5 de Mayo de 2010

La venganza será terrible del 05/05/2010

Programa desde el auditorio de Radio Nacional
Dolina, Barton, Schultz

PARTE INICIAL:

  • Las firmas de libros
  • La escala de los robos

SEGMENTO DISPOSITIVO:

  • Una impostura
  • Me da pena confesarlo (J. Dominguez)

SEGMENTO DE HUMOR

  • La vida es una porquería pero no me importa: truco para no perder botones (del baño)

  • Hope and deliverance (P. Mc Cartney)

SORDO GANCÉ

  • Aquel tapado de armiño
  • Lejana tierra mía
  • This boy
  • Tears in heaven
  • La violeta, Giuseppe el zapatero, no se como se llama, tangos de italianos
  • Mi familia

Comentarios (25)

Solcito
Solcito el 6 de mayo de 2010 22:43 en La venganza será terrible del 05/05/2010 dijo:

Ja! La barra de Dolina! Lo veía antes de salir a la noche. Me acuerdo que una vez hablaban sobre los viajes que organizaba el PAMI a MdP( en Junio por supuesto) y el Negro le mandó algo así como "...Es muy lindo MdP en Junio, uno puede ponerse un short, ir a la playa a tomar sol y adquirir un hermoso color...............................Azul, claro.
A la ca-mi-ta.

Andrea
Andrea el 6 de mayo de 2010 23:56 en La venganza será terrible del 05/05/2010 dijo:

Conocí a Alejandro en el 2008 por mi hermano. Cayó una noche a casa y me dijo “escucha esto” y ese día solo fue risas... pero a las carcajadas. Desde aquel año no lo dejo de escuchar un solo día. De hecho mañana rindo y hoy no me lo pierdo por nada. Mi consuelo es que si me va mal por lo menos no me perdí el programa jeje. Fue mucha mala suerte la mia pues lo conoci pocos meses después de que vino a Córdoba a fines del 2007 y no hago mas que esperar que alguna huella lo guie hasta aquí nuevamente.

Adrián
Adrián el 7 de mayo de 2010 02:06 en La venganza será terrible del 05/05/2010 dijo:

Manuel Mandeb no trate de hacer chistes de todo. Están preguntando en serio como fue que llegaron a conocer a Dolina, y usted se pone a versear que se lo dijo su perro. Los perros no hablan.

En mi caso lo conocí porque lo nombró mi loro. Me lo secuestraron por unos días gente del hampa que lo escuchaban a Dolina todos los días.