Perfil del Usuario
Daniel Franz

Daniel Franz

En Venganzas del Pasado desde el 19 de noviembre de 2015 12:47

Perfil en Facebook
Daniel Franz
Daniel Franz el 24 de marzo de 2017 11:57 en La venganza será terrible del 17/03/2017 dijo:

Tengo otra frase para ud, Hornets: “No por mucho madrugar, cuchillo de palo (estadísticamente hablando)”. Está tomada del libro budista sagrado "Aviven Zen".
Si no se ilumina con eso, vaya a pedirle fuego a Ping-Ting…

PD: Es indudable que acá está faltando la voz seria, atildada y circunspecta de Norberto. ¿Qué es de su vida, Norbert? Dése una vuelta por acá de vez en cuando, hombre. Se lo extraña.

Daniel Franz
Daniel Franz el 23 de marzo de 2017 23:06 en La venganza será terrible del 17/03/2017 dijo:

Vale una aclaración: estas historias, tomadas de la tradición budista zen, tanto la que mencioné yo del libro de de Mello, como la que mencionó Hornets, tomada de “Hablemos de Zen” de Alan Watts, pueden dar la impresión errónea de que la iluminación espiritual puede lograrse en un instante, como por arte de magia, y que se trata de algo más bien aleatorio, que le puede ocurrir a cualquiera que esté “en el lugar indicado en el momento indicado”.
Nada más lejos de la realidad. No es que vamos a dar un paseo por el bosque y nos iluminaremos cuando cante el primer pájaro que aparezca, o cuando alguien nos diga que Ping-Ting pide fuego.
Como dije alguna vez y repito: el camino espiritual es trabajo duro.
Estas historias parten de la base de que los llamados “discípulos” ya han hecho un largo camino hacia la superación del ego. Tienen su leña seca, esperando por la chispa que la encienda. Ya están “knockin’ on Heaven’s door”, por decirlo así (qué canción), y con una sola chispa lanzada en el momento adecuado por un maestro avezado, el fuego puede encenderse.
Con nuestra leña verde y mojada, no es de esperar que ninguna chispa de ningún maestro la pueda encender fácilmente.

Luego de innumerables intentos, Siddharta Gautama pudo decir: “no soporto más esta sed de realizar la Verdad de la Vida. Me sentaré bajo esta higuera y no me volveré a levantar hasta que me ilumine, o de lo contrario moriré de hambre y sed aquí mismo”. Él se iluminó, pero claramente no es aconsejable que ninguno de nosotros intente hacer lo mismo.

La sobrevaloración de nuestro estado espiritual, muy propia del ego y tan común de ver, a partir de la falta de una introspección y autocrítica profundas, puede llegar a ser muy auto-destructiva, y dejarnos estancados en la infancia espiritual por largo tiempo.

Dígamelo a mí...

Daniel Franz
Daniel Franz el 23 de marzo de 2017 13:40 en La venganza será terrible del 17/03/2017 dijo:

¿¿¿“TODO es hijo de lo improbable, estadísticamente hablando”??? Hoy me está matando con sus frases, Daril. Deténgase, por favor. Me hirve la cabeza.

Otro cuentito corto que estoy seguro que le va a encantar, Enoch:

Aquel discípulo se quejaba amargamente ante el maestro porque, por más que se esforzaba, no podía alcanzar la realización de la Verdad. El maestro no le contestó nada, pero lo llevó a dar un paseo por el bosque. Cuando estaban caminando, un pájaro cantó.
- “¿Has escuchado?”, preguntó el maestro.
- “Sí”, contestó el discípulo.
- “¿Entiendes ahora?”.
- “Sí”.

(De “El Canto del Pájaro” de Anthony de Mello).

Daniel Franz
Daniel Franz el 23 de marzo de 2017 12:10 en La venganza será terrible del 17/03/2017 dijo:

Es muy meritorio lo que hicieron sus maestros, Enoch.
Me sacaría el sombrero, si tuviera uno.
Con todo ese despliegue tecnológico me imagino que les será muy sencillo tomar unos cuantos elementos de la Tabla de Mendeleiev y fabricar no le digo una procesión perfectamente coordinada, sino una sola, pequeña e insignificante hormiga.
Si no lo han hecho aun, seguro será porque no quieren perder tiempo en cuestiones tan menores.

Daniel Franz
Daniel Franz el 23 de marzo de 2017 11:01 en La venganza será terrible del 17/03/2017 dijo:

Es muy interesante lo que dice, Daril. No nos damos cuenta de cuánta fe ya estamos teniendo al dar por sentado que el mundo es lo que parece ser.

Agrego: No creemos en los milagros, sin darnos cuenta de que TODO es un milagro.
Un maestro le contaba a sus discípulos:

“… aquel hombre vino y me dijo: ‘no creo en Dios ni en ningún poder o inteligencia superior’. Yo miré hacia la ventana. Los rayos de sol inundaban la habitación. Afuera, un concierto de pájaros ponía una nota de inexplicable armonía y belleza. Las flores se abrían para que las abejas libaran de su néctar con el que fabricarían su miel, obteniendo a cambio la posibilidad de la fecundación y expansión. A mis pies, una larga procesión de hormigas procedían con infalible certeza a realizar sus labores diarias… No pude contestarle nada a aquel hombre. ¿Qué podía decirle?”

Daniel Franz
Daniel Franz el 22 de marzo de 2017 13:51 en La venganza será terrible del 17/03/2017 dijo:

Tiene toda la razón, Genaro, me expresé mal, la forma de expresión de ideas o creencias no invalidan el contenido. Alguien puede decir perfectamente: “la Tierra gira alrededor del Sol, y el que no sepa eso es un pobre estúpido ignorante”. La forma de expresión es agresiva e hiriente, pero eso no afecta la verdad científica de que la Tierra gira alrededor del Sol. El que se expresa así, por más que sea un grosero, es indudable que está en posesión de un conocimiento científico válido, correcto y verificable.

Yo no estaba pensando en ese tipo de verdades científicas y exteriores, sino más bien (aunque no lo dije con claridad) en estados espirituales interiores, donde creo que se introduce un matiz diferente. Si alguien dice: “hay que amar al prójimo como a uno mismo, y a los que no lo hagan habría que darles palo hasta que aprendan”, eso no invalida el valor indudable que tiene el amar al prójimo como a uno mismo, pero esa persona sí SE INVALIDA A SÍ MISMA como representante del estado espiritual necesario para alcanzar ese amor. Pierde toda validez como vocero de las ideas que quiere pregonar. Esa persona podrá continuar hablando maravillas sobre el amor, la compasión, la piedad, el perdón, etc, pero para mí serán palabras huecas que estará repitiendo de lo que escuchó decir o leyó alguna vez, y no serán representativas de su estado espiritual real.

Daniel Franz
Daniel Franz el 20 de marzo de 2017 19:13 en La venganza será terrible del 17/03/2017 dijo:

Pero por otro lado también le digo, Enoch, que puedo entender que a todos nos causa un rechazo especial cuando alguien se expresa con petulancia, pedantería o desprecio por las ideas o formas de ser o de entender ajenas. Todos tragamos saliva una o dos veces cuando observamos estos comportamientos, sea en foros de internet, reuniones sociales, etc, aun cuando esas expresiones no vayan dirigidas particularmente a nosotros, o aun cuando, en el fondo, podamos estar de acuerdo total o parcialmente con las ideas expresadas. La forma de expresión de las ideas desvirtúa y anula totalmente el posible valor del contenido.

Simpatizamos inmediatamente con un humilde aborigen que cree que hay un dios para cada fenómeno natural, pero nos cuesta simpatizar con aquellos que sostienen ideas que tienen mayor grado de credibilidad, pero que son expresadas desde un olimpo de omnisapiencia e infalibilidad, con el pobre agregado de la lástima y el desprecio para aquellos que no ven las cosas de una manera “tan clara” como las ven ellos (con lo cual le digo: fue muy malo el ejemplo que puse).

Lo comprendo, y muchas veces me pasa lo mismo que a ud. Pero hay algo que lo que estoy totalmente convencido: cuando alguna actitud o forma de ser de otros nos molesta mucho, la causa profunda de esa molestia hay que buscarla (y erradicarla) en nosotros mismos.

Este es quizás uno de los exámenes más difíciles a aprobar en el largo camino espiritual hacia la superación del ego (vio que me había aguantado bastante sin mencionar al tradicional adversario).

Daniel Franz
Daniel Franz el 20 de marzo de 2017 11:08 en La venganza será terrible del 17/03/2017 dijo:

No, Daril, fue una continuación del comentario anterior que iba dirigido a Enoch, creí que estaba claro por el contexto, le pido disculpas.
Igualmente vale su explicación de lo que haría en tal caso, y me parece respetuosa y compartible su actitud.

Daniel Franz
Daniel Franz el 20 de marzo de 2017 10:14 en La venganza será terrible del 17/03/2017 dijo:

No quiero pensar lo que haría ud si se encuentra con un integrante de una tribu primitiva que le tratara de explicar que hay un dios de la lluvia, otro del rayo y otro del trueno, todos los cuales evidentemente trabajan de una manera muy coordinada.

Daniel Franz
Daniel Franz el 20 de marzo de 2017 07:38 en La venganza será terrible del 17/03/2017 dijo:

¿El 7 de marzo es uno de los “idus de marzo”? Digo, porque parece que también desata pasiones. Además, pregunto porque en el almanaque que me dieron en la verdulería, los idus no están debidamente señalizados. Ante mi protesta, el verdulero se limitó a murmurar “Carpe diem” (o algo así) mientras seguía acomodando los tomates.

No creo que sea ese el camino, Enoch. Si nos burlamos y ridiculizamos a otras personas porque sostienen creencias distintas a la nuestras, aun más con el agravante “delante de los niños”, el mensaje que captará el niño no será “esas creencias son absurdas”, sino “es justo y válido que, ante creencias distintas a las mías (que por cierto son verdaderas e inapelables) me burle y ridiculice a quienes las sostienen, y sienta por esas personas un odio que puede llegar incluso al punto de desear su desaparición física”.
Observando la historia de la humanidad, resulta claro que esa línea de pensamiento ha sido la ampliamente predominante hasta ahora, con los resultados que están a la vista...
Estoy convencido de que el ser humano es capaz de algo mejor que eso.

Visitante: “Maestro, mi hijo sólo me da problemas, ya no sé qué hacer con él. ¿Qué me aconseja que haga?"
Maestro: "Ámelo más".

Daniel Franz
Daniel Franz el 18 de marzo de 2017 05:23 en La venganza será terrible del 07/03/2017 dijo:

Estuve leyendo alguna reseña sobre el 1er libro que ud me recomendó, Hornets.
Seguramente deberé leer más, pero en principio le digo que insisto en el mismo concepto: no creo en atajos ni en fórmulas mágicas para nada en la vida, y menos para avanzar en el camino espiritual.
Reitero: sólo se puede hablar de avance espiritual cuando hay una trasformación del carácter que tienda a superar el egoísmo y el condicionamiento animal básico del ser humano; cuando se logra transmutar odio por amor, ira por serenidad, desprecio por compasión, egoísmo por generosidad, etc.
Ninguna droga ni ejecicio respiratorio puede lograr esto, sólo el esfuerzo constante, firme y plenamente auto-consciente, fuertemente motivado por la gran insatisfacción que, a partir de una severa introspección y auto-crítica, hemos llegado a sentir por el estado mental y espiritual en que nos encontramos.

Daniel Franz
Daniel Franz el 16 de marzo de 2017 19:47 en La venganza será terrible del 14/03/2017 dijo:

Es como ud dice, Enoch, Uruguay que en su tiempo tuvo una cultura propia importante (aunque siempre un poco afectada de europeísmo) ha pegado un bajón en las últimas décadas, y cada vez se consumen más productos culturales de otros países, en un proceso que con la globalización sólo puede seguir creciendo.

Con nuestros hermanos mayores argentinos es indudable que hay una simbiosis cultural desde siempre. Recuerdo de chico que mi abuela se reía (y lloraba) con las viejas películas en blanco y negro de Sandrini o Pepe Arias, que acá el canal oficial pasaba casi todas las tardes. Ahora el consumo se ha extendido a programas de entretenimiento, telenovelas, programas de chismes, de análisis político, noticieros, etc.
Y también se ven muchos más programas norteamericanos, series por ejemplo. Hay que reconocer que, nos guste o no la mentalidad social que reflejan, son productos más elaborados (“The Big Bang Theory” es una genialidad). Capítulo aparte para “Los Simpson”, no sólo una genialidad sino una feroz auto-crítica de la sociedad norteamericana, mucho más ácida que cualquier otra que se le haya hecho desde afuera.

En definitiva, creo que estamos todos más o menos igual, tampoco se crea que porque andamos con el mate por la calle (sobre todo cuando cumplimos con el ritual de caminar por la rambla) tiramos manteca al techo.

El problema no es la globalización. Como creo que ya se imaginará lo que le voy a decir, el problema es el estado mental y espiritual del ser humano que genera la cultura que luego se globaliza, y la única solución posible es tratar de cambiar ese estado de cosas desde adentro (de nosotros mismos).

Daniel Franz
Daniel Franz el 16 de marzo de 2017 15:47 en La venganza será terrible del 07/03/2017 dijo:

Está bien Genaro, no fue mi intención ofenderlo, le pido disculpas si fue así.

Sólo quise enfatizar, y lo vuelvo a hacer, que las drogas son siempre una pésima elección para todo en la vida, y aun más para usarlas como atajos en el camino espiritual. No es un tema de moralidad barata, es un tema de que son absolutamente inútiles para el fin que se busca, y potencialmente muy dañinas. No abren ninguna puerta, más bien las cierran. Así como engañan para la vida práctica, llevándonos a un mundo de ilusiones, falso y efímero, del mismo modo nos engañan en la vida espiritual, haciéndonos creer que estamos a las puertas de la unión mística con el cosmos, cuando en realidad estamos muy lejos de eso.

Los maestros de verdad –para mí, aunque respeto si ud no cree en ellos, o si cree que los maestros verdaderos están por otro lado- nunca han aconsejado atajos, nunca han prometido soluciones fáciles ni jardines de rosas. Ellos nos dijeron que hay un camino, estrecho, difícil, parecido a nadar a contracorriente de un tsunami, para superar el ego al que estamos tan apegados, y alcanzar la plenitud espiritual verdadera. La disminución y eventual superación del ego, y la consecuente apertura al amor y a la compasión en nuestros corazones, es, dicen los maestros y yo lo creo, el único verdadero test del progreso espiritual, y no visiones (pretendidamente) místicas, percepciones paranormales, etc, todo lo cual no pasan de ser (en el mejor de los casos, como dije antes) fuegos de artificio que nos distraen de nuestro objetivo de crecimiento espiritual.

Desde los hombros de gigantes espirituales en los que trato de apoyarme, le desaconsejo totalmente ese camino, pero desde ya que le deseo lo mejor si ud decide entrar o persistir en él. Por mi parte, tengo claro que no lo haré.

Daniel Franz
Daniel Franz el 15 de marzo de 2017 23:29 en La venganza será terrible del 14/03/2017 dijo:

Buenas tardes, soy la vieja de la esquina, y me llamo Zoila justamente.
Quería decirle, señor Soames, para que sepa, que tengo las cosas más claras que muchas jóvenes que viven a mitad de cuadra.

Acá es el muro para mandarle mensajes a Dolina, ¿no? Entonces le digo Dolina: siga siempre con ese muchacho Castelo que es un encanto.
Asisto seguido con mi esposo (que se llama Sixto C.Guido justamente) a la matiné pa las viejas, pero cuando llegamos al Tortoni, por una cosa o por otra nunca nos dejan entrar.
Para 3er integrante me gusta Luis Sandrini o Juan Carlos Thorry, pero ud no se deje influenciar, elija al que más le guste.
Saludos y sigan así.

PD: Con todo el cariño hacia doña Zoila y don Sixto, a quienes quiero entrañablemente, pero no los pondría de asesores gubernamentales ni al frente de ningún ministerio (por el bien de ellos en primer lugar).

Daniel Franz
Daniel Franz el 15 de marzo de 2017 08:22 en La venganza será terrible del 07/03/2017 dijo:

Expreso mi rechazo más enérgico al uso de drogas a todos los efectos, y en particular con el fin de acceder a “estados superiores de conciencia”, “visiones místicas”, o similares.

Hay muchos chantas, chamanes, gurúes new age, escritores (muy vendidos), etc, en fin, un lote importante de mercaderes de la espiritualidad, que prometen fórmulas mágicas a los/as incautos/as (que son muchos/as), donde el slogan parece ser “¡Hágase Buda en 2 semanas o le devolvemos su dinero!”.

El camino espiritual verdadero no tiene nada que ver con el uso de drogas ni con atajos de ningún tipo. Menos aun tiene que ver con el esoterismo, el ocultismo, o la magia negra, blanca, azul o del color que sea. Tampoco tiene nada que ver con rituales exteriores.

La espiritualidad verdadera tiene todo que ver con la reforma integral del carácter, con la superación del egoísmo, con el crecimiento en amor y en compasión. Una persona que cree estar en posesión de un gran conocimiento espiritual porque tiene "visiones místicas", mientras que alberga en su corazón odio, desprecio, ira, envidia, vanidad, y demás sentimientos ego-céntricos, ciertamente está muy extraviada.

Los estados superiores de conciencia y las visiones místicas, si ocurren –y en todo caso no es algo de lo que tengamos que preocuparnos ahora- deberán ser el resultado de una maduración espiritual sana. Los atajos sólo pueden provocar estados difusos y efímeros, generalmente ilusorios, que no sirven para nada (en el mejor de los casos) o incluso pueden llegar a ser muy peligrosos, por la gran confusión que se puede producir en la persona que intenta ingresar forzadamente a un estado para el cual no está preparada.

Daniel Franz
Daniel Franz el 13 de marzo de 2017 14:08 en La venganza será terrible del 09/03/2017 dijo:

Creo que en sus diálogos con Dolina, Barton hace un doble juego con habilidad magistral: por un lado representa la voz de la sensatez, del sentido común, ante los vuelos absurdos de Dolina, pero por otro lado alimenta ese absurdo, con una naturalidad tal que lo hace parecer un diálogo coherente y lógico.
Es como un colchón que suaviza los choques entre lo lógico y lo absurdo, o también podría decirse que los concilia. Los diálogos que se generan con Dolina muchas veces son dignos de Ionesco. Hace un tiempo me referí a otro diálogo, en el cual Dolina empezó presentándose como un eximio tirador de dardos, y finalmente luego de varias idas y vueltas terminó confesando que nunca había tirado ninguno. El comentario de Barton ante esa confesión creo que es genial: “¡Ah, hubiera empezado por ahí!”. No hubo un choque o un salto abrupto, no hubo un “¡pero señor, entonces me estuvo mintiendo groseramente hasta ahora!”. Barton suaviza, amalgama, ensambla lo absurdo y lo lógico, y los integra a un todo coherente (absurdamente coherente).

En japonés, la palabra “Barton” y la palabra “qué lo parió” son la misma, por lo menos para mí.