Comentarios (31)

hernan.miraola
hernan.miraola el 7 de marzo de 2015 10:40 en La venganza será terrible del 05/03/2015 dijo:

Daril: El tema de discusión independientemente de nosotros es interesante, aun así alcanza con ser sintético.
Creo que ya escribí que por la naturaleza del humano es imposible gozar con hechos que desconocemos, que tememos. Esto va en contra del goce con la espera. Repito el porqué.
Lo incierto está en el futuro, y si uno mira lejos en el tiempo se encuentra en forma de polvo; quiero decir desintegrado. La víspera de eso no es un goce. Las demás tampoco, porque comparten esa incerteza.

Dice que no ve nada de recuerdo en la frase, bueno lo repito: es la memoria la que puede cambiar a la víspera gozosa (o no). "Tan inventiva es la memoria" diría el Erudito. Pero en el presente la víspera es la parte mala.
Si a usted esperar eternamente lo hace feliz va a vivir muy bien, porque para esperar sucesos no hace falta ningún esfuerzo. Sospecho que esa víspera carece de sufrimiento y de goce.

La reflexión que es interesante es la de Cristian porque el dice que la víspera es una esperanza. Creo que eso esta mejor. Que sea una esperanza es que sea un temor, estamos de acuerdo. Aun así no quita que mientras tanto uno sufra la espera.
Supongo que las discusiones tenderán a difuminarse y cada uno hablara de lo suyo, trate de que no suceda en este comentario.
Saludos.

daril_dada
daril_dada el 7 de marzo de 2015 11:37 en La venganza será terrible del 05/03/2015 dijo:

¿por qué un jugador grita el gol antes de que la pelota entre en la red, antes de que el árbitro convalide el gol?
respuesta: Los jugadores están locos, o tienen fe.

"la naturaleza del humano es tener miedo a lo desconocido" ? Audaz deinficón. La curiosidad, la exploración y la ciencia han muerto.

Copito de Nieve
Copito de Nieve el 8 de marzo de 2015 00:40 en La venganza será terrible del 05/03/2015 dijo:

Interesante invocación a la ciencia en una discusión mas o menos existencialista o poética. Yo creo que las dos posiciones son válidas.Porque estas cosas no se discuten.¿Quién tendría razón,daril o hernan? ninguno...o los dos. Hay dos respuestas posibles: a veces si y a veces no. No hay ciencia en esto. Es algo humano, demasiado humano.
Sumo una tercera posición:Un niño que esta pasando una semana sin comer y al que le dicen mañana al amanecer te daremos de comer,¿como vivirá esas horas de vísperas? ¿Como un goce o una tortura?
respuesta:dejemos el cinismo de lado. Al menos en estos casos.

hernan.miraola
hernan.miraola el 8 de marzo de 2015 14:12 en La venganza será terrible del 05/03/2015 dijo:

Creo que mas allá de esta discusión (en el buen sentido de la misma) es interesante que no siempre se charle del programa como un informe diario; digo de observaciones de mínimo esfuerzo, que sólo importan al que escribe y en algunos casos conscientemente. Claro que es necesario conocer porqué se fue un integrante y ese tipo de cosas, me refiero a el que vuelve y vuelve sobre esos temas. Y que se torne el tema central?! Al menos a mi me aburre.
No vengo a imponer cómo pensar o sobre qué discutir; sólo me parece que entre las personas que opinan acá, pueden suceder charlas de mucho mayor interés. Aun así, es solo un pensar.
En fin, espero que no se tome a mal exponer lo que uno piensa, aunque sea de esta forma tan bruta.

Cristian Kirk
Cristian Kirk el 9 de marzo de 2015 05:43 en La venganza será terrible del 05/03/2015 dijo:

Perdón, en el ejemplo de Copito, ¿no es obvio que esa espera se daría con goce? Con mucho más goce que el que no come hace 2 días.

En líneas generales, pareciera que en la espera por lo desconocido no hay goce. Si alguien se acerca y nos dice: "Mañana te va a pasar algo que no esperabas." A priori no hay goce, en mi caso hasta sería lo contrario. Por más que me fuera a sacar la lotería (...y sin jugarla). Pero sí podría haber un goce a partir de las propias proyecciones de una persona; "no me importa lo que sea, con tal que afecte mi vida gris y rutinaria." Y eso es interesante. Nuevamente aparece el factor esperanza. El goce depende de todo un conjunto de circunstancias y condiciones y no necesariamente de lo que va a pasar. Todo lo que podemos hacer es acercarnos al placer y alejarnos del dolor. Sólo en esos términos podemos hablar de algún tipo de naturaleza humana. La expectativa de que algo que haga eso va a ocurrir, logra la premisa en si misma.

daril_dada
daril_dada el 9 de marzo de 2015 10:25 en La venganza será terrible del 05/03/2015 dijo:

"¿no es obvio que esa espera se daría con goce?" no sé si es obvio, yo me imagino angustia y desesperación. Aunque Pavlov diría, "ya está generando jugos gástricos".
Para condimentar el ejemplo, yo diría que al pibe (por favor, no hacer el experimento en casa!) le dicen en vez de "mañana vas a comer" (un objetivo táctico de la supervivencia), le dicen "mañana te daremos a comer todos los manjares lo que pidas y se te ocurran"... aparte de angustia (¿Será verdad?¿comeré lo que yo quiera mañana?¿debo creerles a estos desgraciados que me tienen 7 días sin comer?) y desesperación (¿por qué mañana y no ahora?¿llegaré vivo con este hambre a mañana? Me comería mis zapatos si con eso calmara el ardor del hambre en mi panza)... ¿no habría momentos de : "Lo primero que voy a pedir es: un helado de chocolate y dulce de leche, con pedazos de chocolate y más dulce de leche y una oblea para juntarlo... o pediría la casa de la bruja de Hansel y Gretel.... o un chancho asado entero como los que se come Obelix.... o el hígado con ajo que sabía preparar Bloom!!" y quedaría soñando echando saliva por la boca...?
A ver, la espera puede ser insípida... (no me importa o no sé que espero )
Angustiosa: Ha reclamado a la policía por la ausencia de su hija, la llaman y le dicen tenemos novedades de su caso, aguarde aquí.
Feliz: La invitaste a tu casa esta noche... y nada puede salir mal....

Ella vendrá (ha ah, laralarala ha ah, laralarala)

y las heridas que marcan mi cara
se secaran en su boca de agua.
Siento que ella vendra (ha ah, laralarala ha ah, laralarala)
y al fin el techo dejara de aplastarme
dejara de verme:
solitario besando mi almohada
solitario quemando mi cama
solitario esperándote

(los visitantes)

https://www.youtube.com/watch?v=BK9nVAlpPN4

y quedaría soñando echando saliva por la boca...

daril_dada
daril_dada el 9 de marzo de 2015 11:13 en La venganza será terrible del 05/03/2015 dijo:

(Escribo no por tratar de convencer a nadie, ni tener razón, sino porque alguna idea de las que sigo me gusta y aprovecho escribir para pensar)

(Fui sintético una vez y quedé como cínico.... adiós síntesis, bienvenida asociación libre)

Creo que considerar el miedo como motor de la humanidad es una mirada tremendamente pesimista sobre la vida, la evolución y la humanidad.

Hay que salir de ahí, buscar el motor en otro lado. Un exjefe mío decía “la ley del menor esfuerzo es la fuerza que mueve el mundo”... Sarmiento tenía sus famosos dos pelos. Hay una película que se llama “The persuit of happiness” no sé que dice, pero el titulo nos indica que la felicidad es algo a lo que se puede buscar y alcanzar.
El miedo es una fuerza paralizante que nos hace desconfiar de todo y nos lleva a un lugar oscuro y húmedo.
Otra cosa es el dolor...

El dolor (Edith Södergran)

(...)

la felicidad es importante, duerme y respira y no sabe nada de nada.
¿Conoces el dolor? Es fuerte y grande, puños secretamente
apretados.
¿Conoces el dolor? Sonríe de esperanza, los ojos enrojecidos
por las lágrimas.
El dolor nos da todo aquello que necesitamos,
nos da las llaves del imperio de la muerte,
nos empuja por la puerta cuando dudamos todavía.
El dolor bautiza a los niños y vela con la madre
y forja todos los dorados anillos de boda.
El dolor reina sobre todos, alisa la frente del pensador,
pone la joya en el cuello de la mujer deseada,
está en la puerta cuando el hombre sale de casa de su amada...
¿Qué más da el dolor a los que ama?
No sé más.
Da flores y perlas, da canciones y sueños,
nos da mil besos que están vacíos,
da el único beso que es verdadero.
Nos da nuestras almas extrañas y nuestros gustos singulares,
nos da los premios mayores de la vida;
el amor, la soledad y el rostro de la muerte.