12 de Mayo de 2016

La venganza será terrible del 11/05/2016

Auditorio de Radio del Plata, Ciudad de Buenos Aires

Alejandro Dolina, Patricio Barton

Segmento Inicial

  • Barton: "¡Cómo me gusta comer en restaurantes étnicos!"

Segmento Dispositivo

  • El Duque de Richelieu
  • "El poderoso" ♫ (de Alberto Merlo y Enrique Uzal) por Alberto Merlo

Segmento Humorístico

  • "Mamá haceme malo que sonso me vengo solo"
  • Lista de maldades y bromas delicadas

Sordo Gancé / Manuel Moreira

  • "Una lágrima" ♫ (Nicolás Verona / Eugenio Cárdenas)
  • "Barrio reo" ♫ (Roberto Fugazot / Alfredo Navarrinei)
  • "Desafinado" ♫ (Tom Jobim)
  • "Zamba del carnaval" ♫ (Cuchi Leguizamón)

Comentarios (11)

Daniel Franz
Daniel Franz el 12 de mayo de 2016 13:05 en La venganza será terrible del 11/05/2016 dijo:

Comentario atrasado sobre el tema de la espontaneidad (lo tuve que pensar bastante): está claro que las espontaneidades de un barrabrava y de un Mahatma Gandhi, por poner dos ejemplos extremos, no pueden ser más diferentes. En un caso espontaneidad va a significar odio, violencia, insultos y todo tipo de actitudes patoteras y antisociales, y en el otro caso va a significar amor, respeto, compasión y comprensión hacia el prójimo. Mientras que uno representa nuestra herencia animal, el otro representa la capacidad del ser humano de purificarse de esa herencia animal y elevarse espiritualmente. Se podría decir que uno representa a la materia prima y el otro al producto terminado del proceso de crecimiento espiritual.
Ambos son espontáneos, pero mientras que la espontaneidad del barrabrava consiste en dejarse llevar por su condicionamiento animal y social sin oponer ninguna resistencia, la espontaneidad de Gandhi es fruto de un trabajo duro, paciente, persistente, enfocado y dirigido intencionalmente a elevarse espiritualmente. Es el resultado de pensar, hablar y actuar muchas veces contrariando lo que su "espontaneidad" animal inferior le impulsaba a pensar, hablar y actuar. Ese resistir los impulsos animales puede ser llamado hipocresía por parte de algunos, pero, lejos de eso, en realidad es un proceso de doloroso crecimiento. Partiendo de la convicción de que nuestro verdadero Ser no es, sino que en realidad está oscurecido por, esa animalidad, luego de muchos avances y retrocesos, finalmente resultó triunfante, y encontró que esta nueva espontaneidad espiritual es infinitamente más satisfactoria, más plena, y más auténticamente "natural" respecto a nuestro Ser profundo.

P.D.: A propósito de barrabravas, hago mis votos para que el partido de hoy entre Nacional y Boca (lamentablemente hay de estos elementos en cualquiera de las dos hinchadas) se desarrolle con la mayor normalidad posible (y bueno, si gana Nacional, mejor).

Daniel Franz
Daniel Franz el 12 de mayo de 2016 22:17 en La venganza será terrible del 11/05/2016 dijo:

Creo que es un paralelismo muy bueno Norberto.
Si yo agarro una trompeta e intento improvisar algo, soy un barrabrava del jazz, y si la agarra Louis Armstrong y se pone a improvisar, es Gandhi. Pero sin negar el talento natural de Armstrong, ¿cuánto trabajo duro, cuántas largas horas de ensayo habían detrás de esa espontaneidad genial?
¿Cuánto sudor y lágrimas habían detrás de los perfectos y elegantes movimientos de Julio Bocca, que parecían dibujados sin ningún esfuerzo, y que lo colocaban en una situación ideal para que, aplicando su genio, pudiera crear nuevas variantes? Sin el esfuerzo, el genio no hubiera podido manifestarse.
Zitarrosa decía en una canción "me gusta de vez en cuando perderme en un bordoneo". De ese "perderse" muchas veces encontraba grandes canciones, pero eso era posible porque, además de su inspiración, primero había dominado con perfección magistral la técnica de la guitarra tras años de esfuerzo.

Como conclusión, creo que el esfuerzo que hagamos para mejorarnos y educarnos interiormente en un cierto sentido, a partir de un objetivo que colocamos como central en nuestra vida (el crecimiento espiritual para Gandhi, cantar al sentir popular en Zitarrosa, etc) crea las condiciones favorables para que nuestra “espontaneidad” en ese sentido sea cada vez mejor y más natural.

Daniel Franz
Daniel Franz el 12 de mayo de 2016 22:59 en La venganza será terrible del 11/05/2016 dijo:

Y yo no hablaría de "estudiada espontaneidad" (lo cual sería hipocresía), lo que diría es que si logramos cambiarnos interiormente con esfuerzo, también cambia (y mejora) de manera natural aquello que nos surge pensar, hablar o hacer espontáneamente.

Cristian Kirk
Cristian Kirk el 14 de mayo de 2016 01:53 en La venganza será terrible del 11/05/2016 dijo:

¿Espontaneidad? Dan vergüenza los comentarios. Hay que agarrar un libro, un par quizás, y dejar de expresar ideas que solo provienen de una profunda ignorancia sobre como funciona la conducta humana. Ya sé que están de moda la meritocracia, el darwinismo social, el neoliberalismo -ni hablar-, etc., pero hay que aflojar un poco.

Mariano C.
Mariano C. el 14 de mayo de 2016 11:07 en La venganza será terrible del 11/05/2016 dijo:

Cristian te creés profundo y sos pensando por una ideología inoculada durante décadas y a cuenta gotas en todo el sistema educativo y cultural de occidente. Nacemos y crecemos en esa atmósfera de ideas (de inspiración socialista y marxista). Igual te entiendo pero no aporta mucho tu panfleto, no en cuanto al pensamiento se refiere. De hecho esa ideología es la causa de nuestra decadencia, de la pobreza, de la ignorancia, de la degradación en todos los ámbitos y sectores, y muy especialmente en nuestra querida latinoamérica. Y te equivocás con las modas. La que está de moda, al menos en el ámbito universitario, cultural, educacional, intelectual, social y mediático, y hace muchas décadas, es esa ideología mal entendidamente progre que defendés. No des tantas cosas por supuestas, y revisá tus ideas, te invito a ese sano ejercicio. No perdés nada.