12 de Noviembre de 2016

La venganza será terrible del 11/11/2016

Auditorio del Centro Cultural Caras y Caretas San Telmo, Venezuela 330, CABA

Alejandro Dolina, Patricio Barton

Segmento Inicial

  • Barton: “Hoy me comí una bondiola en la Costanera”

Segmento Dispositivo

  • Venganzas: la princesa Mérope y Polifontes; Polixo y Helena de Troya; Nauplio, las mujeres de Troya, Clitemnestra, Penélope y los ejércitos griegos en Eubea
  • “Ya Estamos Iguales” ♫ (Música: Anselmo Aieta; letra: Francisco García Jiménez), por Azucena Maizani

Segmento Humorístico

  • “¡No estamos solari!”
  • Crítica de la paradoja de la piedra

Sordo Gancé, Trío Sin Nombre (Manuel Moreira, Martín Dolina y Ale Dolina)

  • “You're Going to Lose That Girl” ♫ (Música y letra: John Lennon y Paul McCartney)
  • “La Amanecida” ♫ (Música: Mario Arnedo Gallo; letra: Hamlet Lima Quintana)
  • “Fields of Gold” ♫ (Música y letra: Sting)
  • “La Juventud Se Va” ♫ (Música y letra: Roberto Sánchez)
  • “Cotton Fields” ♫ (Música y letra: Huddie “Leadbelly” Ledbetter)
  • “Al Ritmo del Pan Dulce de Rolón” ♫ (Música y letra: Alfred Adler)

Comentarios (17)

Viyi
Viyi el 12 de noviembre de 2016 15:29 en La venganza será terrible del 11/11/2016 dijo:

Buenos días a todos y a todas.
Luego de leer y reflexionar sobre los contenidos publicados y los posibles intereses que motivaron los comentarios y, curiosamente, tratándose de tantas personas, la semejanza de los dos o tres planteos manifiestos, resolví sumarme no a los dichos, sino en cuanto usuario irregular de este foro.
No comparto nada de cuanto dicen, pero respeto la realidad; así como respeto lo que sienten y piensan por ser un derecho el libre pensamiento y la libre expresión, aunque acotada por cierto canon que de obviarse la expresión sería salvaje y no aportaría a crecimiento ni esclarecimiento alguno, así como a depurar el concepto y ejercicio de libertad.
....
Antes de que existiera facebook, antes del 2004, antes de que las redes sociales invadieran la vida y hasta la intervinieran, mutando su fluir, con el argumento de que la ampliaban y enriquecían, desarrollando "la comunicación y acercamiento inteligente, constructivo y afectivo entre los pueblos", DESINTERESADO y LIBRE, lo que es refutado por falso en la experiencia cotidiana... : antes de tener PÁGINAS Y FOROS EN INTERNET,... Alejandro Dolina y La Venganza Será Terrible, YA tenía la máxima audiencia, la mejor reputación, ya había ganado el Martín Fierro, ya había tenido numerosas nominaciones, ya había merecido numerosos premios, ya la obra musical y poética de Alejandro Dolina había sido PREMIADA. La RADIO y el modo de CAFÉ CONCERT a pesar de transcurrir en espaciosos teatros, fueron su ámbito, su arraigo, su desarrollo. Ya las presentaciones públicas en espacios que contenían miles de personas, fueron experimentados y animados con superlativa repercusión y demanda, por Alejandro Dolina y La Venganza Será Terrible.
¿ADÓNDE quiero llegar con lo dicho? : a que JAMÁS INTERNET le hizo falta.
NI fue su trampolín lanzador.
NI su plataforma de mantenimiento.
NI el público que AGREGA internet fue la causa de su éxito.
NI de convertirse como se convirtió en un clásico del acerbo cultural. Del conocimiento por amor al conocimiento y sin necesidad de psicologismos ni seudos servicios sociales, ni demagogia adolescente, ni negociaciones de marketing. No tenía que convertirse en otra cosa bajo amenaza de "perder clientes". Su riqueza era su propia materia y no el camaleónico "material para".
Dolina y LVST se construyeron con méritos propios y modos normales y comunes. NO hubo una fuerza de mil caras que alguna vez dijo a alguien "todo lo que ves tendido a tus pies y adelante y extendiéndose a lo lejos, puede ser tuyo, basta que..." etc. Cambiemos el símbolo, el nombre, pero la tentación y la promesa, son la MISMA.
Como si estuviera en peligro de perder lo ya logrado, por volverse demodé, no viable el precioso palacio de su obra viva. Como si su lugar en la tradición inherente a la idiosincracia y el espíritu y el arte argentino - no diré porteño ni bonaerense ni rioplatense, pues sería falso, superó esas fronteras - careciese de futuro, arrollados por la topadora del progresismo, de los "nuevos públicos".
¿Quién le aconsejó, aserrar los árboles y ampliar la vereda, arrancar el jardín y poner un garage más amplio para fiestas más amplias con más invitados, demoler la pérgola y tirar el fonógrafo, poner una pileta olímpica climatizada y grandes antenas parabólicas, megas células madres paridoras de publicidad, quién le aconsejó despreciar la radio y coquetear con internet, sumar oyentes como dinero que se cuenta y se guarda como capital, pero se disfruta y gasta "la caja diaria" hecha de "numerable" público presente, engañosa garantía - en el contexto de las condiciones enumeradas - de vigencia, de lazos irreductibles, ¡sólo por sensuales seguros!, de arte, de buen gusto y virtud, de corazones y mentes sabedores de lo que verdaderamente ocurre y se espera hacer ocurrir?
¿Adónde aún más quiero llegar? : a que las redes sociales, internet,... empobrecieron a Alejandro Dolina y a La Venganza Será Terrible y al concepto de arte del producto, la obra, la vinculación con las personas amantes de lo representado por Dolina y su creación artística.
Internet no lo mejoró.
Las páginas, los foros, los mecanismos y métodos "progresistas" TAL Y COMO FUERON ACCIONADOS Y SUS TRAYECTORIAS PERMITIDAS, alimentadas a desarrollarse y seguir creciendo facilitadores del "írseles de las manos" y aún engañosamente como un espejismo, le quitaron a A.D. el programa de las energías de su voluntad y desvirtuaron la VISIÓN y las ESPECTATIVAS, que ejercieron su propio control del programa, de Dolina, de su arte, de la extraordinaria conexión original, única y riquísima que la constituía un modo de ser, de dar, de funcionar, de crear, con el sello único de su personalidad como hombre y como artista, CON EL SELLO ÚNICO que tenía EL PROGRAMA.
Hace mucho que siento así. Preferí suponerlo un error mío. Callar. Comprobando con el tiempo, que cuanto fue ocurriendo y enquistándose, demostraba que no era una manera mía errónea de mirar lo sentido.
Dolina entró en la vorágine, en el "ápice vertiginoso" imagen que hace mucho no verbaliza.
Sólo él conoce lo que siente, ojalá no pierda la capacidad de claridad, de visión. Ojalá los miedos no sean mayores que las esperanzas y la fe en su obra. Ojalá las espectativas no hayan dado un golpe de timón y sus sueños ahora no sean tan distintos. Y sea capaz de no dejarse atrapar por reflejos condicionados, ofrecimientos de acceso y permanencia a reinos que no son los suyos ni los de su arte.
Deseo que sea libre en su apreciación de lo mejor para LVST, para su arte, para él, que aparte nieblas engañosas, mimetizadas en las nieblas oraculares, las nieblas que no son más que el vapor de la calidez del territorio sembrado y activo, de lo que está vivo y emena calor y agua buena para beber. En esa niebla se puede entrar y hasta perfumarse y purificarse; en la otra no, aunque publicite lo contrario.
Dejo en estas palabras, mi amor, mi respeto, mi admiración. Apenado - dijo Barton. Debería indignarse - dijo Dolina.
La indignación la sentí hace mucho. Ahora, me apena. Pero por encima de todo sé que mucho se puede hacer. Que Alejandro Dolina, lo haga.

chancho al trote
chancho al trote el 12 de noviembre de 2016 16:29 en La venganza será terrible del 11/11/2016 dijo:

Solo se dijo que estuvo mal en tirarse contra una página que solamente hace lo que ellos nunca hicieron, osea darle a la gente la oportunidad de escuchar el programa a una hora acorde a la que ellos puedan escucharlo porque al otro día por ejemplo tengan que ir a trabajar y a las 12 de la noche están durmiendo o como en mi caso que vivo en Madrid lo tendría que escuchar a las 5 de la mañana.
No creo que sea tan difícil entender esto sin tanta chachara discursiva.
Y todo avanza, fijate que el también utiliza Internet para poder vender sus entradas, ya no da un número de teléfono para que la gente deje sus mensajes sino que lo tiene que hacer por medio de facebook
En resumen, si el y su producción nunca se calentaron en hacer una buena página para toda esa gente que tiene imposible ir a verlo o escucharlo a las 12 de la noche porque al otro día tiene que levantarse temprano porque tiene que ir a laborar, tendrían que estar agradecidos que alguien un día se dio cuenta de esas cosas y puso los programas al alcance de todos y por ejemplo hacer algo tan simple de poderlo escuchar cuando esa persona pueda o desea.
Todo lo demás sobra, aquí no está en discusion si Internet favoreció la actitud artística de Dolina o yo soy poeta o más humano porque no hablo con contestadores

Norberto Loza
Norberto Loza el 12 de noviembre de 2016 16:31 en La venganza será terrible del 11/11/2016 dijo:

Viyi, estoy completamete de acuerdo en que las redes sociales son antes empobrecedoras que enriquecedoras (además de fábricas de mal gusto, ignorancia, egocentrismo, paranoia e hipocresía); pero es evidente que VDP no es una red social y que Dolina jamás necesitó de este sitio (o de ningún otro) para obtener su merecida fama. Lo que se critica es que Dolina sugiera maliciosamente que alguien se atribuye aquí alguna clase de autoría, o que esto es un gran negocio que se aprovecha de su trabajo. De todos modos, el trato de Dolina hacia su público siempre fue bastante áspero, por decirlo suavemente (excepto cuando ese público está dotado de muy buenas gambas).

Viyi
Viyi el 13 de noviembre de 2016 11:48 en La venganza será terrible del 11/11/2016 dijo:

Norberto, gracias por su manera de responder y considerar que A.D. vale una respuesta elegante.
Yo no tomé seriamente en cuenta lo dicho por Dolina porque es casi imposible abarcar la cantidad de expresiones enojosas sin filtro que suele "soltar"... A veces lo hace como quien entra a su casa y se desahoga en su propio territorio, entre "familiares" evitando así patear al perro o al gato. A veces para obtener alguna reacción auténtica que permita el inicio de un diálogo o polémica, inteligentes. A veces siente que tiene permiso para hacerlo, porque está entre amigos...y por algún mecanismo que me niego a analizar, suele ser acerbo precisamente con la amistad y prueba a los que no son amigos... fuertes. Por otra parte, el mal carácter acentúa algunos perfiles con el tiempo.
"Lo que se critica es que Dolina sugiera maliciosamente que alguien se atribuye aquí alguna clase de autoría,"... Norberto, en este foro se dijo más de una vez que "LVST copiaba contenidos de aquí", que se "aprovechaba" de los archivos y la organización. Está escrito. Lo que sí puede alegarse, es que ya se tomó una decisión, respecto al tono : tanto el de VDP, como el de A.D... Ahora, ¿ es "marcar tendencia" ?, ¿hay una intención previa?
Bastan allegados movidos de celo -ya que tal vez A.D. no entre a leer esta página- comentándole. Bastan los susurros de lady's Macbeth o Yago's... o bien de personas que, no someten a falsación sus interpretaciones personales. Basten ambiciones del género "ponerle la mano en el hombro" o acariciar con caricias de "carga" equivocada, zonas "equívocas".
A.D. tiene modos que no me incumbe analizar en ningún espacio público, aunque sí puedo analizar (sólo para mi tranquilidad y a causa de mi reacción) los efectos; tratar de encontrar una explicación lo más aproximada a la verdad posible para desenmarañar la causa-s a través de esos efectos.
Tal vez Dolina confió en que lo estaban escuchando las portadoras de buenas gambas y que son las más numerosas (la guardia real, me protegerá; sobre sus escudos rebotarán siempre mis palabras, tanto de adentro hacia afuera, como de afuera hacia adentro; caerán a tiempo) Tal vez es un mito. Y los mitos son respetables. Pero también peligrosos, cuando se navega en torno, cuando no se forma parte de ellos.
Norberto, permítame : su último comentario de gambas, ninguneó todo argumento; arrojó al polvo lo defendido.

Hornets
Hornets el 13 de noviembre de 2016 13:27 en La venganza será terrible del 11/11/2016 dijo:

Disculpe, Viyi, no era la intención que se lo tomara a mal. Simplemente sentí que era lo único que podía aportar.
En otro sentido, me parece que muchas cosas que se dicen aquí en tono de chanza no deberían ser tomadas como argumento (ej.: "para mí que Dolina recurre al archivo de VDP para repetir charlas" o "dejen de copiar lo que se habla en este foro para armar las charlas" -en este último caso creo que fue adornado con un ;)- o más o menos, que mi memoria no es tan buena ya)

Hornets
Hornets el 13 de noviembre de 2016 13:34 en La venganza será terrible del 11/11/2016 dijo:

Ah, y un error de tacleo (cuando un dedo aprieta una tecla antes que otra o similar) no merece una aclaración... Igual que 30 errores ortográficos juntos tampoco.
Y, para finalizar, también la intención (que ud supone maligna) era hacer un chiste, ante la característica fe de erratas que ud suele hacer y que faltó en este caso

Viyi
Viyi el 13 de noviembre de 2016 18:15 en La venganza será terrible del 11/11/2016 dijo:

Hornest... Ya lo sé.
Imagínese entonces... La reacción de Dolina traída a esta cama de gatos está "justificada". ;) (la carita es un énfasis innecesario, tal vez por eso no creyeron en la suya)
¿Recuerda? : Barton dice algo y Dolina lo apoya suponiendo comprender. Barton dice que no es así (que no es así lo interpretado por Dolina). Dolina inmediatamente dice lo contrario. Barton nuevamente dice que no es así. Dolina se retracta desordenadamente como un camaleón en estado compulsivo y agrega "al final yo quiero darle la razón, estar de acuerdo con usted y nada le viene bien"... Bueno, ese juego : se repite aquí, en esta cama revuelta donde duermen más de cuatro. ;) (énfasis innecesario).

Viyi
Viyi el 13 de noviembre de 2016 18:24 en La venganza será terrible del 11/11/2016 dijo:

*Hornets... Inconscientemente me suena a avispón cibernético y a un mal chiste de Dolina.
Hornest, me suena a hornero honesto.
Nunca diga "y para finalizar"; tendrá el efecto contrario.

mariadelcarmen.loguercio
mariadelcarmen.loguercio el 14 de noviembre de 2016 03:33 en La venganza será terrible del 11/11/2016 dijo:

Buenas noches gente del foro y escuchas de cartel. Sólo intervengo aquí cada tanto. De no ser por este sitio, no hubiera sido seguidora de Alejandro Dolina. Porque a la hora en que se emite el programa siempre estoy durmiendo porque trabajo. Pues entonces, este sitio para mí es bueno, es enriquecedor. Es una buena política de difusión de la que se han hecho cargo los fanas de Dolina ante el propio desinterés del maestro. También es verdad que el paso del tiempo se le nota. Mucho. Falta gracia, falta chispa, falta se qué se yo que lo hacía único. Falta desenfado. Sobra amargura. Sobra cinismo. Sobra soledad, también se nota. Sobra mal humor. Sobró partidismo barato. Falta pensamiento ético y político de hace muchos años. Basta con escuchar los comentarios de los años 2004, 2003 o anteriores, para ver qué estricta ética política enarbolaba. Una pléyade de exigencias irrenunciables que después abandonó justificando cualquier verdura. Sobra eso. Falta encanto. Esta última estación en esta radio es el ocaso. Una pena. Saben una cosa? extraño al de antes. No sólo los programas de antes, sino al Dolina de antes. este está convirtiéndose en una mala imitación de sí mismo.

Daniel Franz
Daniel Franz el 15 de noviembre de 2016 11:01 en La venganza será terrible del 11/11/2016 dijo:

Una última reflexión de mi parte sobre los sucesos de notoriedad:
La verdad, a mí me importa poco (por no decir nada) el discurso de las personas: qué ideas declaran defender, qué principios declaran enarbolar o qué sistemas políticos, económicos o sociales declaran impulsar. Me importa mucho más cómo son en profundidad, en su corazón, lo cual muchas veces los discursos exteriores no reflejan fielmente.

Dolina es para mí un hombre dotado de una altísima capacidad intelectual, un gran bagaje cultural y un excepcional sentido del humor, a quien le agradezco inmensamente por los grandes momentos que me ha hecho y me hace pasar.
Pero no lo tengo como un referente ético o moral, ni como un ideal a seguir en mi vida. Ni tampoco creo que él mismo, consciente de sus limitaciones, pretenda serlo para nadie.
Creo que Dolina, que en otros sentidos es excepcional, en su transitar diario por la vida no es muy distinto de la mayoría de las personas; se mueve por intereses similares, tiene los mismos deseos y ambiciones, los mismos miedos y las mismas angustias que cualquier otra persona. Tal vez estas características estén agudizadas, exacerbadas, por su gran intelecto, pero no trascendidas, no superadas.
Tiene las mismas alegrías y tristezas, busca los mismos placeres y trata de escapar de los mismos dolores; tiene las mismas dudas, flaquezas, tentaciones, broncas, contradicciones, limitaciones, etc, que podemos tener cualquiera de nosotros.

Y en realidad, ¿por qué habría de ser de otro modo?
¿Por qué habríamos de pedirle a Dolina, a partir de su capacidad intelectual excepcional y gran sentido del humor, que sea además un paradigma ético y moral? ¿Tiene alguna relación una cosa con otra? ¿Es culpa de Dolina que estemos esperando que actúe siempre en forma justa y ecuánime, o aun más, que actúe siempre inspirado por sentimientos del más alto orden, como el amor, la compasión, el altruismo, el desinterés material, el perdón, la piedad (más allá de que en su discurso apele a estos valores)?
¿Por qué no habría de tener limitaciones, carencias y contradicciones como todos nosotros? Dolina mismo es consciente y suele burlarse de sus propias miserias en ciertos sentidos (“en eso consiste el noviazgo, en tratar de ocultar nuestra verdadera naturaleza miserable, y tratar de hacer creer a la chica en cuestión que somos mucho mejores de los que somos en realidad”, etc. Ese tipo de referencias a las miserias humanas, asumiéndolas como propias, son muy frecuentes en él).

¿Cuál es el problema? ¿Tenemos derecho a rasgarnos las vestiduras? Nosotros mismos, si alguna vez hemos hecho un examen de conciencia serio, ¿no nos hemos encontrado muchas veces con enormes contradicciones entre nuestro discurso y nuestras verdaderas motivaciones o nuestra forma de actuar? Si no ha sido así, me atrevo a decir que nunca hemos hecho tal examen…

Dolina tiene todo el derecho, como cualquiera de nosotros, a transitar por el camino que cree correcto, y lo seguirá haciendo hasta que no vea otro quizás mejor, hasta que sienta la necesidad profunda de cambiar, y lo hará cuando su corazón (o dicho de otro modo, la necesidad de crecer en amor que anida profundamente en su corazón, así como en el de todos nosotros) lo impulse a ello.

Yo aspiro a seguir disfrutando del humor único y excepcional de Dolina, sin pedirle que sea el profeta de los nuevos tiempos, ni un faro que ilumine mi camino, ni que su conducta sea intachable e inmaculada. Ni tampoco creo, como dije antes, que él pretenda ser nada de eso.

Aunque claro está, como todos los que estamos profundamente insatisfechos con nuestra mísera forma de ser (y él lo está con la suya, y creo que allí está la raíz de muchos de sus momentos de amargura), también aspire a crecer, a mejorar, de acuerdo con ciertos valores que reconozca como superiores, aunque por el momento muchos de esos valores sólo estén presentes en su discurso y en el plano de las aspiraciones (como seguramente ocurre también con muchos de nosotros).

En suma, creo humildemente que haríamos bien en dejar de formar tribunales de ética para juzgar implacablemente la conducta de Dolina, y empezar a preocuparnos más por la conducta que sí podemos (y debemos) mejorar, la conducta propia.

Eso sin dejar de disfrutar del humor único y excepcional de LVST, que ojalá continúe por muchos años más.