Perfil del Usuario
Daniel Franz

Daniel Franz

En Venganzas del Pasado desde el 19 de noviembre de 2015 12:47

Perfil en Facebook
Daniel Franz
Daniel Franz el 24 de noviembre de 2016 09:53 en La venganza será terrible del 22/11/2016 dijo:

No quiero ser pesado, ¿verdad?, pero creo que nuevamente hay una confusión en la parte musical del resumen. Pancho Sierra era un curandero y músico argentino (autor entre otras de la milonga “Abran Cancha”), al cual se lo suele confundir con Sigmund Freud, tanto por el aspecto físico como por la similar rigurosidad científica que ambos utilizaban en sus respectivos trabajos.
Incluso se da el caso de que se coloca erróneamente el retrato de uno en lugar del otro en los consultorios psicológicos (o sea, a veces se pone erróneamente el de Sigmund Freud).
Lo que quiero decir entonces es que “Al ritmo del pan dulce de Rolón” (“Der Rhythmus der süßen Brot lizenziert Rolon“) es en realidad una milonga tirolesa de autoría de Sigmund Freud (música y masa) y Carl Gustav Jung (letra, pasas y frutas secas).

PD: Creo que, para beneplácito general, voy a dejar de hacer este tipo de sugerencias, en atención al eco nulo que encuentran las mismas ("El Eco Nulo", qué nombre para una novela).

Daniel Franz
Daniel Franz el 21 de noviembre de 2016 16:02 en La venganza será terrible del 18/11/2016 dijo:

Querido amigo Claus: acerca del lenguaje rimbombante que utiliza sobre la ciudad donde me ha tocado habitar, tengo 3 hipótesis:
1) Nunca estuvo en Montevideo.
2) Estuvo en Montevideo pero nunca salió de la rambla y alrededores.
3) Estuvo en Montevideo, salió de la rambla y alrededores, y me está gastando, con toda justificación.
Créame que si pudiera irme al medio del campo, o al menos a algún balneario de la costa de Canelones (donde allí sí tuve la fortuna de habitar unos años) lo haría sin dudar.

Sobre el programa de radio por el que ud me pregunta: ante mi total desconocimiento del mismo, hice una búsqueda en internet como cualquier hijo de vecino, y finalmente terminé llamando a El Espectador.
Efectivamente hubo un programa llamado Planetario en El Espectador, pero ya hace muchos años que no está más (en la radio no me supieron decir cuántos).

En internet encontré una nota del 2009 al conductor del programa, Alejandro Ferreiro, con motivo del lanzamiento de una novela que escribió:
http://www.montevideo.com.uy/contenido/Nuevo-libro-de-Alejandro-Ferreiro-98516
y tanto por la nota como por los comentarios queda claro que ya en ese momento Planetario no estaba en el aire. Quizás el levantamiento del programa se produjo cuando Ferreiro aceptó la beca para irse 6 meses a Francia, como lo explica en esa nota.

No tengo más información para darle. Si me lo llego a encontrar a Ferreiro por la calle, créame que lo paro y luego de increparlo con frases del orden de “¿De qué te la das, compadrito?” le pregunto cuándo piensa volver con el programa, que sus fans del otro lado del charco lo están esperando.

Daniel Franz
Daniel Franz el 20 de noviembre de 2016 21:00 en La venganza será terrible del 18/11/2016 dijo:

Perdón que me introduzca en esta conversación pero etc.
Voy a decir algo que es de perogrullo: todos los que estamos en este foro somos asiduos escuchas de LVST, algunos seguidores desde muchos años o décadas atrás, todos somos admiradores del programa y creo que todos nos sentimos inmensamente agradecidos a LVST, y a Dolina en particular, por tantos buenos momentos de humor, enriquecimiento cultural, reflexión y música que nos ha hecho pasar en todo este tiempo.
Por algo participamos de una forma u otra de VDP, un proyecto que busca, sobre todo, homenajear a este programa, y preservar y hacer accesible para todo el mundo su archivo histórico, que como se ha dicho, de otra manera probablemente se perdería o sería muy difícil de reunir. Algunos simplemente y muy modestamente hacemos comentarios, hablamos sobre diferentes aspectos del programa (y a veces también de cualquier otro tema, a decir verdad), pero hay otros, como Claus, Mariela, Norberto, por supuesto Juan, y deben haber muchos más que no conozco, que tienen un compromiso mayor y una participación mucho más activa, y dedican gran cantidad de su tiempo y esfuerzo en forma honoraria para enriquecer el sitio, subiendo audios, escribiendo resúmenes, etc. La admiración, el cariño, el respeto y el agradecimiento de todos nosotros, pero en especial de estas personas, hacia Dolina me parece que está más allá de cualquier duda.

Eso no quiere decir que no podamos criticar eventualmente algunos aspectos del programa, o discrepar con alguno de los dichos de Dolina sobre diversos temas, o con alguna de sus actitudes.

Si alguien se da cuenta de que Dolina está repitiendo charlas de hace más de 20 años atrás (sólo el hecho de que haya advertido ésto que para la inmensa mayoría de nosotros pasó totalmente desapercibido, da cuenta de su gran devoción al programa) y lo manifiesta desde el cariño, creo que está haciendo un aporte importante que, si Dolina mantiene ese fuego sagrado dentro suyo, le tiene que servir para impulsarlo a mejorar. Por supuesto, no quiere decir que no pueda repetir una charla veinte años después, lo que creo que se está diciendo es que tal vez necesite aplicarle un poco de trabajo creativo para modernizarla, ponerla en otro contexto, enriquecerla con algún otro aporte, etc, y no sea una simple réplica palabra por palabra.

A propósito: mucho se ha hablado acá de la real o supuesta disminución de la creatividad de Dolina, de su aburguesamiento, de su pesimismo, etc.

Quiero traer un ejemplo que me es muy querido: recientemente falleció en Montevideo a los 92 años Carlos Maggi. Escritor, dramaturgo, articulista, periodista, etc, se mantuvo hasta el último día de su vida en plena actividad. Había terminado recién de estrenar una obra de teatro y de escribir un libro, participaba diariamente de un programa periodístico en radio, escribía artículos para diarios y frecuentemente era invitado a dar su opinión sobre distinto temas (sobre todo políticos) en programas de televisión. La muerte le llegó súbitamente cuando se vestía para concurrir a la radio, a pie como todos los días.
Maggi no era un superhombre. Su mantenimiento en tan excelente estado a una edad a la que la mayoría de las personas no llegan o llegan con gran disminución de sus capacidades físicas y mentales tiene una explicación, y claramente es (además de una genética favorable): mantenerse activo, inquieto intelectualmente, productivo, con deseos de crear, de innovar, siempre leyendo y escuchando todo lo que pasaba en el mundo, siempre con la mente abierta a nuevas ideas, a nuevas visiones del mundo y de la vida.

Dolina al lado de Maggi es un botija. No puede permitirse anquilosarse ni aburguesarse. Y los que lo queremos y admiramos tenemos que ser los primeros (ante los primeros síntomas de descenso) de impulsarlo a mantenerse activo, abierto e inquieto hacia la búsqueda de nuevas formas creativas.

Creo que eso demuestra mucho mejor el amor hacia Dolina (y hacia cualquier persona en general) que la aceptación pasiva de la declinación y la inclinación hacia las comodidades y facilismos, cuando no hay ningún motivo para ello y cuando, como decían antes los boletines escolares, sin dejar de agradecerle enormemente lo que ya ha dado, “puede y debe dar mucho más”.

Daniel Franz
Daniel Franz el 19 de noviembre de 2016 11:22 en La venganza será terrible del 18/11/2016 dijo:

Me resulta más que llamativa la mención en este programa a Pompeyo Audivert, poco tiempo después de la referencia que Norberto hiciera de este actor pocos días atrás. Mire que Dolina ha organizado y concurrido a fiestas con actores, y mucho Darín, mucho Lito Cruz, mucha Esther Goris, pero (que yo recuerde) hasta ahora nunca había figurado el amigo Pompeyo (a quien no conocía, debo decir) en ninguna de esas fiestas.
¿Será que tiene razón Mariano cuando dice que Dolina entra en secreto a VDP? Y en tal caso, ¿habrá sido una referencia involuntaria, subconsciente, o habrá sido como una guiñada hacia VDP, una especie de gesto de buena voluntad, como diciendo “todo bien, muchachos, yo también entro a su página de vez en cuando”?
Si es así: grande, maestro.

PD: Si ud entra a la página sabrá que yo siempre lo apoyé, ¿verdad? Se lo digo porque tengo pensado presentarme cuando venga a Montevideo en diciembre, para saludarlo y pedirle que, si es tan amable, me firme y dedique uno de sus libros (traiga el que ud quiera, puede ser El Quijote o La Ilíada, no tengo preferencias).
No, hombre, no, ¿cómo se le ocurre que lo voy a salir mangueando? De ninguna manera. Bueno, en todo caso si sale de ud, como cosa suya…

Daniel Franz
Daniel Franz el 19 de noviembre de 2016 07:23 en La venganza será terrible del 18/11/2016 dijo:

Muy bueno el segmento musical, recorriendo todo el repertorio de Michael Jackson.
Un tirón de orejas para el que hace el resumen: creo que sería mejor poner los títulos originales:

  • "When you are not" (Michael Jackson/Gardel/Le Pera).
  • "The one who dawned" (Michael Jackson/Gallo/Quintana).
  • "I refuse becoming so mad (Pain in my heart)" (Michael Jackson/Charly García).
  • "By the way" (Michael Jackson/Sandro).
Daniel Franz
Daniel Franz el 16 de noviembre de 2016 20:11 en La venganza será terrible del 15/11/2016 dijo:

Muy buena la charla sobre Mozart.
"Tenía una memoria prodigiosa, prodigiosa hasta lo diabólico"; adjetivo extraño si los hay en los informes de Dolina, ¿o estaba citando otra fuente (que no menciona)?
El arzobispo espiando a Mozart para ver si el padre no componía por él, ja, ja.
Genial la anécdota de la apuesta con Hadyn.
Me pinchó el globo, yo que pensaba ir a Viena para ver la tumba de Mozart...

Daniel Franz
Daniel Franz el 16 de noviembre de 2016 08:13 en La venganza será terrible del 14/11/2016 dijo:

¿Cuál es su opinión Norberto sobre nuestra condición humana?
No me conteste ahora, vamos a una pausa…

¡Felicitaciones!, si ud logra verse a sí mismo de forma tan despiadada, si está tan insatisfecho con su forma de ser, no creo equivocarme si le digo que ud no está lejos de descubrir algo grande…
(No le voy a decir “ÉSTA”, no, no se crea que por hacer un chiste etc. De chiquito me enseñaron que con la iluminación espiritual no se juega (¿o era con la electricidad?, no me acuerdo bien)).

En otro orden de cosas, yo creo que ud subestima lo que podemos esperar de Dolina en esta etapa de su vida. Más allá del humor, de si se ha aburguesado, de si viene el ladrón a ponerle la inyección o no, de la cartelería amorosa a utilizar con la hija de un polaco celoso, o del “¿sabe ud cuántas personas…?”, etc (todo lo cual por mí podría repetir ad infinitum porque siempre me río), tal vez Dolina va a dejarnos ahora el más importante de sus mensajes: el testimonio de una persona con una inteligencia superior, enfrentado a la angustia existencial básica de la vida humana, que no logra ver por ahora ningún camino de salida a esa angustia, y que siente muy en profundidad la contradicción entre la vida material finita, limitada, imperfecta, injusta, y los más altos ideales de felicidad y plenitud (e infinitud) que habitan en lo más profundo de su corazón, y que pugnan por expresarse.

Daniel Franz
Daniel Franz el 15 de noviembre de 2016 11:01 en La venganza será terrible del 11/11/2016 dijo:

Una última reflexión de mi parte sobre los sucesos de notoriedad:
La verdad, a mí me importa poco (por no decir nada) el discurso de las personas: qué ideas declaran defender, qué principios declaran enarbolar o qué sistemas políticos, económicos o sociales declaran impulsar. Me importa mucho más cómo son en profundidad, en su corazón, lo cual muchas veces los discursos exteriores no reflejan fielmente.

Dolina es para mí un hombre dotado de una altísima capacidad intelectual, un gran bagaje cultural y un excepcional sentido del humor, a quien le agradezco inmensamente por los grandes momentos que me ha hecho y me hace pasar.
Pero no lo tengo como un referente ético o moral, ni como un ideal a seguir en mi vida. Ni tampoco creo que él mismo, consciente de sus limitaciones, pretenda serlo para nadie.
Creo que Dolina, que en otros sentidos es excepcional, en su transitar diario por la vida no es muy distinto de la mayoría de las personas; se mueve por intereses similares, tiene los mismos deseos y ambiciones, los mismos miedos y las mismas angustias que cualquier otra persona. Tal vez estas características estén agudizadas, exacerbadas, por su gran intelecto, pero no trascendidas, no superadas.
Tiene las mismas alegrías y tristezas, busca los mismos placeres y trata de escapar de los mismos dolores; tiene las mismas dudas, flaquezas, tentaciones, broncas, contradicciones, limitaciones, etc, que podemos tener cualquiera de nosotros.

Y en realidad, ¿por qué habría de ser de otro modo?
¿Por qué habríamos de pedirle a Dolina, a partir de su capacidad intelectual excepcional y gran sentido del humor, que sea además un paradigma ético y moral? ¿Tiene alguna relación una cosa con otra? ¿Es culpa de Dolina que estemos esperando que actúe siempre en forma justa y ecuánime, o aun más, que actúe siempre inspirado por sentimientos del más alto orden, como el amor, la compasión, el altruismo, el desinterés material, el perdón, la piedad (más allá de que en su discurso apele a estos valores)?
¿Por qué no habría de tener limitaciones, carencias y contradicciones como todos nosotros? Dolina mismo es consciente y suele burlarse de sus propias miserias en ciertos sentidos (“en eso consiste el noviazgo, en tratar de ocultar nuestra verdadera naturaleza miserable, y tratar de hacer creer a la chica en cuestión que somos mucho mejores de los que somos en realidad”, etc. Ese tipo de referencias a las miserias humanas, asumiéndolas como propias, son muy frecuentes en él).

¿Cuál es el problema? ¿Tenemos derecho a rasgarnos las vestiduras? Nosotros mismos, si alguna vez hemos hecho un examen de conciencia serio, ¿no nos hemos encontrado muchas veces con enormes contradicciones entre nuestro discurso y nuestras verdaderas motivaciones o nuestra forma de actuar? Si no ha sido así, me atrevo a decir que nunca hemos hecho tal examen…

Dolina tiene todo el derecho, como cualquiera de nosotros, a transitar por el camino que cree correcto, y lo seguirá haciendo hasta que no vea otro quizás mejor, hasta que sienta la necesidad profunda de cambiar, y lo hará cuando su corazón (o dicho de otro modo, la necesidad de crecer en amor que anida profundamente en su corazón, así como en el de todos nosotros) lo impulse a ello.

Yo aspiro a seguir disfrutando del humor único y excepcional de Dolina, sin pedirle que sea el profeta de los nuevos tiempos, ni un faro que ilumine mi camino, ni que su conducta sea intachable e inmaculada. Ni tampoco creo, como dije antes, que él pretenda ser nada de eso.

Aunque claro está, como todos los que estamos profundamente insatisfechos con nuestra mísera forma de ser (y él lo está con la suya, y creo que allí está la raíz de muchos de sus momentos de amargura), también aspire a crecer, a mejorar, de acuerdo con ciertos valores que reconozca como superiores, aunque por el momento muchos de esos valores sólo estén presentes en su discurso y en el plano de las aspiraciones (como seguramente ocurre también con muchos de nosotros).

En suma, creo humildemente que haríamos bien en dejar de formar tribunales de ética para juzgar implacablemente la conducta de Dolina, y empezar a preocuparnos más por la conducta que sí podemos (y debemos) mejorar, la conducta propia.

Eso sin dejar de disfrutar del humor único y excepcional de LVST, que ojalá continúe por muchos años más.

Daniel Franz
Daniel Franz el 11 de noviembre de 2016 09:45 en La venganza será terrible del 10/11/2016 dijo:

Sí, DF, tal vez ud tiene razón en lo que dice (ahora yo era otro tipo) pero tenga en cuenta que si uno descarga el programa de internet, luego puede escucharlo salteándose la parte comercial.
Le acepto la crítica, querido amigo (ahora era DF de vuelta) pero tengo la impresión (y es mi propia experiencia en general) de que mucha gente que descarga el programa, por comodidad, luego escucha el programa entero como si estuviera escuchando la radio, sobre todo si mientras tanto realiza otras tareas, como por ejemplo cocinar.
Y aun en el caso de que se saltee la tanda, siempre hay un mínimo que le resulta inevitable escuchar.

En el balance, creo que VDP suma y no resta a los intereses comerciales del programa. En todo caso, sería un estudio interesante que podrían realizar los productores/as del programa, cuya utilidad ha sido tan cuestionada.

Daniel Franz
Daniel Franz el 11 de noviembre de 2016 08:28 en La venganza será terrible del 10/11/2016 dijo:

Excelente el programa de hoy, creo que de los mejores de los últimos tiempos. Muy creativos cualquiera de los dos. Hasta el canto del Sordo me gustó más que otras veces.

Lo dicho: iba a concurrir poca gente a ver el programa en vivo al “Caras y Caretas”. Aunque claramente no era el mejor día para hacer ese tipo de mediciones.

“¿Momia y encima congelada? Sólo falta que juegue en Boca…”. No continúe con esas bromas, Barton, queremos tenerlo muchos años con nosotros…

Una consideración sobre la crítica de Dolina a VDP en la parte de mensajes de los oyentes: tal vez tenga razón desde el punto de vista legal (no entiendo nada de copyrights y demás yerbas), pero me parece que debería considerar que el trabajo de VDP es positivo para el programa, ya que le aporta una audiencia adicional (que creo que puede ser muy importante, habría que medirla) de gente que no podría escucharlo a la hora en que se emite, o bien gente que no podría escucharlo de ninguna forma porque no llega ninguna repetidora de la radio a la localidad donde vive. Y no sólo le extiende la audiencia al programa en sí, sino también al espacio publicitario, con lo cual los anunciantes del programa ven extendido el alcance de sus mensajes, y eso seguramente deberá ser tenido en cuenta a la hora de que los productores del programa valoricen mejor el minuto de publicidad.

Con lo cual, evidentemente, todos somos felices para siempre.

Distinto sería (y en tal caso entendería la molestia de Dolina) si VDP hiciera una edición del audio eliminando el espacio publicitario.

PD: Hoy el audio se corta abruptamente antes del final del programa.

Daniel Franz
Daniel Franz el 9 de noviembre de 2016 15:02 en La venganza será terrible del 08/11/2016 dijo:

La reflexión inicial de Dolina, que arrancó con la transmisión del partido Barcelona-Sevilla y terminó con un gran abrazo “para todos los poderosos del mundo”, si bien se disfrutó como una obra maestra de la ironía y el sarcasmo, por otro lado me entristeció por el estado de ánimo de hondo pesimismo que puso de manifiesto.
Luego, afortunadamente, el programa tiene un efecto terapéutico sobre él, se nota que va mejorando rápidamente.

Es cierto, vivimos en un mundo “difícil, áspero”. Mucho bálsamo suavizante (en la forma de corazones con más amor, más comprensión, más compasión, más respeto) es necesario.

Arriba el ánimo, maestro.