Comentarios (14)

jschwindt
jschwindt el 11 de agosto de 2015 10:41 en La venganza será terrible del 10/08/2015 dijo:

@Horacio: si querés sonido tenés la versión Premium que consiste en quedarte levantado hasta las 2 de la mañana con una radio AM sintonizada en el 1030 :) De lo contrario, para los casos en los que el sistema falla, tenés que esperar que yo lo arregle manualmente copiando uno de los otros 3 archivos que se graban en simultáneo. Si refrescás la página deberías poder escucharlo ahora, aunque tal vez la versión de Radio Pulxo no te guste, ya sea por la calidad del audio, que no es la mejor, o por la versión del himno, o por lo noticieros, las tandas, etc., en cuyo caso lo siento mucho, pero no tengo solución. Saludos.

Sherezade
Sherezade el 11 de agosto de 2015 11:14 en La venganza será terrible del 10/08/2015 dijo:

Pero adivina sì que eres... No sè si de manera involuntaria, pero te mandas cada golazo...! Fìjate que a mì me gustan mucho los juegos de palabras y, nombre que veo, nombre que desmenuzo. En tu nombre (y apellido) surge, entre otras posibilidades, esto: "NEGRO, YA VI A PILI". ¿Quièn serà? Alguna que se escondìa, pero tù la viste. ¿Existirà? Gracias, VIRGINIA PELAYO, ya puedes poner el cartel de vidente. A mì me puedes contratar como mèdium. ¡Seremos ricas!

Sherezade
Sherezade el 11 de agosto de 2015 12:47 en La venganza será terrible del 10/08/2015 dijo:

Iriliah y demàs foristas: me disculpo por el tono irònico que usè al hablar sin conocimiento sobre el tema de Daniel Rojo. Acabo de oìrlo en TV. Ojalà todos tuvieran la segunda oportunidad que la vida le dio a èl. ¡Y supieran aprovecharla!

Viyi
Viyi el 11 de agosto de 2015 14:49 en La venganza será terrible del 10/08/2015 dijo:

No heredamos la honorabilidad de los antepasados : ellos dependen de nuestro presente. Y, por lo mismo, nadie puede tocarlos, excepto sus iguales. Y sus iguales no existen.
Me decepciona que un nombre tan bello, sea tan feamente usado.
Me entristece el mal gusto de un alma sin estética.
El tiempo transcurre muy rápidamente, vacío de palabras que valgan la pena.