El loco Morbá se murió a la noche siguiente.
0:07:56 Denis estaba horrorizado porque podían culparlo de la muerte aunque no le había realizado ninguna transfusión.
0:08:02 Entonces el doctor le anunció a la esposa de Morbá que iría a visitar el cadáver
0:08:08 pero la mujer enterró a su esposo antes de que Denis se presentara.
0:08:12 Y empezaron a correr panfletos difamatorios en los que se decía que Denis estaba loco.
0:08:18 Un día la mujer de Morbá lo visitó y le confesó que tres médicos de la academia de enfrente, la rival,
0:08:26 le habían ofrecido 50 luces de oro, se acusaba a Denis de asesinato.
0:08:31 Y le advirtió que si él la ayudaba económicamente, ella no presentaría ninguna de más.
0:08:38 Pero que si no la ayudaba iba a aceptar la oferta de los enemigos.
0:08:41 Y Denis, que era un hombre digno, le echó.
0:08:44 Le echó, tomes el ayo, no entones.
0:08:47 Entonces ella se unió a los doctores rivales en la acusación.
0:08:52 Denis presentó una demanda por difamación ante el tribunal de Chatelette
0:08:56 y vino a descubrirse algo notable.
0:09:00 Investigado por los defensores de Denis, vino a saberse que la mujer del loco había comenzado a echar unos polvos de arsén
0:09:07 y con la comida de Morbá.
0:09:09 Y los días precedentes al tercer intento de transfusión, el loco estaba muriéndose
0:09:16 envenenado y por eso Denis lo había encontrado mal.
0:09:20 El plan de la esposa y de los doctores de las academias rivales
0:09:23 incluía invitar a Denis a hacer la transfusión para que la muerte por envenenamiento se disfrazara de mala praxis.
0:09:31 Denis fue exculpado, pero no pudo seguir con sus investigaciones.
0:09:36 Se decretó que cualquier médico que deseara realizar una transfusión, incluso un triumano,
0:09:42 debía solicitar el permiso de la Facultad de Medicina.
0:09:45 Y esta pequeña condición fue devastadora para las investigaciones.
0:09:50 Como la Facultad representaba a los médicos más timoratos y burocratas de Francia,
0:09:55 muchos abandonaron el procedimiento de la transfusión, nada más que para no tener que hacer una reunión en la Facultad antes de hacerlo.
0:10:03 Y así por un siglo y medio, la práctica de la transfusión de sangre se extinguió.
0:10:09 En una época en donde la gente consideraba la sangre como algo mágico,
0:10:13 Denis consideró que era algo nutritivo, una sustancia biológica que podía dar vida.
0:10:19 Bueno, el sitio estaba equivocado, pero más o menos.
0:10:24 Desde luego no conviene trasfundirse la sangre de un animal.
0:10:29 Digo por si alguno le hizo, ah, me voy a hacer una transfusión de sangre de león para ver si le pongo un poco de onda.
0:10:37 Para terminar en un circo, lo más probable.
0:10:40 Bueno, fuimos a buscar discos de transfusión de sangre.
0:10:49 Y no encontramos ninguno.
0:10:53 En cambio encontramos un tanguito por el quinteto pirellcho, un quintetaba muy sencillo, muy creíble,
0:11:01 que se llama el otario, un homenaje al pobre moro a, y finalmente murió más.
0:11:10 Estaba nuestro amigo Luis Agote, un argentino que supo en su momento, por la Primera Guerra Mundial,
0:11:16 en el año 1914, echarle creo que era citrato de sodio, pasaba mucho tiempo, no acuerdo.
0:11:20 ¿Qué otra dedicatoria tiene usted para la vida?
0:11:22 Había pensado al comienzo, querido Alejandro, en la cosa más sencilla,
0:11:26 en los chupas sangres o en la vereda de frente a algunos vampiros amigos,
0:11:30 pero me pareció que era muy sencillo y pensé en esta historia de la sangre
0:11:33 que efectivamente estuvo tan cargada de significación ciertamente mal sana,
0:11:40 usada para distinguir a la gente en términos de clases sociales,
0:11:43 en abusar también de la tierra, en términos de las herencias y todo eso.
0:11:47 Y se me ocurrió entonces que era mucho mejor pensar las dedicatorias en términos justamente
0:11:52 de esta otra forma de la sangre, que es por ejemplo la tierra, esta idea de la patria,
0:11:56 esta idea de las comunidades que se aglutinan en medio de una lengua
0:12:00 y un tiempo y un territorio, iban luchando para adelante y ascende ese tipo de identidad,
0:12:05 un emblema tan fuerte como la sangre.
0:12:07 Y los que pelean del lado en frente, digo, muchas veces tratan de hacerse los otarios,
0:12:11 pero no lo logran, así que...
0:12:13 El otario por el quinteto pirincho, adelante.
0:12:52 La sangre que se ha hecho el otario, el otario por el octubre,
0:12:57 la sangre que se ha hecho el otario, la sangre que se ha hecho el otario,
0:13:02 la sangre que se ha hecho el otario, la sangre que se ha hecho el otario,
0:13:07 la sangre que se ha hecho el otario, la sangre que se ha hecho el otario,
0:14:47 la sangre que se ha hecho el otario, la sangre que se ha hecho el uso del Chair.

Comentarios (0)

No hay comentarios. ¡Podés ser el primero en comentar!


Tenés que Iniciar sesión para comentar.
Podés darle estilo y formato al texto utilizando Markdown