Comentario #66887

Viyi
Viyi el 22 de mayo de 2016 00:47 en La venganza será terrible del 20/05/2016 dijo:

El pan está caro. Si me serví demasiado, sepan disculpar, contengan las ganas de escupir mi vaso con agua y apartar la panera.
Excepto tres o cuatro personas, no han podido disimular la hostilidad, el fastidio o simplemente la caprichosa antipatía hacia mi presencia aquí. De manera que no importa lo que diga : nunca verán rampas en mi mano,... verán torres de Babel, verán cursilería y si alguien dice que textos extensos, no hará más que corroborar lo que señalo : la ausencia de reglas honestas.
El hecho de la muerte de mi hermano y otros que pasaron y que no saben, pero de los que captaron tal vez sólo el efecto a través de mis monólogos ( tres o cuatro compañeros foreutas tuvieron la generosidad de permitirles ser diálogos), los instó a una tregua. Y por un tiempo breve (se nota ya la impaciencia) hubo falsa paz, me dejaron escribir tranquila. Si hablo de mis sentimientos por Dolina, les molesta y, eso es muy femenino; lo cual me importa un bledo.
Sin embargo, no es sano esta clase de - no sé cómo llamarlo - co-participación sin llegar a ser lazos comunicantes.
Les agradezco, porque les creí o necesité por cuestión de supervivencia del plexo y los agujeros del granizo en la terraza vidriada sobre la torre de piedra, creer en el afecto y la aceptación adulta. Fue un mes terrible que dejó estragos. Y de parte vuestra, el cese de hostilidades y el silencio despreciante, también está llegando a su término (ya había empezado en realidad).
Estoy cansada, de adentro hacia afuera. Una insiste en la estupidez o simplemente se niega a no ser, así que me explico aquí como si a alguien más de tres o cuatro pudiera importarle.
Gracias por todo. Renuncio a algo que necesito tanto como respirar.
Sé que mi pauta no es la de ustedes, que les gusta hablar de otras cosas. No hay que tener más de treinta y cinco años si se quiere arrimar una silla y charlar. Es preciso haber vivido y aprendido poco, callar la verdad, no decir demasiado, no ser humana porque eso es cursi.
"Un detalle de belleza puede alterar el mundo" dijo Dolina - aunque creo que es sinónimo el verbo -
Un detalle de fealdad, de liviandad ininteligente, puede golpear el eje de una vida, de un espíritu.
Así que, por un tiempo largo y diciendo lo que Alejandro a Víctor Hugo, me voy.
Todos los que se fueron por mi presencia, pueden volver.
Sean meritorios, esfuércense por comprender, que con y por el eje del planeta giramos todos.
A los cuatro o cinco, un abrazo. Los extrañaré.