Encontrá todos los archivos de audio en MP3 del programa de radio La Venganza Será Terrible de Alejandro Dolina

5 de Julio de 2011

Iván el temible e Isabel de Inglaterra

Transcripción automática

0:00:00 Bien, hablaremos de un cruce que hubo entre Ivan el Terrible o Ivan el Temible, según nos dicen nuestros maestros de ruso,
0:00:10 y la reina Isabel de Inglaterra, nada menos.
0:00:13 Así que digamos que en el año 1567 el Sar de Rusia, Ivan, tuvo un deseo.
0:00:20 Sus intercambios comerciales con Inglaterra eran tan provechosos que pensó afianzarlos del modo más contundente.
0:00:29 Consideró la posibilidad de casarse con Isabel, la reina de Inglaterra.
0:00:35 En esos tiempos la reina de Inglaterra tenía fama de hermosa, como así también de inteligente y de cívida.
0:00:43 Tenía 34 años y estaba soltera. En realidad siempre estuvo soltera y nunca tuvo novio.
0:00:50 Ivan a su turno tenía 37 y por entonces estaba casado con María, una muchachita que según hemos contado alguna vez,
0:01:00 no le gustaba nada, una chica educada a la asiática.
0:01:06 No sé cómo será, pero al Sar no le gustaba.
0:01:10 Y vivía entonces penando por lo que él consideraba un casamiento infortunado
0:01:16 y la noticia que recibía acerca de la soberana más célebre de Europa lo habían enamorado.
0:01:24 En aquel entonces no había más remedio que enamorarse por noticias que lo recibía, por cuentos de los amigos,
0:01:31 las fotos no existían, los retratos eran infieles, y era muy común enamorarse por mentas.
0:01:39 Entonces le contaban a Ivan el Terrible lo que habían visto de Isabel de Inglaterra.
0:01:44 Uno le hablaba de su melena, otro de su mirada, otro de su carácter de inconquistable y él se enamoraba.
0:01:53 Bueno, así funcionaban las cosas.
0:01:55 Entonces Ivan encargó a un negociante inglés llamado Jenkinson que viajara a Londres con un mensaje secreto para la reina
0:02:03 que incluía la petición de mano.
0:02:07 Previo repudio de María, la chica esta la circasiana con la que Ivan estaba casado,
0:02:13 primero pensaba repudiar esta chica y después casarse con Isabel.
0:02:17 Ahora el Sar sabía que la reina de Inglaterra había rechazado a muchos pretendientes.
0:02:22 Me acuerdo ahora de Felipe II, el más famoso de ellos, pero igualmente se tenía fe, yo como es uno.
0:02:29 Jenkinson viajó a Londres y cuando entregó el mensaje la reina de Isabel quedó pasbada.
0:02:37 El asunto no era poco importante.
0:02:40 Inglaterra era una nación comerciante y no podía decepcionar tan fácilmente al Sar de Rusia,
0:02:47 que era dueño de unas regiones donde llegaban buena parte de los productos ingleses
0:02:52 y en donde se habían dado buenos privilegios a los mercaderes de Inglaterra.
0:02:58 Pero el problema era que Isabel no tenía la menor intención de casarse
0:03:03 y menos con un sujeto como Ivan, de quien conocía algunos comportamientos.
0:03:09 Para decirlo en pocas palabras, un loco asesino.
0:03:14 Ella tampoco formaba parte de la asociación cristiana de Jove.
0:03:21 La primera reacción de la reina no fue muy conveniente, no le contestó nada.
0:03:27 La primera reacción fue ninguna. Ivan mostró su enojo inmediatamente.
0:03:32 Lo hizo de siguiente modo.
0:03:34 Abrió el puerto de Narva, que entonces estaba reservado exclusivamente a los ingleses,
0:03:39 a otros comerciantes de naciones competidoras.
0:03:42 Bueno, los comerciantes ingleses se quejaron a la reina y ella, para recuperar los privilegios perdidos,
0:03:49 quiso arreglar las cosas diplomáticamente.
0:03:52 Y envió entonces a Rusia como embajador a Thomas Randolph, que era el jefe de los correos reales.
0:03:59 Muy bien, el tipo llegó a Moscú y tuvo que soportar el mal humor de Ivan,
0:04:04 que estaba muy irritado por estas cosas que le estaba haciendo la reina.
0:04:09 Durante cuatro meses Randolph quedó confinado en una residencia con centinelas que impedían toda visita.
0:04:18 Entendida de Isabel de los padecimientos de su embajador,
0:04:23 de la presistencia de estos inconvenientes generados a sus mercaderes,
0:04:27 le indicó a Randolph que le prometiera a Ivan cualquier cosa
0:04:31 y que lo entusiasmara con falsas promesas,
0:04:35 con tal de ganar tiempo y resolver luego de que forma salir definitivamente a aquel asunto.
0:04:41 Randolph por fin consiguió una audiencia
0:04:44 y en contra de lo acostumbrado no le facilitaron caballos para ir al Kremlin
0:04:49 y tuvo que hacer el recorrido a Gambardela por las calles nevadas de Moscú.
0:04:55 En la entrevista Randolph dejó entre ver a Ivan que Isabel podría llegar a aceptarlo
0:05:03 y el tar quedó maravillado, se entusiamó enseguida, hay gente que es así,
0:05:08 uno le dice, bueno, podría llegar a hacer y el tipo...
0:05:12 Bueno, entonces muy contento, lo mandó al embajador a Londres, junto con un funcionario llamado Sabin,
0:05:18 para que terminara de gestarse la alianza.
0:05:22 Y esperó Moscú la llegada de aquella noticia que para cualquier persona era absurdo.
0:05:29 ¿Quién podía pensar que Isabel de Inglaterra aceptara el compromiso
0:05:33 y trasladara toda su corte para irse a vivir a Rusia?
0:05:37 Bueno, era una cosa que nadie podía creer.
0:05:40 Los hombres cercanos alzar temblaban cada vez que llevaban correo
0:05:44 porque sabían que el rechazo de Isabel era seguro.
0:05:48 10 meses más tarde Sabin le envió alzar una carta de la reina Isabel
0:05:53 que hablaba de la amistad y de bueces perdidos y que terminaba así.
0:06:01 Tengo la carta.
0:06:02 Ah, mira, está esta el vieja, eh.
0:06:04 Leo la carta de...
0:06:06 Isabel de Inglaterra.
0:06:08 Al ser de Rusia, y dice así,
0:06:10 si algún día por alguna conspiración secreta o alguna hostilidad extranjera
0:06:16 os veis obligado a cambiar de país y deseáis venir a nuestro reino,
0:06:21 os recibiremos con el honor y la cortesía que merece vuestra altesa.
0:06:27 Nada de casorio, ni promesa de amor niñada.
0:06:30 Una provocación, una mojada de origen.
0:06:32 Bueno, una carta que naturalmente desató la ira de Iván.
0:06:35 Y el Tzar escribió a la reina de Inglaterra como nadie lo hizo nunca en la historia.
0:06:39 Leo la carta.
0:06:40 De ruso.
0:06:43 Uy, está chapeo, eh.
0:06:44 Has hecho caso me hizo del asunto principal.
0:06:47 Desempeñas el papel de una bubligar muchacha y te comportas como tal.
0:06:52 A Moscú no le faltaba nada cuando no tenía las mercancías inglesas.
0:06:56 Todas las ventajas concedidas hasta hoy quedan anuladas.
0:07:00 Firmado, Iván el terrible.
0:07:04 Se me hundó.
0:07:06 Bueno, a Isabel le hizo un poco de gracia el tono de la carta.
0:07:11 Parecía escrita por Guilestri.
0:07:15 Y supo que estaba tratando con un chiflado.
0:07:18 Pero luego se enteró de que el Tzar había cumplido con sus amenazas
0:07:22 y que había confiscado las mercancías de las compañías inglesas
0:07:26 y que les había prohibido comerciar.
0:07:28 Bueno, entonces quiso detener la reina la ira de Iván de algún modo.
0:07:34 En verdad, un entredicho, incluso una guerra con Rusia no le servía para nada.
0:07:39 Entonces pensó en ofrecerle, además de algunas excusas,
0:07:43 a su sobrina, que se llamaba Mary Huston.
0:07:47 Iván hizo entonces una pausa en sus confiscaciones
0:07:50 y aceptó el ofrecimiento.
0:07:52 Primero envió a Londres a Fyodor Pisemsky, un caballero,
0:07:59 caballero de la duma, con misión de evaluar la belleza de Mary.
0:08:06 Según las instrucciones escritas que llegaba,
0:08:09 Pisemsky debía examinar si la mina era alta,
0:08:13 si tenía formas generosas, si tenía o no tenía esto o aquello.
0:08:17 Bueno, ya sabemos.
0:08:19 El encuentro entre Pisemsky y Mary Huston fue de siguiente modo, indirecto,
0:08:26 por la que una sobrina de la reina no fuera sometida a un examen ofensivo.
0:08:31 Entonces lo llevaron a Pisemsky al banco de un parque
0:08:35 y se las arreglaron para que Mary pasara varias veces cerca del lugar
0:08:39 por donde estaba Pisemsky.
0:08:41 Bueno, Pisemsky estaba ahí sentado esperando que viniera una mina muy hermosa
0:08:45 y que terminara con la beligerancia entre los dos estados,
0:08:49 pero al verla se horrorizó, porque Mary Huston era muy fea.
0:08:56 Así que el hombre vio pasar a una dama debilitada
0:09:01 y ajena por completo a los requerimientos del sal.
0:09:04 Amargado, y sabiendo que su mensaje iba a producir inconvenientes entre dos pueblos,
0:09:09 le escribió a Iván que Mary Huston era fea.
0:09:14 El rechazo de Isabel y el mal ofrecimiento de la reina
0:09:18 al entregar a una sobrina sabiendo lo fea que era,
0:09:21 terminaron por ofuscar del todo a Iván el Terrible
0:09:24 y no hubo alianza entre Inglaterra y Rusia.
0:09:27 Y no solo eso, el comercio entre los dos países quedó paralizado por 50 años.
0:09:32 Durante todos esos años, ninguna compañía inglesa pudo entrar a tierras rusas.
0:09:37 Allá por 1635, los gobiernos de Miguel Romanov y Carlos I. Estuardo, aquel que fuera decapitado,
0:09:45 se encargaron de reanudar las relaciones.
0:09:50 Y aquí termina la historia de un desencuentro amoroso y un rechazo amoroso.
0:09:55 Usted me podrá decir que en los tiempos actuales ya no permiten
0:09:59 que un simple desaire venga a causar inconvenientes políticos.
0:10:03 Mi respuesta es que sí. Sí, pero que sí.
0:10:06 Sí, siguen causar los desaires, siguen causando inconvenientes políticos.
0:10:10 Lo que pasa es que hemos cambiado de desaires.
0:10:12 La gente que maneja la política actual es muy profesional en su oficio y no permite que el amor...
0:10:18 Uno nos imagina a un director ejecutivo de un organismo que es eso, como el FMI,
0:10:22 por ejemplo, siendo desairado por una chica de un...
0:10:26 De un hotel, por ejemplo, no.
0:10:28 Y que lo echen porque ese amorío no llegó a buen término.
0:10:32 La edad media ha terminado hace mucho y le damos de verdad...
0:10:37 Yo creo, Alejandro, debemos decir también el fródel que aparece como el malo de la película,
0:10:42 porque siempre a Iván el terrible le toca esto, para hacerse cargo de su propio apelativo,
0:10:47 que Chabela, Isabelita, también vería de una historia complicada.
0:10:51 El padre de Chabela era un tipo que también tenía estas costumbres.
0:10:55 Ya era el autor.
0:10:56 Claro, ya era el autor. Aquí algunos llamaban Enrique Octavo.
0:11:00 El tipo así, estas cosas también, a tal punto que con la mamá de Isabel había hecho eso
0:11:05 después de beneficiarse de la hermana mayor, que esto no lo dice en la Libre Historia,
0:11:08 pero ya ha salido con la hermana mayor e incluso esto es una revelación con la madre.
0:11:12 Era una fiesta que había habido cuando tenía 17 o 18 años.
0:11:15 Isabel había aprendido que estas cosas eran dignos de...
0:11:18 A toda la familia vole.
0:11:19 A toda la familia vole, exactamente.
0:11:21 Al igual los bole indesían los muchachos de El Southampton.
0:11:24 Y ella misma, una vez que era el trono, empieza a hacer estas cosas.
0:11:28 Recuerden, recordemos lo que usted contaba sobre Felipe II.
0:11:30 Al embajador de España lo tuvieron como maleta loco, de un lado para el otro gastándolo.
0:11:34 Incluso después ella, reina poderosa, iba a estar de fulera,
0:11:40 porque no sé quién habrá contado y igual que la linda.
0:11:42 No, no fue linda.
0:11:43 Fue fulerísima.
0:11:44 Salvo cuando fue...
0:11:47 Jim Pierney.
0:11:50 No, Jim Simmons.
0:11:51 Jim Simmons.
0:11:52 Jim Simmons, claro.
0:11:53 Pero solo con una enfoque de cámara piola y poco con aquella.
0:11:57 Digo, digamos que ella también sufrió algunos problemas de amor
0:12:01 y reaccionó de este mismo modo.
0:12:02 Ella fue la amante de Sir Walter Raleigh,
0:12:04 alquil que también le engañaba con una dama de su propio...
0:12:07 Posiblemente fue amante.
0:12:09 Hay un par de cartas que son bastante reveladoras en eso.
0:12:12 Ahora no sabremos jamás por qué le pusieron Virginia en su homenaje a Estado,
0:12:15 porque se sabía que era una de las cosas...
0:12:17 Bueno, le decía la reina Virginia, entonces, vino Raleigh aquí y le puso...
0:12:23 Vale, que fue el que llevó, además, Vallea Alvaro en la puchilla.
0:12:26 Y le puso tabaco Virginia a cierta clase de tabaco en homenaje a la reina Isabel,
0:12:31 que desestaba el trabajo.
0:12:33 Y el trabajo también.
0:12:35 Por eso era reina, si no...
0:12:37 Salvo, le fue una reina trabajadora, igual hay que decir en su homenaje,
0:12:40 era muy miserable de la raposa.
0:12:42 De todos vos, digamos que no será ella tampoco aquí,
0:12:45 se lo ditemos esto, sino a esas muchachas que no aspiraban,
0:12:49 nunca a un matrimonio de conveniencia.
0:12:51 O sea, las hermanas menores, las segundonas, las realmente bonitas.
0:12:55 Porque una mina linda, y las hijas de la regia nunca eran lindas,
0:12:58 siempre venían de incestos, y que de eso siempre terminaban
0:13:01 siendo abusadas por algún poderoso un ratito.
0:13:04 Digamos entonces que lo mejor sería...
0:13:06 Un ratito, pero qué ratito, hermano, se ríe.
0:13:08 Digamos que lo mejor sería dedicarle este segmento del programa
0:13:13 a esas muchachas que solo tuvieron amantes
0:13:16 y que de ese modo pudieron gozar de la vida de una manera mucho mejor,
0:13:19 aunque algunas comadres pasaran y dijeran,
0:13:22 nunca tuvo novio pobrecita.
0:13:24 Y nunca tuvo novio, es el tango que escucharemos
0:13:27 en la versión de Aníbal Troilo y Roberto Grele,
0:13:30 es uno de mis tangos preferidos.
0:13:32 Dedicado a todas las que no tuvieron novio,
0:13:35 menos a probablemente Isabel de Inglaterra.
0:13:39 Y también a Sir Walter Raleigh,
0:13:41 cuyo apellido es el nombre de la capital de Calarina del Norte.
0:13:46 Que también hay una escena muy bonita,
0:13:49 que también la hemos visto con el Tafelicula Británica,
0:13:52 incluso las de otras épocas, por que aparece ahí,
0:13:54 aparecen los cuadros, y reprodució una canción llamada Drossila Penny,
0:13:58 en la cual el bienvenido, el que quería ser su amigo,
0:14:02 la reina porque quería obtener favores, era un muerto de hambre,
0:14:04 y se había comprado una capa de paño de flantes,
0:14:07 que hablábamos el otro día, bellísima y nueva.
0:14:10 Y cuando ve que se acerca, esta chica,
0:14:14 como se llama, Isabel Tudor,
0:14:17 se adelanta a los guardias que vienen delante
0:14:20 y la pone encima del arroyo para que esa pise sobre esa capa.
0:14:23 Será el momento en que ella le presta la atención,
0:14:26 y después, bueno, la guardia lo arrastra por la roya también.
0:14:29 ¿El objeto que después se hizo clásico?
0:14:31 Es poner el capote sobre el charco de barro,
0:14:34 fue hasta el siglo XIX,
0:14:38 el objeto clásico de las personas galánicas.
0:14:41 Eso es una idea de mal que te invió.
0:14:44 Señores, Aníbal Troilo, Roberto Grela, nunca tuvo novio.

Comentarios (0)

No hay comentarios. ¡Podés ser el primero en comentar!


Tenés que Iniciar sesión para comentar.
Podés darle estilo y formato al texto utilizando Markdown