Comentario #57583

viyi.v.pelayo
viyi.v.pelayo el 16 de julio de 2013 13:24 en La venganza será terrible del 15/07/2013 dijo:

"Estrellitas de mar.
En ciertos lugares del mundo, existen playas que, después que baja la marea, quedan cubiertas por millones de estrellitas de mar, totalmente indefensas, ya que todavía no han desarrollado su caparazón. Su delicada piel no soporta el calor del sol y terminan muriendo.
Un día, caminando por la playa, reparé en un niño que se agachaba a cada momento, recogía algo de la arena y lo lanzaba al mar. Hacía lo mismo una y otra vez…
Tan pronto como me aproximé, me di cuenta de que el niño recogía a las frágiles estrellitas de mar y una a una las arrojaba de nuevo al mar.
Intrigado, le pregunté por qué estaba haciendo eso y me respondió:
–Estoy devolviendo estas estrellas de mar al agua. Como ves, la marea es baja y si no las arrojo rápido, morirán aquí deshidratadas.
Entiendo, le dije, pero debe haber millones de estrellitas de mar sobre la playa y nunca podrías devolverlas a todas. ¡Son demasiadas! Quizás no te hayas dado cuenta de que esto mismo sucede probablemente en cientos de playas a lo largo de la costa, ¿acaso no estás haciendo algo que no tiene sentido?
El niño sonrió, se inclinó, tomó una estrellita de mar y mientras la lanzaba de vuelta al mar me respondió:
Para ésta sí tuvo sentido… para ésta y ésta también. El hombre sonrió, se inclinó, tomó una estrella de mar, mientras decía y para ésta… y ésta…
Otras personas que estaban observando y escuchando lo que sucedía, tomaron la misma actitud. En un momento eran cientos. Se podía escuchar desde lejos como un coro que decía: Y ésta… y ésta…"
Pero este es un mundo que vive de asesinar estrellas y las manos blandas y manicuradas de los que se dicen hombres y mujeres, existen, porque otras manos sangran, encallecen, las uñas casi han desaparecido y, avergonzadas, han renunciado a la caricia. Los poseedores de las otras manos, las querrían sobre las propias sólo como un acto de caridad que los beneficiara en su imagen pública o en su narcisimo.
Este mundo no cambiará nunca a menos que el hombre cambie.
La verdadera guerra sigue siendo entre el bien y el mal; el camaleón, el infiltrado, el impostor, el oportunista, desde adentro dirá que el bien "debe abrazar al mal", que el mal como tal no existe,que es cuestión de "criterios"...Claro que hay que sumar,...¿¡ pero sumar caballos de Troya, sumar escorpiones por linda que sea la fábula, ser floricultor y poner corderos a cuidar el jardín !? ¡ Ese es el argumento del mal, siempre lo fue y nunca tan efectivo como ahora, PORQUE SE HA NATURALIZADO.
" Lograremos que millones en este mundo recuperen por derecho lo perdido de hecho." No mientras el gusano siga en la manzana y convenza al niño que es natural que se coma la manzana con el gusano. Pero, en fin, si el gusano me es útil, nunca se sabe, "si ocultas que es tu enemigo,mañana puedes utilizarlo como amigo".
Señores, señoras,...les gustan demasiado los trajes de terciopelo,...y que sus propios cuerpos lo sean y, ...es de mal gusto la gente "resentida" que recuerda en voz alta que están hechos de pieles humanas ajenas, ... lo cual, al fin, es la síntesis de la codicia.
Alimentarse de un país, no darle lo que necesita y sí quitarle lo que conviene a los intereses personales, vivir de lo público, "publicitar" la propia vida y luego proclamar "mi vida privada es privada" - negando convenientemente que su vida privada se alimentó de otras vidas... No, un malvado no tiene redención y su grado de maldad evoluciona al infinito al naturalizarla. Un ignorante puede aprender.