Reflexion: Nuevos datos sobre invulnerabilidad