29 de Agosto de 2012

La venganza será terrible del 28/08/2012

Multiteatro, Buenos Aires.

Dolina, Barton, Dorio.

Segmento Inicial

  • Recepción en la Embajada de Uruguay y el problema de dónde dejar las sobras.
  • Leones, y avistaje de animales salvajes sueltos.

Segmento Dispositivo

  • La caída de Luis Felipe y elecciones en Francia en 1848.
  • Mañanita de Montmartre (Lucio Demare) ♫

Segmento Humorístico

  • Lavame sucio: Nuevas técnicas y servicios para lavar el auto.

Sordo Gancé/Trío Sin Nombre

  • Los cosos de al lao ♫
  • Lejana Tierra mía ♫
  • Criollita decí que sí ♫
  • Milonga de Alejandro Dolina ♫
  • Aquarela ♫
  • La última copa ♫
  • Al ritmo del pan dulce de Rolón ♫

Comentarios (5)

Gus Santos
Gus Santos el 29 de agosto de 2012 12:05 en La venganza será terrible del 28/08/2012 dijo:

Hace poco en el programa se menciono a Paul Tibbets, el hombre que lanzo la bomba sobre Hiroshima, no se porque se hablo de suicidio y arrepentimiento, lo cual es totalmente falso, el cerdo jamas se arrepintió y murió de viejo.
Es lo malo de escuchar programas de varios días at6ras.

viyi.pelayo
viyi.pelayo el 29 de agosto de 2012 14:19 en La venganza será terrible del 28/08/2012 dijo:

"Yo era muy joven cuando compuse esto y, era muy malo realmente pero, pero por lo menos era raro ... ¡Fíjese!, discúlpeme :

Las notas de esta milonga
casi nadie las entiende,
las compusieron dos brujas
y un duende.

Milonga pa' que la cante
debajo de tu ventana,
cuando la noche se vuelve
mañana.

Si vas para Buenos Aires
tratá de mandarme un tango,
mandameló envuelto en flores
de fango.

Esta milonga se canta
para olvidarse de un beso,
que se perdió para siempre.
Para eso.

Hay algo inquietante en la preciosa música y en la manera en que Dolina la toca.
Y hay algo inquietante en la letra de la última estrofa, cierta superposición del tiempo como una brujería; como si el presente fuera pasado y el pasado fuera presente...
Como si la verdad volviera, abierta no cerrada, montada en la voz de Dolina ( las brujas) y en las notas el Duende.
Es muy bella, debería incorporarla a alguna obra que espera su "intuición adentro de él".
Mi alma se dice : "Nunca llegaré, nunca jamás, hasta el cielo de su juventud"... porque de cierto así fue aquel muchachito.
Sin embargo,en el hombre : aún alienta un cielo.
………………………………………………
Hermosa esa técnica o ese sentir, no sé, con que arrastra la voz ( al modo en que una bruja en su escoba o un genio en su alfombra mágica o el emperador de la China con su cometa ) arranca, planea, hechiza con sus tonos, colores, figuras ) Un hombre con su guitarra, de noche bajo la Luna y las estrellas, el sombrero con la cinta al cuello y como de rodillas descansando en la espalda,la frente y la mirada, arriba.
Un hombre en las luces de un salón, la sombra del ala del funyi sobre las manos, tan oscura una mano como las teclas negras, tan pálida la otra como las teclas blancas.
........................................................................
Su voz atraviesa el campo,sobrevuela el mar.
Su voz me recuerda la frase "en un día claro se ve hasta siempre". En una noche clara, también.
.............................................................................
Qué difícil Moreira, Criollita ... Y qué fácil para su voz.
................................................................
Músicos de honores, sí señor.

viyi.pelayo
viyi.pelayo el 29 de agosto de 2012 21:58 en La venganza será terrible del 28/08/2012 dijo:

¡Qué linda la charla de Elizabeth Vernaci y Tortonese, con Alejandro Dolina! Vi en youtube la primera parte ( 1 de 2) lástima que no subieron la segunda ( 2 de 2).
Esta vez me gustó Vernaci, así como el cariño y el respeto que connotó, sin esos asaltos sorpresivos de su estilo tan personal ...Incluso, me asombró gratamente que moderara sus expresiones ( y me encantó que lo abrazara, lo besara y ese "te quiero" que sonó lindo ).
Las palabras en Vernaci ;-) se parecen a rebeldes amotinados, a los que ella gritara desde la vanguardia ¡ a la carga ! ...y allá fueran como caballería desbocada :-)
Me alegró verla bien. ¡Y me encantaron las anécdotas de Dolina!.