Perfil del Usuario
Maldito chacal doliniano

Maldito chacal doliniano

En Venganzas del Pasado desde el 7 de enero de 2010 10:40

Perfil en Facebook
Maldito chacal doliniano

Chancho al trote, ¿Wikipedia en español es tu fuente? ¿Justamente esas páginas administradas por un grupo de bibliotecarios amigotes que, contrariamente a sus contrapartes en inglés, que hacen mejor su trabajo, censuran toda referencia crítica a las pseudociencias y son una pandilla de magufos crédulos y que manejan todo como un club privado? A mal puerto fuiste por leña.

Teresa de Calcuta es, en efecto, un personaje lamentable. Lo de los morideros y la malversación de fondos lo contó hace mucho tiempo ya Martín Caparrós, pero luego fue refrendado por Christopher Hitchens en su libro "The Missionary Position". Así que no es cuestión de creerle a "uno que escribe en foros".

Marcelo Huerta San Martín

Leo, tenés bastante razón en el decaimiento. Las charlas no se renuevan desde que Nicolás Tolcachier no está en el equipo (con él había un proceso de ida y vuelta muy interesante que Dolina contó alguna vez); desde que se quedó por el camino las charlas son refritos de algunas que ya fueron hechas con anterioridad, quizá ampliadas con poca idea por el equipo actual (el negro habitualmente critica al aire errores de nombres y de fechas muy evidentes).

Marcelo Huerta San Martín

"Por favor permitan también a la gente equivocarse, sino pareciera un foro de perfectos, cae bastante mal ver eso (yo que no frecuento el foro), tanto perfeccionismo y fioritura, seguro que ustedes lo harian todo mejor (no lo creo)"

Sí, me queda claro que cualquier análisis complejo te queda grande y que preferirías que el programa se compusiera de chistes como aquel del paisano que fue a comprar supositorios. Lástima, así no va a ser, me da la feliz impresión de que Dolina aspira a otras cosas.

"creo y profeso todas las pseudociencias, religiones y filosofías con las cuales simpatizan Barton y Rolón, y le hace un excelente contrapeso y equilibrio al seco y extremo escepticismo cientificista empecinado de Dolina (el cual hoy es casi imposible fundamentar ante el giro total del Paradigma científico moderno)"

A ver tus pruebas documentadas y serias, revisadas por pares, de que el "paradigma cientìfico moderno" apoya las payasadas de la pseudociencia. Hay un método de descubrir las cosas que son ciertas, y se llama método científico. Lo demás son chantadas de gente a la que la capacidad de buscar evidencias y analizar la realidad (no lo que le gustaría que fuera cierto, sino la realidad) le quedan muy grandes. Es fácil hablar de "nuevos paradigmas" y de "saberes tradicionales": eso es cháchara fácil de la New Age y no requiere aprender nada más complicado que "om". Para ir más allá, como Dolina mismo sabe por los esfuerzos que ha hecho, se requiere bastante más. Ciertamente no espero que la mayoría de la audiencia haga ese esfuerzo, pero esperar que se los tome en serio por ese tipo de pereza mental es como mínimo gracioso y como máximo, trágico.

En fin, así anda la audiencia.

Marcelo Huerta San Martín

Marcela:

Casi en completo desacuerdo con vos en un montón de cosas.

«Los silencios en la radio ("huecos" que vos decís), también son importantes. Incluso a veces, más que las palabras. Nos quieren decir algo.»

No me refiero a las pausas dramáticas. Me refiero a las vacilaciones torpes de Barton. Sumado a su pésimo manejo del idioma (ya que va a hablar de banalidades al principio, ¡por lo menos que aprenda los nombres de los objetos que menciona! Tengo grabada una ocasión en que Dolina casi se muere de vergüenza cuando se Barton se refirió a un implemento como "pituto", palabra de infame connotación policial, y se notó muchísimo esa incomodidad; por no hablar de la gramática fatal de alguien que como contrapunto tendría que estar al nivel de Dolina) y su desconocimiento de casi todos los temas que toca Dolina al principio (se le nota por las despistadas acotaciones que hace). Además, le pierdo totalmente el respeto a una persona que carece de juicio crítico suficiente para no darse cuenta de que un montón de prácticas pseudomédicas y pseudocientíficas que valora y utiliza son magufadas. Rolón tenía la manía del yoga, pero sus ideas cuestionables no pasaban de ahí. Barton tiene un bagaje infame de sandeces que cree y promociona en el programa cuando cuenta su pavada doméstica diaria. Su presencia realmente rebaja el nivel del programa en comparación con la época en la que Rolón era el partenaire principal. Más arriba leo a una persona que compara el cambio de Rolón a Barton con cambiar Coca por Pepsi; yo más bien lo compararía por cambiar un Cabernet Sauvignon por detergente berreta.

«Anoche cuando Dorio se mantuvo en silencio (opino que debe ser difícil romper ese momento) se notó muchísimo, se escuchaba una charla limpia, desintoxicada, coherente.»

Y completamente banal. Y sin ningún interés. Dolina tuvo que convocar a Dorio de nuevo, pidiéndole expresamente que hablara, porque la conversación con Barton no iba para ninguna parte interesante.

«Opino que su dicción debería mejorar, cambiar el tono, no se, hacer algo para que se entienda lo que nos quiere transmitir. A veces da vueltas sobre un concepto y lo adorna tanto pero tanto que uno se olvida de donde viene y adonde nos quiere llevar. O sea que no se debería preocupar por llenar TODOS los silencios para que no baje el nivel del programa, todo lo contrario.»

Es que no se trata de llenar SILENCIOS, Marcela, eso es lo que no entendés. Se trata de llenar la chatura que se produce cuando habla Barton cuando le toca. Estoy de acuerdo con vos en que a veces Dorio se pasa de florituras y asociaciones, pero mi impresión es que extraña la época en la que él, Rolón y Dolina intercambiaban referencias eruditas y sabía que los tres entendían de qué iba la cosa y podían disfrutarlo junto con los oyentes. Es cierto que, quizá, no hace falta que llene el espacio de él con las referencias cultas que podría hacer más las que obviamente Barton no puede. Es cierto que tendría que dejar de parecer un disco de 33 puesto en 45 (con este comentario revelo mi edad, claramente). Tiene que bajar la velocidad y tratar de no hablar a la velocidad a la que piensa. Ese es un defecto que yo también tengo y entiendo lo difícil que es evitarlo.

«Después decir que Barton es un ignorante, es un legítimo DISPARATE. Que no sepa quién fue el hijo de Enrique IV, no quiere decir que no cumpla con su papel en el programa que, claramente, no es ese. Barton vendría a ser como Stronatti, y Dorio como Rolón en cuanto al segmento intelectual del programa. Y el que mueve esos hilos es Dolina. Y está bien que así sea.»

Si fuera así, Dorio sería el serio en los sketches y Barton el chistoso. Porque Guillermo aportaba su chispa tremenda de hombre de campo y lo hacía con una brillantez insuperable. Barton no podría hacer eso ni aunque se jugara la vida, y Dorio se ve forzado a ser gracioso, con lo que suelta todo lo que se le ocurre, incluyendo (como demasiado bien comentó alguien en otro mensaje) robándole los remates a Dolina. Y bueno, es lo que hay. Pero decir que Barton es el Stronatti me parece un error.

«Él debe saber hasta donde tirar del piolín de cada uno de sus compañeros, y dónde aflojar.
Barton hace aportes humorísticos que Dorio sería incapaz de hacer.»

Puede ser. Pero son chatos. No tienen ni la altura de un Rolón ni el ingenio de un Stronatti. Pistonean en falso.

«Y de verdad, no siento para nada que Dorio anoche, haya querido decir lo que vos creés, con su silencio. Eso es de mala persona.»

No se lo diría nunca a Dolina, pero no me cabe la menor duda de que en algún momento lo pensó. Es una opinión, desde luego. Ni vos ni yo disponemos de los medios para obtener una respuesta verdadera sobre el tema, así que seguiremos en desacuerdo.

«Y en el escenario se miran, se ríen, se hacen chistes, y se nota que se aprecian y respetan. Te puedo asegurar que no pensó eso por Barton, pero mucho menos aún, por el propio Dolina.»

Lo del aprecio, de Barton y Dorio respectivamente hacia Dolina, lo sé y lo he visto; yo también presencié el programa. Entre Barton y Dorio no me queda claro, más de una vez Barton le ha contestado de un mal modo solapado a Dorio y no era parte de ninguna actuación.

«Y por último, considero que a Dorio le hacía falta un correctivo.
Pero lo que hizo Dolina anoche, (aclaro que no se si estaba preparado de antemano o no) fue responder a una "agresión" (el sentirse interrumpido) con una agresión excedidamente mayor. No fue proporcional. Y como oyente que quiere escuchar un programa de radio para distenderse, se logró el efecto inverso: tensión, incomodidad, molestia, situación por lo menos, inmerecida.»

En esto, sí, totalmente de acuerdo. Pero lo que me sorprende es la sorpresa ante la reacción. Dolina no es siempre el hombre noble que a todos nos gusta ver. Cuando se enoja, cuando se lo contraría, cuando se lo toca de mal modo o al menos de una manera que a él no le gusta, es arbitrario, caprichoso, perverso como un chico contrariado: puede llegar a grados muy importantes de ensañamiento con tal de humillar. A Rolón se lo ha hecho rara vez porque Rolón tiene una formación adecuada para manejar a personas que reaccionan así y porque ya le conoce las mañas; igual le dice las cosas, pero caminándolas por el bordecito en lugar de ir de frente, y así consigue que Dolina las digiera. Igual no se ha librado de algunos varapalos en público, pero nunca han sido tan severos como los dos o tres que se ha comido Dorio en lo que va de este último ciclo. Cuando se enoja, Dolina no mide y poco le importa estar al aire: parece evidente que lo que busca es la satisfacción de zaherir lo bastante a su oponente para dejarlo paralizado. Lo hace con oyentes que le dicen cosas que no le gustan, y lo hizo con Dorio más de una vez. Pero no es nuevo: Dolina es así, simplemente. Después puede que se arrepienta, aunque las veces que se retracta le creo tan poco como cuando va a menos hablando de sus méritos.

«Hace pocas noches tuvo dos salidas bruscas para con Dorio, y si se le va a hacer costumbre, creo que irá en detrimento aún mayor de su audiencia. Espero sinceramente que se disculpe con Dorio, (con nosotros ya lo hizo) y que lo haga al aire: dedicándole los mismos minutos y la misma convicción, que necesitó para humillarlo como lo hizo, a pesar de las 200 disculpas que Dorio le expresó como podía.»

No va a ocurrir. Eso lo dejaría demasiado mal parado. Puede que se disculpe en privado, pero en público no porque en el fondo él cree que tiene razón.

Me sorprende que diga que se disculpó con ustedes. ¿Dónde fue eso? En todo caso, esas disculpas me huelen a retractación para no perder fans, no a arrepentimiento sincero. Si vuelve a pasar algo parecido, va a reaccionar igual o peor, no lo dudes.

«Y decimos todo esto acá, porque sabemos que les llegan nuestros mensajes. No porque no nos animemos personalmente. A veces los tiempos no ayudan a que eso se produzca.»

Me importa poco que se lo digan en persona, porque no se entera nadie. Me refería a confrontarlo en un foro donde se vea obligado a leer el mensaje al aire o a saltearlo deliberadamente. La relación personal que pueda tener un grupo de privilegiados es más bien contraproducente. Salvajadas como las que se dicen acá de Dorio deberían someterlas a escrutinio público por ejemplo en la página de Facebook, para que opine gente que no forma parte del cenáculo del que unos poquísimos forman parte. Quiero creer que los miembros de ese grupo minúsculo no creen ser los oyentes más importantes de Dolina, y que los que no tenemos sitios web dedicados a él también valemos algo.

Marcelo Huerta San Martín

El programa sufrió una pérdida notable de color cuando Stronatti se quedó en Continental. Pero desde luego la pérdida mayor fue la de Rolón, que sabía perfectamente ubicarse y no enfrentar su ego con el de Dolina porque sabía que iba perdido. Cuando Rolón finalmente quiso hacer algo por sí mismo, por su carrera profesional como psicólogo y escritor, La Venganza lo perdió.

Creo que Dorio en su época anterior estaba bien, pero quizá la razón es que en ese momento eran cuatro: Dolina, Stronatti, Dorio y el "cantor ocasional", Rolón, que cada vez iba cobrando más protagonismo hasta conseguir finalmente transformarse en el compañero que todos recordamos. Dorio estaba menos desesperado en esa época, es cierto, pero hay que tener en cuenta que hay muchos, muchìsimos huecos en el programa actual que me da la impresión que Dorio se desespera por llenar, para no perder cierto nivel que el programa tuvo en el pasado, porque a Barton los zapatos le quedan grandes: no tiene ni la tremenda chispa de Guillermo ni la cultura general de Rolón, que además de sus estudios escuchó atentamente lo que presentaba Dolina y supo aprovecharlo. Barton en muchas cosas es decididamente ignorante, y no me refiero solamente a la gramática: muchas veces ha defendido pseudociencias y chantadas que tienen que haber dejado helado a Dolina; recuerdo que una vez sola intentò un enfoque popperiano con Barton ante una de sus tonterías pero debe haberse dado cuenta de que si se ponía en esa tesitura no le iba a quedar compañero. Supongo que Dorio guardando deliberado silencio por diez minutos quiso contragolpear a Dolina como queriendo decirle: "Está bien, me callo, pero con tu otro compañero no vas a poder hacer mucho".

Es cierto que Gillespi aportaba muchísimo cuando concurría, porque su imaginación y su notable sentido del disparate eran ciertamente hilarantes; era evidente que hasta Dolina se sorprendía gratamente con muchos de sus aportes, que le daban la ocasión de hacer pasos de comedia notables a partir de una pavada inicial. Muchos de los mejores momentos de años anteriores estuvieron con él. Habrá que recordarlo con nostalgia, nomás, no es probable que vuelva por ahora.

No comparto el sentimiento furiosamente "anti Dorio" que hay en muchos miembros del foro, pero sí me parece que si existe una mayoría que se opone a él, deberían hacerlo explícito. Por Twitter, por Facebook, por e-mail. Si realmente quieren que Dolina eche a Dorio, ¿por qué no se lo dicen directamente? Si Dolina lo está pensando, probablemente no mencione nada. Pero si no, y si lo apoya... ¿quién es el guapo que se banca que Dolina lo prenda fuego en público? Porque putear a Dorio en un foro que Dolina no frecuenta es fácil. A ver a quién le da la cara para decírselo directamente a él.

Marcelo Huerta San Martín
Marcelo Huerta San Martín el 7 de octubre de 2011 22:40 en Descargas dijo:

Muchachos, déjense de soñar. ¿Escucharon el programa donde se fue Rolón? No lo echó nadie: se fue para poder atender pacientes y DORMIR, y para escribir sus libros. Evidentemente le está yendo bien, lo invitan a programas como columnista (el de la Negra Vernaci por ejemplo) y en general trata de no ser solamente "el que acompaña a Dolina", algo que en principio es respetable. Y Stronatti logró algo que para cualquier locutor es un ascenso: conduce su propio programa (acompañado, es verdad). Eso tiene que haberle redituado algo, y de algo hay que vivir (no nos olvidemos que a Dolina conseguir que le paguen lo bastante para solventar los gastos de sus acompañantes siempre le resultó difícil, y hoy hay un día menos por semana porque Nacional no puede pagarles lo que piden).

A mí también me parece que en los programas con Rolón y Stronatti había una relación inmejorable entre los tres (que se notó perfectamente el programa del 30-6 cuando volvieron, incluso con Dorio, mal que les pese a los que lo defenestran). Pero de eso y del aplauso del público no se vive, muchachos. A ver si nos dejamos de soñar y vivimos con lo que hay en el presente, que con críticas y todo es mucho mejor que cualquier cosa que ofrezca la radio hoy.

Sólo falta que salga algún nostálgico a decir que los únicos programas buenos que hizo Dolina fueron los que hizo con Castelo. (No se rían, conozco al menos a uno que lo dice en serio.)

Marcelo Huerta San Martín

Nicolás, Dolina siempre prefirió la inteligencia. Leelo vos mismo:

"A lo largo del tiempo se va notando un avance, un retroceso, un cambio de rumbo. El programa es menos divertido de lo que era antes, pero también es más complicado, más complejo. Fue más actoral cuando estuvo Coco Silly, es más musical ahora que están los chicos: Moreira, con mis hijos, con Gillespi. La música es mucho mejor que antes. Es, a lo mejor, menos gracioso que cuando empezamos con Adolfo, porque era todo nuevo en ese entonces, incluso el código, y ahora no. El código no es nuevo. Incluso hay que vulnerarlo, antes era un código que vulneraba el código general, ahora es un código que nosotros mismos tenemos que vulnerar. Es decir, sucede algo parecido a lo que sucede con la historia misma de la novela policial, donde el público se va haciendo cada vez más astuto, entonces los enigmas propuestos tienen que ser también de una mayor complejidad, de una mayor astucia porque, si no, el público lo sabría, o el lector los advierte demasiado rápidamente y ya no tendría gracia. Y por otro lado hay un deseo nuestro de excelencia; no es que consigamos la excelencia, pero tenemos ese deseo de hacerlo bien, de cantar cada vez mejor, de buscar textos cada vez más complejos. Aunque a lo mejor al principio el público los rechace y pida las antiguas gracias, como suele ocurrir."

http://entrevistasdolina.blogspot.com/2010/02/alejandro-el-grande-nota-sobre.html

Marcelo Huerta San Martín
Marcelo Huerta San Martín el 12 de marzo de 2010 07:47 en Descargas dijo:

Cada vez me convence más de que a los oyentes de Dolina de los últimos años adoran la pavada y desprecian todo comentario inteligente. Dorio puede seguir, e incluso superar, los comentarios eruditos de Dolina con toda comodidad; se nota en una pequeñez, en las dedicatorias. Sus nuevos compañeros serán muy divertidos, pero no le llegan a la suela de los zapatos en cultura general. Sí, entiendo que para la mayoría de Uds. que se quejan eso no tenga ningún valor. Pero lo tiene. Tener conocimientos nos hace personas más interesantes, más valiosas, más complejas, para usar esa palabra que le gusta a Dolina. Yo estoy seguro de que él valora esa parte del programa que Uds. tanto desdeñan. Como Dolina mismo decía (en un programa viejo que tuve el placer de redescubrir estos días de repeticiones), está bien que existan otras formas más elementales de divertirse (mencionó Telefé y por la fecha y la forma es obvio que se refería a Tinelli), pero no considerar que es la única o que es obligatoria.

Por eso, a los tinellizados que se quejan porque la erudición los aburre, les digo: USTEDES son esa gente que "tiene el receptor apagado" y a la que en todas las presentaciones se ha invitado desde hace largos años a "relinchar en otros potreros". Sépanlo.

Marcelo Huerta San Martín

Que haya vuelto Dorio un par de días al programa me resultó sorprendente. Después de todo Dolina se dio el lujo de criticarlo un par de veces y el año pasado dijo claramente que sus compañeros actuales eran mucho mejores que algunos anteriores... yo en seguida pensé en Dorio pero quizá se refería a algún otro.