Perfil del Usuario
Invisible

Invisible

En Venganzas del Pasado desde el 11 de diciembre de 2015 20:22

Invisible
Invisible el 13 de diciembre de 2015 20:31 en La venganza será terrible del 10/12/2015 dijo:

Jaja, bueno, veo que ya tiene algunos enemigos ganados acá, así que no le produzco más mala sangre con palabrerío. Además sería tedioso, tiene razón.
De hecho, no tengo cuentas en las redes sociales ni nada de eso, y ya que siempre escucho los programas en esta hermosa página, me pareció un buen espacio para decir alguna cosa en este momento triste que estamos atravesando, y el comentario fue en su dirección sólo porque había leído algo que usted había escrito, no por una cuestión personal.
Bueno, hasta el próximo debate, un saludo grande.

Invisible
Invisible el 12 de diciembre de 2015 17:41 en La venganza será terrible del 10/12/2015 dijo:

Gracias por la respuesta, chancho.
Algunas cuestiones que usted describe son en parte ciertas, pero tendeciosas y digamos, "selectivas". Se queda sólo con el fragmento de la realidad que le interesaría contar a un opositor, para argumentar en contra del FPV.
Si bien es cierto que el kirchnerismo siguió tomando deuda, no fue una característica central del modelo, como si lo fue del menemismo. Por otra parte fue uno de los países del mundo que más achicó la deuda con el FMI en este siglo, pagando en tiempo y forma de acuerdo a lo pactado. Pacto que además, benefició a los argentinos, ya que se renegoció el pago de modo tal que no se pongan en riesgo ni los salarios, ni el poder adquisitivo de las clases medias y bajas.
La cuestión de la inflación está bastante manipulada desde hace tiempo. La mayor responsabilidad del aumento de precios está en el mercado y en el enorme aparato mediático manejado casualmente por los mismos tipos que mueven el mercado: El poder económico.
Hay otra parte que sí es responsabilidad del gobierno, responsabilidad que han asumido y uno valora el esfuerzo que han realizado para mantener siempre los salarios por encima de la inflación.
Era una inflación controlada, digamos. Con salarios que corrigen ese movimiento de precios, además de otras políticas muy eficaces como precios cuidados, o algunos mercados con precios controlados que el gobierno abrió en distintos distritos (en la ciudad de Buenos Aires ya está construído en colegiales, pero el PRO no permitió su apertura)
Entienda por inflación "descontrolada", lo que ocurrió en estos últimos días, desde que el presidente entrante, en un movimiento desestabilizador, anunció una devaluación de un 50% y los precios se dispararon de un momento a otro en una repugnante actitud de empresarios o especuladores, que son casi la misma cosa.
Esto contradice al discurso preelectoral de dicho presidente, que generó la idea en la gente de que el dólar estaba a 15 pesos antes de su asunción. Una estrategia muy sencilla: asumir, llevarlo a 15 a modo de "sinceramiento", y tirarle la pelota al kirchnerismo.
Le decía que esos aumentos repentinos contradicen ese discurso. Si el dólar "ya estaba" a 15, por qué aumentaron cuando Macri dijo que lo llevaría a ese mismo precio? Respuesta: Porque no estaba a 15, estaba a 9 y pico.

O sea, de corazón le digo, no compare la deuda externa con la inflación interna, que en ningún momento alteró el poder adquisitivo de los trabajadores ni quebró al país. Yo trabajo en un comercio, soy empleado, y le juro que estos años fueron muy positivos en muchos aspectos para la mayoría.
Se lo digo del modo más simpático y amable que se le ocurra. De verdad, piénselo

El economista neoliberal que me invita a leer forma parte del mismo aparato mediático del que le hablé más arriba.

Le agradezco otra vez por la buena predisposición y usted parece ser un buen muchacho, apoye a la gente, dele.
El enemigo no está en el pueblo, hay que tener en claro eso.
Saludo grande.

Invisible
Invisible el 11 de diciembre de 2015 20:59 en La venganza será terrible del 10/12/2015 dijo:

Buenas noches, pido permiso para hacerle una breve aclaración al usuario que se hace llamar "chancho al trote":
El progreso económico y el ingreso al consumo que vivieron las clases bajas y medias de la Argentina durante el proceso kirchnerista, es real.
Lo que lo diferencia con el menemismo es, entre otras muchísimas cosas, el camino a través del cual se llegó a ese crecimiento.
Durante los noventa, el enorme endeudamiento al que se sometió a la nación, sumado a la venta de una gran cantidad de patrimonio que era propiedad del estado hasta ese momento, generó el ingreso inmediato de miles de millones de dólares al país.
Como consecuencia de estas medidas, se aplicó la convertibilidad, por la cuál se atravesó un brevísimo período de prosperidad en la clase media y en algunos sectores más bajos.
La trampa consistía en que estas políticas liberales venían de la mano de la destrucción de la industria nacional, de la desinversión en ciencia, en tecnología, en cultura, en salud, educación y en todos los factores que a usted se le ocurran que puedan generar crecimiento a largo plazo. Se fomentó el desempleo, la marginación, la indigencia, la exclusión social, etc.
La inmediatez del trágico desenlace imagino que ya lo conoce. No hace falta explicarlo.

De algún modo, si usted vende todo lo que tiene, y le pide dólares prestados a unos amigos poderosos (dólares que va a tener que devolver con unas tasas de intereses impagables, y que lo someterán durante años a cumplir con las reglas que estos mismos amigos le impondrán), y al mismo tiempo deja de laburar, probablemente tenga guita por un tiempito. Hasta que se le acabe, y se quede pobre y endeudado. En bancarrota y obligado a cumplir con los mandatos de los que le prestaron. Esto podría entenderlo hasta un niño.

Si le interesa el tema y tiene ganas de dialogar, en la próxima le cuento cómo llegó el kirchnerismo a alcanzar ese "estado de bienestar". Va a ver que el camino es distinto.
Un saludo.
Darío.