Comentario #58452

viyi.v.pelayo
viyi.v.pelayo el 19 de octubre de 2013 18:26 en La venganza será terrible del 18/10/2013 dijo:

El hambre de por sí, no produce nada.Una situación de injusticia puede ser eterna si no se le añade la conciencia de esa situación.La injusticia "se ve" desde un futuro en el que ella no existe. "
José Pablo Feinmann.
No lo comparto y no por capricho.
Se nace con el conocimiento de lo que es justo y lo que es natural y se lo desarrolla.
El concepto de salud de la naturaleza, fue tergiversado por el concepto artificial y modificable de los intereses del mundo artificial y su servidora, la psicología social.
No tengo que pasar hambre para saber lo que es el hambre; basta verla, percibirla del único modo humano válido : con la consciencia conectada al corazón y a algo mayor,...el ser y su trascendencia
Y eso es evolución. ¿Existe sin amor a la vida...?
Cualquier animal por regla general, no sentirá la injusticia, no la sentirá como tal: así deja morir o mata o abandona o acepta sobre sí el máximo dolor y aún la muerte, sin luchar ni oponer otra posibilidad; en ellos es legítima esa conducta, en el "humano" no. Por lo tanto no son legítimas todas las conductas que justifican la acción contraria a lo que es propio de la naturaleza humana sana, como hija compasiva en la evolución. No se adquiere el "conocimiento" de estar matando de hambre y de ser injusto, se lo niega; por corrupción del propio ser, de la razón al servicio del apetito y todas sus metáforas.
Consciencia social o gregaria,...¿pero es gregario el humano, su empatía va más allá de lo más cercano, de lo materialmente involucrado?,...la sublimación es una herramienta de la especie, para corregir el error de la especie. Algunos individuos nacen con ella o la adquieren por elección, por natural inclinación.
La superpoblación y las condiciones miserables, debilitan y desvanecen los mejores y más fuertes caracteres. Me pregunto qué clase de especie somos ahora. Sin dios y una ley que devenga de él accesible a todos, cualquier impulso, voluntad, idea, capricho, deseo, da lo mismo. Y sólo es cuestión de fuerza o de oportunidad, imponerla, aceptarla, imitarla, desde la consecuencia, desde la manipulación personal.