Perfil del Usuario
Gentooza

Gentooza

En Venganzas del Pasado desde el 31 de octubre de 2010 04:46

Gentooza
Gentooza el 8 de agosto de 2012 00:27 en La venganza será terrible del 06/08/2012 dijo:

¡Hola a todos! Esta ha sido una jornada muy larga, dentro de unas horitas va a sonar el despertador y yo acá, publicando mi primer comentario. ¿Por qué justo ahora decido teclear alguna cosilla? Bien: porque me parece muy triste lo que está pasando con La Venganza y los usuarios-escuchas de este blog.
Es obvio (más allá de los gustos personales) que la inclusión de Dorio ha traído discordia entre los vengadores. Mi señora y yo somos escuchas eternos del programa, pero ahora nos tenemos que dedicar a escuchar viejas venganzas; simplemente, Dorio es insoportable.
Absolutamente insoportable, pedante e inoportuno.
Antes que los intolerantes de verdad, los que piensan distino y sólo saben discutir, me ataquen les digo: felicitaciones por bancarse a este plomazo. ¡Hay que tener cojones para hacerlo!
Yo, personalmente me re-caliento cuando me pregunto: ¿cómo se lo banca el Negro?. Es triste, muy triste... Alguien comentó alguna grosería que Dorio dijo de los mexicanos; no me extra, pero sí me extraña que el Negro no lo eche a patadas de lo que antaño era un programa valiosísimo, un refugio de la cultura toda. Y ahora se fue por el caño (¡Rubio, vení a rescatarlo!)
Pienso: "¿será que yo estoy mal? Porque Dolina es un tipo inteligente... Estar rodeado de esta realea de habrá afectado el buen gusto.
Y no digo nada contra Barton: tenemos que dar gracias por su presencia. Sostiene dignamente el programa, ya que un programa sólo con él y Dolina es infinitamente mejor que uno con Dorio.
A los que comparten mi opinión (y son muchos) les digo: no peleen más, ya sé que están dolidos, como lo estamos yo y mi compañera. Queremos mucho a La Venganza y todo se fue al carajo.
¡Pero ya vendrán tiempos mejores!
A los que les gusta el programa y las intervenciones de este sujeto que a nosotros se nos antoja tan vil, sólo les digo que disfruten porque -por suerte- nada dura para siempre.
Y el buen gusto -al final-, siempre triunfa...

¡Un saludo desde Uruguay!